5 de noviembre de 2009

PrepARANDO el ACOMPAÑAMIENTO

Marijo Grass


HACE UNOS MESES…


Eulalia— la señora que me vende las verduras en el mercado—, dice que la receta de patatas fritas da para mucho, sobre todo para obligarte a comprar cremas reductoras cuando descubres lo bien que le sientan a tus muslos. Afirma que es muy sencilla. Solo hay que pelar, lavar, trocear y freír en aceite de oliva muy caliente. Y, además, mientras se fríen puedes ir preparando el acompañamiento.

Yo pensaba que las patatas ERAN el acompañamiento; pero bueno, en eso estamos: preparando el acompañamiento, como aconseja el gurú de Schavelzon a los aspirantes a novelista; porque mi querido sherpa, que NO habita en las vertientes altas del Himalaya, acaba de confirmar que, en alguna editorial, están leyendo mi novela.

Bueno, eso de que están leyendo pueden ser imaginaciones mías. De momento lo dejamos en que mi libro puede viajar de una montaña a otra de manuscritos, esperando que la previsión meteorológica anuncie sol radiante para el fin de semana y alguna editora decida adoptarlo para practicar tumbing en la playa, degustando unas deliciosas patatas fritas con esta salsa:

+ tres tazas de diálogos: directos, desternillantes y aderezados con un pellizco de ironía.
+ la misma cantidad de adversidad; para el momento en que confluyen las malas energías y el mundo se desmorona en menos tiempo del que tardas en aplicarte el tinte Excell de L´Oreal; y, si la recibes con humor, la fatalidad no sienta tan mal.
+ dos cucharadas soperas de aventura tropical.
+ una pizca de erotismo.
+ un desenlace romántico.


PD. Quizás el final te ha quedado
"cuento de hadas" pero deja buen sabor; seguramente porque a medida que iba leyendo me lo imaginaba menos dulce, con una especie de llanera solitaria que acaba liquidando a sus hombres; algo así como: “ La asesina de Peter Pan”. El fin de fiesta me parece estupendo— concluía hace unos meses JM: lector profesional.


Querido JM,


Si hay algo que defiendo ahora mismo es un Happy End; o una puerta abierta a la esperanza... Para finales aciagos ya está la vida diaria y, ofrecer aliento, diversión y fantasía puede enseñar a mis lectoras a hacer yoga facial; además, la risa mejora el cutis y adelgaza más que la cura de la sandía.
¿Quién está dispuesto a renunciar a semejante bicoca en los tiempos que corren?
Yo no.



Foto: Marijo Grass


Así que estoy la mar de ilusionada, porque imagino las montañas de manuscritos inéditos que deben sembrar las oficinas de la editorial tan grandiosas como el Himalaya; y enfrentarse al Himalaya debe ser tan agotador como leer toneladas de palabras sin perder el juicio, atiborrándose de “patatas” sin que se agrie la salsa para emitir una valoración que, en el mejor de los casos, invite a nuevos alpinistas a disfrutar de la aventura, y a los que escribimos el mapa de ruta por esta cordillera del Asia Central hollar la cumbre de nuestros sueños consiguiendo un ochomil en Kangchenjunga, como Edurne Pasabán.

Por eso estoy encantada con un sherpa capaz de sortear mi torpeza para llegar a un editor. La primera vez que lo intenté no salí del campamento base en tres meses y, al final, recogí el equipo junto a la socorrida carta de consolación. Pero ahora que ambos hemos decidido cambiar de oficio lo veo todo en technicolor.

YO— Quiero escribir y que me lean…
SHERPA— Yo quiero dedicarme a la interpretación…

¡Estupendo! De repente nos sentimos atraídos por nuestras respectivas agendas, igual que durante el intercambio de cromos en el patio de la escuela.

YO— Vale, hagamos un trueque: directoras editoriales por directoras de casting.
SHERPA— Hecho.

Y, acto seguido, pedimos otra botella de vino para celebrar nuestra asociación.

— ¿Y esas verduritas a la brasa con mojo picón?
— ¡Marchando!



Foto: Marijo Grass


Nos conocimos en esa cena, en un vegetariano en el que servían jamón.

— ¡Qué raros son los vegetarianos de Barcelona!— comenta el Capitán a la encargada del establecimiento.
— ¡Es que todavía hay muchos que no entienden lo de menú para veganos y, como el negocio no anda boyante, hay que hacer alguna concesión!— se justifica la señora.


EL CAPITÁN es un productor musical de éxito que ha organizado el encuentro con el sherpa; asegura que si quiero escalar la montaña editorial debo anotar en mi agenda algún contacto que me ayude en la expedición.

— Ya verás, es todo un personaje. Te va a encantar. Además, él conoce mucha gente; y eso, querida, es fundamental. Yo recibo un centenar de maquetas a la semana. No tenemos tiempo de escuchar con atención tanto material pero, a veces te llama un colega señalando algo que te puede interesar y, ese día, alguien se cuela en tu lista de audiciones y, si es bueno, llegará antes que los demás. La vida es así de injusta pero, sin amigos, cuesta más.

Y en mi cabeza suena el enano que me dicta las historias con mayor intensidad:

— ¿Qué clase de mema va a desperdiciar un buen sherpa en este mundo tan desigual?

En ese momento visualizo la oportunidad, imaginando a la protagonista de mi novela dándose un atracón de patatas deliciosas con un acompañamiento de lo más original.



Foto: Marijo Grass



EN LA ACTUALIDAD…


Mi sherpa se ha perdido en sus montañas favoritas; el lector profesional, a quien le gustó la novela, es ahora editor y, hace unos días, me han solicitado el manuscrito completo en otra editorial a la que envié un par de capítulos. A ver si Murakami va a tener razón en lo de mirar hacia atrás y, hasta los maleantes que me robaron el bolso, con parte de mi segundo trabajo en su interior, les voy a tener que agradecer el gesto porque han provocado un giro en los acontecimientos que me empieza a entusiasmar.

Y yo sigo escribiendo feliz y contenta, preparando el acompañamiento; con un nuevo cuaderno entre manos que se consume a base de letras e imágenes, como el de Paul Klee a los 11 años que recuerda este video, basado en las ideas de George Steiner bajo el título de “El contagio de la imaginación”.




25 comentarios:

* Raquel * dijo...

Tienes una forma de enriquecer los textos maravillosa, Jo. Me encanta.

Muchisimas felicidades!! No hay nada como un buen guía para llegar hasta donde uno quiere. La inocente de mi, en mi primer viaje a barcelona, se fue de ruta por las discográficas (canto) con la esperanza de conseguir algo. Efectivamente... es inútil sin una ayudita.

Yo adoro los finales felices, las cosas que me hagan tener un poquito de esperanza. Puff...hoy Tarantino se coló en una de mis pesadillas, porque cuando todo parecía que iba a salir bien con un "maravillosohombreperfecto", accediendo incluso a su propuesta de "matrimonioporlossiglosdelossiglosamén", mi vecino loco irrumpió en la habitación, partiendo de un balazo en dos al hombre de mi vida, y a mi, arrancandome el brazo derecho, también de un balazo. Horrible. Para colmo, después me entero que estoy embarazada del "increíblehombreperfecto".
Lo más absurdo de todo es que yo era Rita Hayworth.

Y después de relatar mi pesadilla... (lo necesitaba, todavia estoy espantada de la cantidad de sangre y de las imagenes absurdo-tétricas) concluyo que no, que las novelas deben dejar un retrogusto dulce y agradable en la memoria.

Tendrás mucho éxito Jo, estoy segura. Muchísima suerte... :)

Adrianina dijo...

Hola Marijo:
Cuanto ritmo tiene este texto, no creo para nada en eso de que sabe a final de cuento de hadas, ya lo dijo Shakespeare: “ Para conseguir lo que quieras más te valdrá la sonrisa que la espada…” y fijate que bien te fue, desde el primer día que te leí te consideré una escritora consagrada.
El último párrafo: En la actualidad me da la razón, ahí estaremos tus seguidores leyéndote, piano, piano si va lontano. Me encantó esa visión surrealista de letras poblando las montañas…

Por otro lado; ¡no entiendo a la gente vegetariana! Yo no podría vivir sin comer carne aunque me gustan las frutas y verduras también. Esperemos que la protagonista de la novela no se indigeste.
Excelentes tus fotos y muy bueno el video.

Besitos y buen jueves para vos.:-)

ElTiempoPerdido dijo...

No pierdas la ilusión. No es tanto el cómo acaba todo sino el cómo luchamos por intentar que acabara.

Tienes un buen estilo y un gran "salero" escribiendo, sólo te falta esa puntita de suerte para verlo todo editado.

Yo te apoyo y seguro que muchos otros también. Desde mi posición, no dejaré de leerte y de seguirte la pista.

Mucho ánimo compañera,
y buenos días!
Dani.

p.d.: siempre que leo tu blog me entran ganas de comer, no te da vergüenza? aaaagh. Además, dentro de poco subo a Barcelona así que me dará mucha más hambre!!

LadyMarian dijo...

Me encantó el texto! Tenés mucha frescura al escribir y a la vez personalidad y profundidad. Leerte es un placer! Sabés darle giros a lo que contás y nunca se sabe por qué caminos nos vas a llevar.
Te deseo muchíiisima suerte! La suerte siempre en necesaria para que puedan ver el talento, aunque se necesitan las dos cosas.
Y estoy de acuerdo con vos, me encantan los happy ends!! Bastantes amarguras tiene la vida real, suficientes tragedias vemos por TV y leemos en el diario como para agregarles tristezas! Creo que los que leen novelas románticas buscan básicamente la garantía de un final feliz que siempre da este género. Creo que les resulta más importante esto que el romanticismo. No son tantos los géneros en los que tenés garantía absoluta de un happy end.
Besos

Juan Rodríguez Millán dijo...

Amigos hasta en el infierno, está más claro que el agua, je, je, je... Pero de esta forma da gusto. No es tan frecuente que dos personas estén tan dispuestos a ayudarse mutuamente, me parece una maravillosa conjunción de planetas...

Finales felices, finales tristes... Supongo que todo tiene su momento. Espero que el de tu libro (que no necesariamente el de tu historia) sea feliz, que tengo ganas de leerlo, ya lo sabes. Así que sólo puede decirte que la Fuerza te acompañe en esta aventura, a ti y a tu sherpa...

Adriana dijo...

Maravilloso relato de verdad. No tengo ninguna duda, ninguna, que publicarás tu novela, más pronto de lo que te imaginas. Te leo con asiduidad y acabo siempre con una sonrisa en la cara, esa sensación no se paga con dinero. Continúa así, me resultas terapéutica.
Por cierto, los finales felices, siempre ¡¡ Aixx que gusto que vengan los jueves.

Claire dijo...

A mí los libros con finales romántico-felices me encantan :-) Yo también creo que te va a ir muy bien y como fiel lectora tuya que soy, en cuánto salga tu libro, ahí estaré en la librería toda yo llena de ilusión de leer esa hitoria que has creado. Un abrazo muy grande y una dosis extra de optimismo. Hasta prontito.

Lola Mariné dijo...

Que tengas mucha suerte en ese nuevo giro que ha dado tu vida de escritora. Y sigue escribiendo, nunca hay que rendirse.
Saludos.

La Queli dijo...

Dominas la palabra escrita como otras dominamos el arte de comer dulces..... maravillosamente. Estoy deseando que te publiquen, y por supuesto estoy a favor de los finales felices, que de tristezas está el mundo lleno. Y de un libro pido, entretenimiento, que me haga soñar y disfrutar.... lo dicho, espero con ansia tu libro.

Besucos.

Jo Grass dijo...

No sabeis la contentura tan grande que me invade al leer vuestros comentarios de apoyo cargados de cariño. Semejante emoción no tiene precio!!
Millones de gracias a todos. El día que se cumplan mis deseos tenéis ejemplar "requetededicao"!!!

RAQUEL: Mi sherpa está escalando otras montañas pero confío en las buenas impresiones de los que han accedido a leer el manuscrito y creen en él.

Niña, no me habías dicho que cantabas!! ¿ Tienes maqueta o algo presentable? A ver si te puedo hacer yo de sherpa!!! Who knows? Cuéntame por mail si quieres.
Espero que ya hayas borrado esa horrible pesadilla, uff!!!

ADRIANINA: Me sumo a esa máxima de Shakespeare!!! Ojalá se cumpla lo que dices de la escritora consagrada, sobre todo si me consagro a escribir todo el día, después de descubrir que es lo que más me divierte además de tener un ojo pegado al objetivo de una cámara.


EL TIEMPO PERDIDO: Me encanta lo de tener "salero", jaja y pimentero también!!
Lo de que te entren ganas de comer al leerme me da risa.¿ Qué no sabías que esta casa es un cocina?, jajaja Avisa cuando pises la ciudad condal, a ver si coincidimos.

LADY: Sabes que respeto muchísimo tu punto de vista y soy auténtica fan de las magníficas reseñas que escribes sobre libros de romántica, con los que aprendo a diario.
Me siento MUY halagada con tus palabras. ¡De verdad de la buena!

JUAN: Mi abuela decía: " Con los buenos bien pa que te honren, con los malos también pa que no te deshonren"
ESpero que la Fuerza me acompañe. Tú ya me has regalado un par de tazas. Ole y Ole.

ADRIANA: Me gusta que quede escrito: "publicarás tu novela". Así esa energía empieza a flotar por el universo y llega a la editorial adecuada!!
Lo de resultar terapéutica es "lo más"

CLAIRE: ¡Que vivan los happy end"!!! Ya tienes reservadísimo el ejemplar!!, besotes

LOLA MARINÉ: Gracias Lola, no voy a rendirme. Sigo escribiendo, que es lo verdaderamente importante!

LA QUELI: Oye, que yo me apunto a comer dulces como una "descosía", jajaja
Creo que escribo cosas que me apetece leer, y tengo claro que deben ser entretenidas y que dejen buen sabor y una sonrisa. Bastantes problemas tenemos todos para amargarnos el placer de la lectura. Me estoy tomando un café en una pausa de curro y no he podido resistir la tentación de zamparme la chocolatina que se dejó ayer mi hija en mi bolso. UMmm!!, besotes inmensos!!

el centollo mecánico dijo...

Pues espero que ese nuevo sueño se haga realidad....y muy cierto que siempre hace falta un empujoncito para conseguir algo, pero cuando hay talento y tu lo tienes, pues tarde o temprano todo esto llega a alguien que sabe reconocerlo ¡suerte y pa´lante! un besito

Jo Grass dijo...

Ayyy Centollo, ojalá que sí, y a continuación a preparar un festín para todos, con pescaito de tu tierra, que las cosas buenas hay que celebrarlas en compañía y alrededor de la mesa.
besotes

jmorenocidoncha dijo...

Un día nos comeremos una buena ración de patatas fritas y nos reiremos de las angustias de ser el primer plato.
Un beso.

Sandra dijo...

No se si me he enterado bien, pero me ha parecido entender que tu libro va pa´lante no??.. Pues mucha suerte!!.

Y los finales, felices, siempre felices ;)

Besos.

La Señorita Estropajo dijo...

Mecawenmivida, nena, que ya están tardando los editores rascaojetes en levantarte en volandas y proclamarte paladina de las letras de con patatas!!

El final feliz será cuando tenga yo entre Faulkner y Pirandello un bonito tomo de tapa dura de Peterpanes y Lagartonas. Mientras, ya estamos rebuscando en los bolsos por esas agendas de editores.

Que me alegro por ti, digo, reina mora.

Lola dijo...

Me alegro egoistamente porque por fin voy a conocer a tu Lola.
Que bien que lo cuentas todo! ha sido un placer encontrarte. Por estas cosas ya vale la pena haberme metido en esta aventura del blog.
Jo querida: estoy profundamente convencida de lo que vales y eso tiene que dar fruto en algun momento.
Arriba la imaginación y los amigos! besos Lola

Bonnie Elisabeth dijo...

Magnífico. Este post tiene cantidad de ritmo y también de profundidad.
Me parece muy, muy sugerente como vas hablando (escribiendo) en paralelo sobre comida y literatura. Todo junto, llega a la subjetividad del lector en forma de sensualidad. Al final en nuestra mente queda la misma impresión deliciosa al leerte, que la que uno asocia con esos platillos exquisitos que vas mencionando.
Me parece un recurso genial a las asociaciones inconscientes, que son las más poderosas.
Tienes una capacidad envidiable.
Besitos del sur.

Henry Write dijo...

... seguro que publicas tu novela... y después adaptación cinemátografica. ¿alguna propuesta de cásting?

Amparo dijo...

quiero mi ejemplar de tu libro firmado, se que pronto lo tendre en mis manos porque escribes divinamente y cualquier cosa que leo aqui escrita por ti me engancha, me va a hacer tantisima ilusión tenerlo en mis manos y decir, ehhhhhh dedicado, la conoci antes de que publicaran su primera novela, todo un honor amiga, por cierto hay un premio que debes recoger en mi casa

buen finde preciosa, un besazoo

Ankara dijo...

Jo!!!

A pesar de ir de un sitio a otro con Silver, parece que no doy a basto y no llego a tiempo a ningún lado!

Aún no te he leído, pero lo haré :)

Descuida, que volveré! :P

Angus dijo...

¡ Fantástico!. Me dejas sin palabras.

acoolgirl dijo...

Tener amigos y un buen sherpa... es de lo mejor que se puede tener en esta vida.

Me alegro mucho de que las cosas vayan a mejor y de que estés así de contenta. Dicen que todo pasa por algo, no?? Pues que pase para que todo sea mucho mejor!!

Un besazooo

ayxagirona dijo...

Els teus post són brillants, intel·ligents i divertits, que més es pot demanar¿?? La veritat és que m'envaïx la curiositat, llegeixo els comentaris i tinc unes ganes boges de llegir la teva novel·la... em sumo als bons desitjos i segur que la publiques aviat -amb final feliç, es clar- ja posats també demano el meu exemplar dedicat ¡¡ Petons des de la Costa Brava.

Girl From Lebanon dijo...

Te deseo mucha suerte...de verdad...a ver si algun dia todos podemos disfrutar de tu libro ;)

Bss!!!

Jo Grass dijo...

CIDONCHA: crujientes y riquísimas. ¡Espero que nos comamos más de una ración!

SANDRA: Palante que soy de Alicante. Me quedo con la suerte que dejas aquí.

SEÑORITA ESTROPAJO: Lo de meter Lagartas y Peters entre Faulkner y Pirandello es mucho nivel!!! A ver si los 6 personajes de Pirandello buscan a la autora y le dan vidilla!!

LOLA: ¡Qué grande eres! El placer es mío cibermami!!!

BONNIE ELISABETH: Qué bueno todo lo que dices. Estás contratada para hacer una crítica de la novela!, jaja

HENRY WRITE: Tengo propuesta de casting nacional e internacional, of course!!!

AMPARO: Y firmado y dedicado y de todo. ¡ Pues claro que sí!, y regado con agua de Valencia, que está muy rica!

ANKARA: Vista y no vista. Amarra a Silver y quédate un rato la próxima vez!, jajaja

ANGUS: No te preocupes. En esta cocina hay palabras de sobra para todos!!

ACOOLGIRL: Eso, que todo sea mejor, para tí también, guapa!

AYXAGIRONA: La primera traducció al catalá será per tú. Mes petons.

GIRL FROM LIBANON: Otro libro dedicado, Ole y ole!!