7 de octubre de 2010

PÁNICO ESCÉNICO


Foto: Marijo Grass


Me siento como el auténtico hombre araña, pero nadando a contra corriente en un Hudson de tebeo. Quiero salir a flote, pero no puedo. Las torres monumentales de Manhattan, que se elevan hacia el infinito y más allá, se tambalean sobre mi cabeza anulando mis superpoderes para inmovilizar al enemigo; como si Camaleón, a instancias del Duende Verde, hubiera creado a esos guionistas para vengarse y hundirme. Vamos, que estoy jodido.




Chameleon. Stan Lee & Steve Ditko


Un poco más tarde, al salir de las oficinas de Marvel, llamo a Vicente, que siempre le quita hierro a las situaciones dramáticas y me aguanta las neuras desde que éramos niños.


— Pero, tío, ¡eso mola un huevo! ¡Serás una estrella del tebeo! ¡Harán una película! ¡Te irás a Hollywood! Y yo contigo, por supuesto…
— No es un encargo de la editorial: me han dado plantón. Esos tipos quieren proponer un personaje como el que hice con Marga: la súper villana. Están convencidos que sería un éxito.
— Marco, la peña va de triunfadora y eso mola; es la clave, tío; al final lo consiguen. A ver si te lo crees de una vez.
— Acabo de hacer el ridículo delante de un par de principiantes que quieren superar a Stan Lee.
— ¡Eres un puto crack! Seguro que cuando regresen los jefes y vean tus originales te llaman.
— Ni siquiera he podido hablar con Flash. Está ilocalizable…
— ¿Cuánto hace que no pegas un polvo? Ese es tu problema. ¡Tírate a una pava de Nueva York y lo verás más claro!
— Marga llega en un par de horas…
— ¡Que le den, tío! No se te ocurra quedar con ella. ¡Creía que lo habías superado!
— No te preocupes: Marga es historia.
— Tío, estás en el centro del mundo: la ciudad con más tías buenas por metro cuadrado. ¿Se puede saber por qué no estás disfrutando?



Foto: Marijo Grass



— ¿Quién ha dicho que no disfruto?
— Pues, eso, tío. Utiliza el mal rollo que te ha regalado Marga para dibujar la villana más poderosa que jamás ha parido el cómic.
— Estoy harto de villanas. ¡Quiero dibujar superhéroes!
— ¡Córrete una buena juerga, joder! Y no vuelvas cocido a casa sin una perica que te deje como nuevo. Eso nunca falla.


Foto: Marijo Grass


Vicente es un pedazo de cabrón, de boquilla. Hablar con él siempre me levanta el ánimo, aunque esté convencido que los problemas, o el miedo incontrolable al juicio ajeno, se solucionan por arte de magia si vas bien servido, de sexo, por supuesto.



He empezado a caminar sin rumbo. En este momento agradezco no tener un lío sentimental. Estaría intentando consolarme o pretendiendo que celebre algo que no estoy seguro deba celebrar, por mucho que Vicente lo vea como una oportunidad. No me atraen las mujeres que ignoran el momento en que uno necesita estar solo, pasear hasta perderse en el bullicio de las calles, pensar, o no pensar nada en absoluto. Algunas se empeñan en incordiar todo el rato porque se lo toman como un desplante, o una señal inequívoca de que no las quieres; y lo único que sucede es que ellas no saben estar solas, y yo necesito soledad para crear. Marga no era así, le gustaba su independencia; supongo que por eso nos llevábamos tan bien; además, ha sido la única de mis novias que ha tenido claro cuándo me tenía que dejar en paz.





Foto: Marijo Grass


Recuerdo a Osvaldo y Malena. Con él compartí apartamento en Londres, un otoño que me instalé en Kings Cross para hacer unos cursos de aerografía y mejorar mi nivel de inglés, al tiempo que servía copas en un bar.




Foto: Marijo Grass


Osvaldo era de Córdoba, pero la de Argentina. Parece que la vida me regala la compañía de un argentino cada vez que me instalo lejos de casa, porque conocer a Osvaldo resultó tan entrañable como coincidir con Mauro en Nueva York. Él era dramaturgo y director; bastante bueno pero, en aquél momento, tuvo un patinazo con una obra; la falta de presupuesto le obligó a trabajar con actores que no daban la talla y se estrelló en el King´s Head Theatre: el pub-teatro más antiguo de Islington, en el que compañías independientes, con propuestas originales, encuentran su lugar; uno de los templos del Off-West End, como el Almedia o el Warehouse Theatre.

Aquello le dejó KO una temporada; su manera de superar el mal rollo y las críticas fue refugiarse con un libro en el Poet´s Corner, en la Abadía de Wetsminster, como si fuera un turista; o pasear entre las calles arboladas de Hampstead, donde residió, en otra época, gente que admiraba; como D. H Lawrence o H.G. Wells.




Foto: Marijo Grass


La cuestión es que la plasta de Malena perdió el norte y lo estuvo atosigando de tal forma que acabó con su relación. Y eso que Osvaldo estaba colgado hasta la médula, pero no pudo soportar semejante acoso, ni su forma de tratarlo como a un perrito de circo, abandonado por su público, tras romperse una patita en mitad de la función. Además, nosotros vivíamos entre la estación de King´s Cross y St. Pancras, que en ese momento estaban atiborradas de currantes y curiosos por el rodaje de Harry Potter y la cámara secreta, porque es el punto de partida del Expreso de Hogwarts y, como Malena era fan de la saga, además de bastante mitómana, casi se había instalado en nuestro piso para seguir de cerca el rodaje, justo cuando Osvaldo necesitaba perderla de vista. En fin, por lo menos su ruptura no tuvo un episodio de cuernos de por medio, como la mía con Marga; y ahora que noto su presencia sobrevolando la ciudad, me siento el mismo idiota que salió huyendo del Salón del Cómic con el “Corazón partío”, como cantaba Alejandro Sanz.

Creo que será más productivo callejear; sacar mi libreta y tomar apuntes de los personajes que circulan por la ciudad; una buena colección de recursos para un dibujante en crisis.




Foto: Marijo Grass


Eso es lo que más me gustó la primera vez que recorrí la Gran Manzana: la cantidad de rostros interesantes que me inspiraban para dibujar… Acababa de cumplir los 16 y a mi padre le di un disgusto tremendo; pensó que me había largado de casa en un arrebato, después de discutir con él por cualquier gilipollez que no consigo recordar. Yo solo quería pasar unos días comprando tebeos que no llegaban a España. Creo que estuve ahorrando desde los 7 años para darme ese capricho pero, al final, mi madre y mi tía Maruja me regalaron el billete. Ellas siempre creyeron que tenía talento con los lápices y estaban dispuestas a complacerme. Al fin y al cabo, nunca fui un crápula ni me convertí en delincuente, como algunos de mis amigos; jamás me metí en un lío muy gordo, lo suficiente para que llegara a sus oídos o no pudiera resolver por mis propios medios. Por eso mi madre regala los álbumes que he publicado a sus amigas, a quienes el cómic no les interesa un carajo, pero la hace sentir ganadora en la batalla que libró con mi padre, el día que me piré, solo y sin despedirme, a visitar la ciudad de los superhéroes.




Foto: Marijo Grass


A mi regreso me mostré inflexible con mi futuro de dibujante y, para que no me dieran la tabarra, acabé el instituto y me matriculé en Bellas Artes, que era lo único que no me desviaba del camino. Casi todos los valencianos que habían triunfado en los 80, como Daniel Torres, Micharmut o Mique Beltrán, pasaban en algún momento por la Facultad; y yo había devorado sus cómics siendo un crío. Me fascinaba el personaje de Roco Vargas, álter ego de Torres, y sus escenarios futuristas con aires retro, o las "Mujeres Fatales" de Mique y Max. Quizás debería recuperarlas ahora que debo concentrarme en las chicas malvadas.




Micharmut/Daniel Torres/ Mique Beltrán & Max


Empiezo a caminar por la Avenida, completamente absorto en mis pensamientos, después de llamar de nuevo a Flash. Necesito que haga de agente y despeje mis incógnitas, pero su teléfono continúa fuera de cobertura. Me acuerdo de nuestro último encuentro, cuando afirmó que había enseñado mi trabajo en Marvel y les interesaba hablar conmigo.


— Trabajar para Marvel es como jugar con los Lakers; te pueden convertir en una estrella pero también te puedes estrellar más pronto.
— Bueno, Gasol lo ha conseguido.
— Pues, tienes que convertirte en el Gasol de Marvel, tío. Necesitas ser muy disciplinado, entregar los originales a tiempo, y con una calidad superior a la media.
— La disciplina y el tiempo no me preocupa. Lo que no tengo claro es si estoy en ese listón: superior a la media.
— Si tienes capacidad de adaptación, ganas de aprender y, por supuesto, eres más que bueno, te quedarás.
— ¿Qué significa para vosotros capacidad de adaptación?
— Que te pongas las pilas con los requerimientos técnicos y el estilo del cómic americano. Que tengas claro que la historia es lo primero, y el enfoque y los movimientos de cámara hay que currárselos, además de la perspectiva, los fondos, la anatomía y todo lo demás. Doy por supuesto que eres humilde y tu disciplina de hierro. Todo debe ser perfecto y entregado a tiempo.


Me fascina lo mucho que sabe este cabrón y lo bien que conoce el negocio; y eso que no dibuja. ¡Y solo tiene 17 años! ¿Qué carajo hacía yo a su edad? Ya sé, estaba a punto de irme a Londres a aprender a utilizar el aerógrafo y conocer a Osvaldo, que me llevaba 10 y deslumbraba con su sabiduría, como hace ahora mi agente: el niñato. Debe ser que, en América, maduran más rápido.



Foto: Marijo Grass


Tengo la sensación de llevar horas caminando. En este tramo de la Quinta Avenida, al lado de Central Park, siempre hay un constante trasiego de turistas admirando los escaparates de las firmas de lujo, además de mujeres llamativas, con exceso de maquillaje, pieles y tacones de vértigo, que entran y salen de las tiendas, dispuestas a reventar su Black Card: la famosa American Express Negra, disponible para un selecto y reducido grupo de mortales, que gastan un mínimo de 250.000 $ al año y con la que pueden adquirir un yate, un avión privado o un Ferrari, aunque aquí vienen a por bolsos, joyas y vestidos, igual de inaccesibles. Es fácil encontrar modelos y celebridades, parejas de enamorados buscando un recuerdo en Tiffany, o secretarias dispuestas a conseguir una recompensa en especias, por la dedicación extra a sus jefes durante el almuerzo. A Marga le divertía mucho conocer estos detalles, supongo que por el gen cotilla que todas llevan incorporado. Le gustaba imaginar las vidas de la gente que se cruzaba a nuestro paso; improvisar guiones con personajes anónimos que ella elegía al azar. Yo me sumaba al juego porque resultaba un excelente ejercicio de memoria visual.




Foto: Marijo Grass


Marga se encaprichó del director de la película en la que trabajaba; pasaban tantas horas juntos que la combustión y el desahogo espontáneo tenían que llegar. Sé que el rollo terminó una vez estrenada la película. Me lo explicó en un correo que jamás me digné a contestar. Decía que me echaba de menos. En aquél momento seguro que se sentía sola y sólo fue una señal de debilidad, porque ella no es de las que pierden el tiempo lamentando sus decisiones.


Ahora mismo debe estar llegando al JFK. Hace un rato he pasado cerca del Waldorf Astoria: el hotel donde se va a alojar; por eso la tengo instalada en el cerebro; hacía tiempo que no me quitaba el sueño, pero sé que Marga es irresistible; si quedo con ella intentará seducirme por aquello de los viejos tiempos, y caeré en su red, y seré yo el que se ahogue en el Hudson en vez de Gwen.




Foto: Marijo Grass


Me voy a acercar al Planetario. En la parte trasera del Museo de Historia Natural, en la 81, entre Central Park West y Columbus Avenue, se encuentra el Rose Center of Earth and Space: lo que cualquier neoyorkino conoce como The Hayden Planetarium. Se trata de un cubo gigantesco de cristal, de 36 metros de altura, que alberga, en la parte superior, un Planetario con capacidad para 420 personas. En la parte inferior existe un gran anfiteatro donde se expone, a través de pantallas e instalaciones, la teoría de la explosión cósmica que dio origen a todos los planetas.




Foto: Marijo Grass


He comprado un ticket para la sesión de Cosmic Collisions, narrada por la inconfundible voz de Robert Redford, que me llevará de viaje a través del tiempo, examinando cómo el impacto de los asteroides en el espacio está cambiando el universo. Sólo quiero aislarme del mundo, olvidarme del pánico escénico que he sufrido, tras hacer de novato en las oficinas de Marvel, y dejar de pensar en los putos cómics, en Marga, o en lo que me depara el futuro.

Hacía tiempo que no tenía el ánimo en el centro de gravedad de la tierra. Espero que contemplar planetas y asteroides me distraiga un rato y me devuelva el juicio.




Foto: Marijo Grass

47 comentarios:

Juanjo dijo...

Sin duda alguna para un dibujante de comics trabajar en Marvel debe ser como si te tocara el premio gordo de la loteria......aunque me imagino que muchos de los que trabajen alli no pensaran lo mismo claro
Besos....y una curiosidad:¿sales alguna vez en tus fotos?

María dijo...

Me encanta!!! Es muy buena la frase: Trabajar para Marvel es como estar en la NBA (bueno no sé si es exactamente así XD)
Como siempre me has atrapado. Espero el próximo jueves con ansia :)
Muchos besos!!

Claire dijo...

¡¡nuevos capítulos!! Bien, bien!.. pero el pobrecito parece que anda un poco perdido... tengo curiosidad de saber con cuál de las tres se quedará ó quien es la que de verdad le gusta... espero que no sea la mala malísima jajajaja... es que a veces los hombres son tan ciegos...
Unas fotos neoyorquinas muy bonitas.
Besos.

Marisa dijo...

Las historias y personajes del cómic no son más que nosotros mismos con nuestra vida pululando entre sus páginas.
Espléndido cómic de palabras y fotografías el que has creado.

Un abrazo.

Alijodos dijo...

Trabajas en marvel? joder que trabajo mas curioso....no me habia enterado..es que te tengo que reconocer que me pierdo con frecuencia en tus entradas por que hablas de muchas cosas una detras de otra...en fin que es curioso...un abrazo...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Mal día para dejar de oler pegamento para nuestro protagonista, ¿eh...? Como es muy literario (y cinematográfico) esto de hundir en la miseria al héroe de la función antes de que consiga remontar el vuelo, casi que espero un próximo capítulo optimista... ¿en el que una heroína le rescate? No sé, no sé, me tienes intrigado, no sé muy bien por dónde puedes salir en el próximo capítulo. Pero me da que Marga la supervillana todavía tiene muuuuuuucho que decir.

Como siempre, me encantan las completísimas referencias que incluyes (pero un matiz, por si acaso es un error y no una forma de hablar: Gwen no se ahogó, je, je, je...).

Jo Grass dijo...

JUANJO: supongo que sí, por lo menos la mayoría de dibujantes de cómics, fans de los superhéroes, que conozco sueñan con publicar en Marvel o DC; es como los directores de cine que consiguen trabajar en Hollywood, jajaja
Jamás salgo en mis fotos. Siempre estoy detrás del objetivo. ¡Deformación profesional!

MARÍA: trabajar para Marvel es como jugar con los Lakers, en primera división, jajaja Creo que lo escuché alguna vez, supongo que por eso acudió a mi mente una analogía semejante. Me parece muy precisa, jajaja

Jo Grass dijo...

CLAIRE: Marco se encuentra en el triángulo de las Bermudas, en cuanto a su vida sentimental, jajaja Supongo que todavía le queda mucho que atar en esta historia...
¡Qué bueno que te gusten las imágenes!

MARISA: Este es el décimo capítulo de una historia que surgió en estas páginas y ha ido creciendo y alimentándose a medida que aparecían sugerencias entre los que la llevan siguiendo desde el principio; como un folletín por entregas que voy descubriendo casi al mismo tiempo que vosotros. Este es el primer momento en el que el drama asoma la cabeza a través de los ojos del protagonista. Me alegra que lo hayas podido seguir sin tener noción de la historia previa.
Besos, y gracias por tus palabras y tu visita

Jo Grass dijo...

ALIJODOS: pues no, la verdad es que no trabajo en Marvel, pero es lo que más desea el protagonista de esta historia, entre otras cosas, jaja No me extraña que te pierdas porque ya han pasado muchas cosas y nos hemos paseado por muchos lugares de NY desde que envié allí al personaje.
Gracias por tu visita, y por leerme a pesar de todo.

JUAN: la historia se desencadenó por el desengaño amoroso que sufrió el dibujante con Marga, que ha sido la mujer que le rompió el corazón. La perspectiva de verla de nuevo me obligaba a darle un giro e introducir el drama con todo ese batiburrillo de recuerdos azotando su memoria durante un gran paseo por la ciudad. Todavía no sabemos qué ocurrió exáctamente en las oficinas de Marvel pero, todo ello ha sumido al protagonista en un profundo malestar.
Ya sé que Gwen no se ahoga, pero Marco sí está a punto, jajaja Vamos a ver quién es la heroína que lo rescata...y nos permite recuperar el humor!

Anusky66 dijo...

ahora que tiene la autoestima bajo mínimos esta demasiado vulnerable para un encuentro con marga la supervillana o tal vez eso le haga reaccionar , estoy intrigadísima
besos

Anna ( blog princesa) dijo...

Guauuuuuu me encanta!! estos nuevos capi daran mucho juego. Y las fotografias tambien geniales.
Haber como continua esta historia de comic.
Nos leemos.

Besos

Jo Grass dijo...

ANUSKY66: esto empezó cuando, después de escribir un montón de relatos donde los hombres eran todos unos canallas, PETER PANES o auténticos cavernícolas en su relación con las mujeres, escribí el desengaño amoroso de Marco. Los lectores empezaron a decir que ellos también sufrían y les rompíamos el corazón. La situación que vive el dibujante siempre la he visto desde la perspectiva de las mujeres, comiéndonos la cabeza hasta estados insospechados, jajaja y, me parecía interesante invertir los papeles. Vamos a ver si consigo que levante cabeza y no caiga en las garras de la ex. No creo que saliera bien.
Saludos

ANNA: empiezo a pensar que nos gusta ver sufrir a un tío igual que nos hacen sufrir a nosotras, jaja Ahora mismo no tengo idea de qué surgirá cuando me siente a escribir la próxima entrega. Gracias por la alusión a las fotos!

Amber lake dijo...

Bien, retomamos la historia de uno de mis héroes de ficción favoritos. Ya lo echaba de menos aunque me apena verlo tan atribulado. A ver si se aclara el pobrecillo y toma la decisión más acertada.
Me encantan las descripciones de Nueva York. Se nota que conoces la ciudad a fondo.
Un besote.

Lola Mariné dijo...

Fantastico paseo por New York, me ha encantado.
De momento, yo me voy a pasear por Dublin.
Kisses.

Raúl Peñaloza dijo...

Sí creo que es el centro del mundo, pero Marga es Marga. Marga sabe cuándo estar y cuándo no. No necesariamente se cumple lo de los metros cuadrados.

Por cierto, ¿conoces a alguien que tenga (y use) una American Express negra?

Raúl Peñaloza dijo...

Por cierto, hay unas fotos geniales. Podríamos intercambiar fotos neoyorquinas, pronto subiré una para ti.

Stanley Kowalski dijo...

Esta historia no tiene desperdicio. Por momentos hasta es tan histriónica! Tenés un estilo fantástico para escribir, y único, por otra parte.
Un deleite las imágenes! Lamentablemente no conozco New York, me encantaría hacerlo! Te imaginarás con la avidez que miro tus fotografías! Este capítulo me encantó!!! (Cuando comencé a leerte creí que me iba a costar más engancharme en la historia, pero por suerte no sucedió).

Mil gracias por tu visita.

BESOTES GUAPA Y QUE PASES UN FINDE GENIAL!

ayxagirona dijo...

El pobre dibuixant està passant un moment delicadet i amb el taranbana de l'amic segur que faran alguna de grossa quan arrivi la ex. Continuo gaudint de les fotos de NY. Petons des de la Costa Brava.

Stanley Kowalski dijo...

Por favor, pasá por mi blog que hay un regalito para vos.

BESOTES GUAPA Y BUENA SEMANA!

LA YOLI dijo...

Hace un par de años no tenía ni idea de quien era Duende Verde, ni lo que es Marvel, ni nada de nada... Pero fijate, gracias a mi peque y a tí me voy culturizando. Es que no soy yo muy de comic

acoolgirl dijo...

Espero que a este chico le vaya bien... y seguro que la llegada de Marga cambiará las cosas... Pero es que ella me cae muy mal!! Mejor si no pasa nada!! Jajaja!!

Un besitooo

danygirl dijo...

Tía como siempre te digo me encantan tus textos... y también tus fotos1

SK dijo...

Está claro que por mucho que corras y por muy lejos que te marches es imposible escapar de tus fantasmas y sentimientos. ¡Y si no que se lo digan a Marco! ¡Qué pesadita esta Marga, a ver si le deja tranquilo...:-) Espero que lo de Marvel haya sido sólo su impresión y que finalmente triunfe porque me cae estupendamente este chaval!
Besos!

Sandra dijo...

Desde luego que si estancia en NY esta siendo de lo mas diversa, en el próximo capítulo sale a tomar café con las chicas de Sexo en Nueva York :P

Hacer comic tiene q tener su punto, es crear una vida, como en los libros, pero mucho mas condensado todo.

Esperamos próxima entrega ;)

Besos.

Mamalis dijo...

Bueno pues me tengo que poner al día con esta historia que la tengo un poco perdia!!!
Por lo pronto me gusta el personaje, a mi me pasa lo mismo, cuando tienes un reto importante entre manos te quedas un poco en blanco. A ver que pasa ahora!!!!

Por cierto te he dado un premio, cuando quieras te pasas a buscarlo.

Un beso wapa!

Adriana dijo...

La llegada de Marga, seguro que lo trastoca todo, en fin, con lo a gusto que estaba él decidiéndose entre Lynn y Gaby, y ahora llega ésta (que cae bastante mal) y lo lia, es como si lo viera, a ver si una de las chicas se convierte en superwoman y lo salva de las garras de la maléfica. Nunca pensaba que me engancharía al comic, pero ya ves ¡¡¡ Besos guapa.

Sr Nocivo dijo...

Conozco (¿¡y quien no!?) esa necesidad de estar solo para tratar de ordenar las ideas y tratar de curar las heridas. Este capítulo ha sido muy introspectivo, con las referencias a su adolescencia o la ya mencionada necesidad de estar solo para pensar con claridad.
Tengo ganas de saber si se encontrará con Marga o si correrá a refugiarse en los brazos de Gabi o de la otra chica, perdona que ahora no recuerde su nombre.

Amparo dijo...

desde luego la que lio marga y lo tocado que lo dejo al pobre, se recuperara alguna vez? sacara el positivismo al que le empuja su amigo? espero que si pobre.

P.D. cambio de planes totales con la nena y sus estudios y eso que aun estamos en 4º, no quiero pensar que pasara durante el bachiller ajjajajja ya te mandare un privado para explicarte.

Jo Grass dijo...

AMBER: tenía ganas de recuperar esta historia, aunque sea en un mal momento para el personaje, jajaja A ver si consigo sacarlo del atolladero.

LOLA MARINÉ: Espero que hayas disfrutado en Dublin! Yo, mientras tanto, currando!

Jo Grass dijo...

RAÚL: a veces hasta el centro del mundo se convierte en un pueblo. Marga es un terremoto con aspecto de mujer... Una vez conocí a un tío que tenía una Black Card, en México, jajaja
Claro que haremos intercambio de fotos!

STANLEY KOWALSKI: me encanta que esta historia sirva como guia de NY, y que puedas seguirla aunque te hayas perdido los primeros capitulos. He estado fuera y desconectada unos días por trabajo, pero enseguida me paso a visitar tu casa. Un regalo!!! ¡Qué emoción!

Jo Grass dijo...

AYXAGIRONA: estoy deseando llevar al personaje de Vicente a la Gran Manzana, pero casi reservo su aparición para el momento en que Marco necesite su presencia como agua de mayo, jajaja

LA YOLI: yo me aficioné al cómic cuando estudiaba BBAA. tEnía muchos dibujantes a mi alrededor...

Jo Grass dijo...

ACOOLGIRL: acabo de regresar de unos días de curro y he estado escribiendo en el trayecto de vuelta la aparición de Marga. A ver si lo termino y lo cuelgo.

DANYGIRL: qué bueno que texto y fotos funcionen. Mil gracias, guapa.

Jo Grass dijo...

SK: a veces los fantasmas de las relaciones te persiguen hasta el infinito y más allá, pero no me gusta Marga, así que, en cuanto se tercie la liquido, jajaja besotes

SANDRA: eso no estaría mal, aunque le pegan más jovencitas como las pijas de The City. A ver si termino el capitulo. Besines

Jo Grass dijo...

MAMALIS: ya me parece increíble que puedas seguir un poco la historia porque ha llovido un rato en la vida de Marco, jajaja Acabo de llegar, en cuanto pueda me paso por tu casa. Muchas gracias por acordarte de mí, no sé si merezco el premio. Mua

ADRIANA: creo que Lynn le conviene y Gaby le pone, pero de ninguna manera me gustaría que se quedara con Marga, aunque , como decia Claire: a veces los hombres son ciegos, jaja

Jo Grass dijo...

SR. NOCIVO: necesitaba que el tipo se parara a pensar un poco y supiéramos algo más de él. La historia pedía esa introspección del personaje. Creo que todos necesitamos esos momentos de soledad para poner orden en nuestra vidas o para crear.

AMPARO: yo quiero que se recupere, que triunfe con sus dibujos y que lo pase bien, aunque las mujeres lo vuelvan loco, jajaja Pero todo puede ocurrir, incluso si a mí no me gusta el desenlace.

Ya me contarás lo de tu nena. Está en la edad de cambiar de planes varias veces al año. Todavía tiene tiempo de tomar una decisión.

ipodgirl dijo...

Ohhhh gracias por transportarme a Nueva York!!!
Besazos!

Jo Grass dijo...

IPODGIRL: no sabes las ganas que tengo de aterrizar por allí; mientras tanto escribir esta historia me acerca un poco, jaja

Tani dijo...

Me encanta como nos revelas cada uno de los pensamientos del personaje, sus dudas, temores, deseos, reflexiones, eres genial.
Por otra parte leerte es como conocer o volver a recorrer las calles de NY y experimentar lo que solo esa ciudad ofrece.

Te dejo un beso,amiga y gracias por tu apoyo en buenos y malos momentos.

Jo Grass dijo...

TANI: este era un capítulo bastante introspectivo del personaje, entre otras cosas porque lo tenia abandonado desde antes del verano y también necesitaba saber más de él para continuar la historia.
Me alegra mucho que te haya gustado, y que hayas podido pasear con él por NY.
Besitos.

LadySuchard dijo...

Pobre hombre se ve que anda un poco perdido en el terreno sentimental y en lo profesional parece tener miedo al fracaso, como todos supongo..
Seguiré leyendo que esta historia siempre me engancha y con las clases ya voy con varios capitulos de retraso ^^

Jo Grass dijo...

LADY SUCHARD: la verdad es que, en este momento de la historia, está sufriendo una crisis existencial, jajaja Qué bien que estés leyendo todos estos capítulos!!!

Principessa dijo...

Dios mio!! ne tienes enganchadísima a esta historia, eh!! jajaja es oncreíble y me está gustando un montón, tanto, que sin exajerar, en un día me leí al menos 9 o 10 capítulos de ella, porque andaba algo atrasada y me los leí de sopetón y me quedé con ganas de más asi que ahora seguire leyendo lo que me queda jajajaja

No dejes de escribir!!

Besooos!!

Jo Grass dijo...

PRINCIPESSA: me encanta cuando alguien dice que se lee varios capítulos y se engancha, jajaja Ojalá que te guste también el resto!
besitos

LadyMarian dijo...

Me ha encantado! Y además, relacionando ideas me acordé del protagonista de una novela de Nora Roberts, "Ademiración", que era novelista gráfico. Ahí me surgió la duda de qué era una novela gráfica, una historieta y un cómic. Me fijé en Google pero no me quedó del todo claro. jajaja!
Pero bueno, lo que quiero decir es que me metiste en un mundo que no conozco y me generaste mucha curiosidad.

Besos

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN. la novela gráfica es una historia contada con viñetas o ilustraciones de principio a fin; algunas son obra de un guionista y un dibujante, y en otras la autoría corresponde a una sola persona. Existen novelas gráficas muy bellas, más artísticas, descriptivas etc En general no tienen continuación a menos que pertenezcan a una saga, como las románticas, jajaja Me alegra que te haya suscitado interés ( mi deformación como profe en el ámbito cinematográfico me obliga siempre a introducir aspectos que resulten didácticos, jajaja)
besitos

LadyMarian dijo...

Gracias por el dato!! Con vos aprendo mil cosas! jajaja

Besos

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: creo que en el capítulo de central park, si no recuerdo mal, aparece una de esas sagas de manga romántico, jajaja