12 de noviembre de 2009

LAS MUÑECAS DE ZOE

Foto: Marijo Grass


M
e llamo
ZOE y tengo 5 años... y medio.


Mi tía Layla me lleva a visitar a la abuela el fin de semana porque mi mamá no puede venir; dice que tiene MUUUUUCHO trabajo, pero yo no creo que sea trabajo porque se va a un concierto y les dice cosas a todos detrás del escenario; y a los músicos también; y luego tocan, y hay mucha gente; después aplauden y gritan sin parar. Entonces, yo no sé si eso es mucho trabajo o es divertido. Ella siempre anda arriba y abajo, y le hablan todas las personas a la vez, y suenan tres teléfonos…y es mucho lío; y yo me voy con mi tía en el tren.

Mi tía es muy guay porque le salen los espaguetis mejor que a mamá; y me deja que les ponga un chorro de Ketchup. A mí me da la risa cuando cojo el bote de Ketchup y lo aprieto y hace ¡¡purrrfffff!!, y parece que se tire un PUM; como a Lluis, que se le escapó el otro día en clase de música y nos reímos todos: hasta la señorita, que yo la vi, aunque luego se hacía la seria y le decía a Lluis que fuera al baño.

Mi tía Layla es como mamá pero sin reñirme; eso es muy guay. Me ha comprado en los chinos de la estación una libreta para el viaje que se llama diario; es muy bonita y tiene muchas flores dibujadas en la tapa, y lleva un candadito con llave. Aquí voy a escribir todas las cosas que me pasan; y también puedo hacer dibujos, y poner las pegatinas de monstruo que me ha regalado mi primo Javi; y luego la puedo cerrar con mi candadito porque ésta es mi libreta de secretos y, como es para escribir secretos, no se la voy a enseñar a nadie; bueno, a mi amiga Alba sí porque es mi mejor amiga y le gusta jugar a los bebés conmigo, por eso puedo enseñarle mi libreta nueva.



Foto: Marijo Grass


Me gustan las tiendas de los chinos porque hay muchas cosas y puedo jugar al escondite; siempre hay gatos dorados que te saludan todo el tiempo en el escaparate. Y también hay muchos muñecos pero mamá no me compra ninguno porque dice que son malos. Pero, ¿cómo van a ser malos los muñecos? Bueno, hay uno que sí que es malo porque una vez mi otro primo— que es mayor y se llama Julio—, estaba viendo una película y yo pasaba con mi bebé por delante de la tele y me dio mucho miedo. Y él se reía y se reía: “ Si es CHUCKY, jajaja”. Y yo me puse a llorar.

Mi tía sí que me compró una muñeca de los chinos pero cuando llegamos a casa, después de ir al parque, ya se le había caído un brazo y una pierna. Ahora la saco cuando jugamos a enfermeras. Mamá nos deja vendas y Alba y yo la escayolamos: ella la pierna y yo el brazo, o al revés.

Esta mañana mi tía ha estado a punto de comprar un muñeco de los chinos, pero no era para mí, que ya tengo mi libreta secreta; era un señor muy feo haciendo caca con fuerza pero, ella se reía como una loca y decía que para una broma del amigo invisible en el trabajo estaría bien. Pues, a mí me gustan todos los muñecos menos el CHUCKY de la película de mi primo pero, este también era feo y, no está bien hacer un regalo feo; y menos a tu amigo invisible, que le puedes comprar un elefante si quieres porque como es invisible, aunque vaya por la calle con su elefante, nadie se va a dar cuenta y, además, los regalos tienen que ser bonitos siempre; como la Mariquita Pérez de mi abuela, que dice que me la va a regalar cuando tenga 8 años, pero para eso falta mucho todavía.



Foto: Marijo Grass


Me gusta el tren porque me puedo levantar y caminar a la pata coja por el pasillo, bueno, cuando no se dejan las maletas por el suelo aunque puedo hacer de canguro si hay maletas por el suelo.

La señora que tengo enfrente lleva un rato mirando cómo dibujo en mi libreta secreta, que yo lo sé. Tiene una revista que sale una princesa en la foto que se llama Leonor. Uff, ahora me mira como la señorita de plástica…

— ¿Sabes cómo se llama esta niña?— me pregunta de repente señalando la foto de su revista con el dedo.
Leonor— le contesto yo como si ella fuera la señorita; que yo me sé la lección.
— Pues tiene una muñeca igualita que ella, con los mismos vestiditos que lleva aquí, en la foto, pero ya se han agotado. Yo se la quería comprar a mi nieta y no hay— continúa enseñándome más fotos de la revista.
— Pero no lleva el mismo vestido que su mamá. A mí me gustaría tener un vestido como mi muñeca y le voy a pedir a mi abuela que me lo haga, que ella tiene una máquina de coser.
— ¡Qué niña tan graciosa!, si sabe lo que es coser y todo, jaja. ¿Cómo te llamas, guapa?
Zoe.
— ¿Zoe? ¡Qué nombre tan bonito!, raro pero bonito.
— Me lo puso mi mamá por una canción que le hizo un papá a su hija que se llamaba…
— ¡Tía! ¿Cómo se llamaba el músico de mi canción?
Lenny Kravitz, “Flowers for Zoe”— contesta mi tía sin levantar la cabeza de su revista.
— ¡Ese!— le digo a la señora.
— ¡Qué original!, yo me llamo Carmen, como la ópera de Bizet. ¿ Tú sabes qué es la ópera?

Esta señora me aburre y no le contesto y me pongo a hablar con mi tía.

—¿Tú también tienes nombre de canción?
— Pues sí, y es una preciosa que le encantaba a tu abuela: “ Layla”; la compuso un señor que se llama Eric Clapton.
— ¡No se vale!, ahora tendré que poner a todos mis muñecos nombres de canción.
— Cielo, puedes poner los nombres que tú quieras, para eso son tus muñecos.
— ¿Me dejas tu AIFON?

A mi tía no le importa que cambiemos de conversación, está acostumbrada porque mi abuela lo hace siempre y, además, me deja su AIFON, y puedo ver los dibujos que me gustan en la tele del YUTUB.



Foto: Marijo Grass


Cuando falta poco para mi cumple los mayores me preguntan qué es lo que más me gusta y yo siempre digo lo mismo: los bebés y el inglés. Bueno, me gustan más cosas pero eso rima, que lo he aprendido en el cole: como melón y camión. Y ya me sé todos lo colores y los números en inglés, y frutas, y algunos animales como: alligator, monkey o tiger. Y mi tía me ha enseñado a buscar los dibujos de Juan y Tolola en su AIFON, pero están en inglés y se llaman Charlie and Lola. Y ahora voy a ver uno que aprenden español, jiji, porque si yo aprendo inglés y Tolola español ¡podremos ser amigas!








Me gustan mucho los dibujos de Tolola, bueno, en inglés se llama Lola. A ella le encanta disfrazarse como a mí, y también pintar y las pegatinas. Voy a poner en mi libreta las pegatinas de monstruo que me regaló mi primo, que siempre está con sus amigos cambiando pegatinas para su álbum de monstruos. Y tiene uno muy antiguo de su papá. Y es mi primo guay porque siempre me regala pegatinas.



Foto: Marijo Grass


Ya hemos llegado. Mi abuela es muy mayor y vive en una casa que tiene muchas escaleras; siempre prepara croquetas y calamares cuando venimos a verla. Yo me como las croquetas y mi tía los calamares porque mi abuela sabe lo que nos gusta a todos y también es guay. Dice que cuando cumpla 8 años me regalará su Mariquita Pérez. A mí me gusta sentarme en su mecedora y que me cuente la historia de su Mariquita porque ella sabe contar los cuentos muy bien.



Foto: Marijo Grass


Las abuelas de mis amigas no juegan con muñecas ni les compran vestiditos, pero la mía sí porque es muy guay. Y me deja que vista y peine a su Mariquita.

—Vamos, abuela, cuéntamelo otra vez.

Y ella se sienta en la otra mecedora y nos balanceamos mientras escucho su historia.

—La muñeca Mariquita Pérez era el sueño de todas las niñas de mi generación. Cada año, cuando escribía la carta a los Reyes Magos, pedía lo mismo: “ Quiero que me traigáis la Mariquita”. Pero la Mariquita nunca llegaba. Sólo la tenían las niñas pudientes porque con las 150 pesetas que costaba era asequible para unas pocas.
— Abuela, ¿qué son niñas pudientes?
— Las que tenían familia con dinero y se lo podían permitir.
— Y, ¿ por qué no ibas al cajero a sacar dinero?
— Cariño, eran tiempos muy malos; después de una guerra; casi no teníamos que comer. No había cajero donde guardar el dinero, pero una Señora que sí lo tenía se le ocurrió diseñar una muñeca igualita que su hija porque, ella sacaba a pasear a la niña por la playa de San Sebastián y la vestía igual que a una muñeca antigua de porcelana que le había tocado en una rifa, de las que se hacían para recaudar dinero para los más pobres y, como llamaba mucho la atención, se le ocurrió montar su negocio y fabricar una a la que llamó Mariquita Pérez.
— ¿Cómo se llamaba la niña?
Leonor, como su mamá.
— ¡Anda!, como la princesa, pero su mamá se llama Leticia, y se parece a una Barbie que tiene Alba. Y a su hija le han hecho una muñeca que se viste igual, que me lo ha enseñado una señora en el tren; salía en su revista…
— Pues esta muñeca tenía todo tipo de accesorios: guantes, abrigos, zapatitos de piel, sombreros, traje de tenis, paraguas…¡Qué se yo!, hasta una peluca con melena corta y otra larga.
— Yo tengo una peluca rubia de pelo liso de Hanna Montana. Bueno, es de Alba pero me la deja, que yo también le dejo el Baby Born.
— A Mariquita le hacían programas de radio donde contaban su vida y sus aventuras. También le escribían cuentos; esto lo hizo un señor que fue un gran escritor. Se llamaba Torcuato Luca de Tena, pero lo de Mariquita lo firmaba como Juan Cuentista. Años más tarde empezaron a vestir a las actrices como la muñeca, para hacer la promoción, como a una niña que cantaba y hacía películas que se llamaba Marisol.



Google Images


— Abuela, ¡yo también quiero un vestido como el de mi muñeca!
— A las niñas que no podíamos tenerla nos gustaba mirarla en los escaparates de las tiendas, que los arreglaban muy bonitos, con todas sus cosas, pero a mí los Reyes me traían siempre un muñeco gordito que se llamaba Pepón. Y lo raro es que Pepón desaparecía cada año por las mismas fechas. Por Todos los Santos ya no encontraba a mi muñeco por ninguna parte. Y yo le preguntaba a mi mamá y a la abuela si lo habían visto y siempre obtenía la misma respuesta: “Tú sabrás donde lo tienes” o ¿Cómo voy a saber dónde lo has metido?” Y esto no me pasaba a mí sola; todas las madres de la posguerra tenían hijas a quienes les desaparecía su Pepón pero, misteriosamente, el día de Reyes aparecía, con ropita nueva, o el carrito repintado, y más guapo que nunca.
— Menos mal que los Reyes lo encontraban, abuela, porque son Magos.



Foto: Marijo Grass


— Yo ya dejé de escribir mi carta a los Reyes Magos pidiendo a Mariquita, pero es algo pendiente que quedó en mi infancia. Entonces, tu mamá, que estaba embarazada de 4 meses, me dio un día la sorpresa. La acompañábamos al tren con el abuelo y, antes de subir, me dijo:

“Mami, espero que te guste el paquete que he dejado en tu habitación”

Me quedé muy intrigada. ¿Qué será?, pensaba. Cuando llegamos a casa encontré una caja grande muy bien envuelta. La abrí nerviosa y casi me ahogo de la emoción. Allí estaba: mi Mariquita Pérez en su baúl, exactamente igual que la de mi niñez: con su sombrerito, su abrigo y su bolso preciosos. Empecé a llorar y a besar a la muñeca con la que siempre había soñado. Al cabo de tantos años… pero ahí estaba. Venía con un cuadernito para que las niñas escribieran su diario.
— La tía Layla me ha comprado un diario de los chinos con candadito y todo.
— En ese momento me dije: prometo cuidarte hasta que encuentres tu nueva mamá que está por nacer, mi nieta Zoe.
— Abuela, ¡¡¡que SOY YO!!!
— Y mira toda la ropita que le he ido comprando en estos años.
— Qué chula, abuela. Yo quiero un vestido igual. ¿La llevamos de paseo?
— Vale, coge su abrigo y el tuyo también, que ha llegado el invierno de golpe y no queremos ponernos malitas ninguna de las tres.



Foto: Marijo Grass



Este relato está dedicado a mi SUPERMAMÁ; y a LOLA, que es como mi cibermamá en la Blogosfera.

Y como esta es una historia EN FEMENINO, quiero agradecer a Simone el premio que ha concedido a esta casa para “…las chicas que tengan algo especial, que transmitan complicidad, ternura, diversión y fuerza porque son mujeres independientes y decididas con sus neuras preocupaciones y alegrías”





MIL GRACIAS SIMONE por incluir este blog en esa descripción.

Me gustaría que os llevarais el premio TODAS las comensales de esta cocina; sin duda os lo merecéis tanto o más que yo.


Os dejo con esta versión acústica de LAYLA, compuesta por Eric Clapton en 1972 como homenaje a Patty Boy, que por aquél entonces era la compañera de su amigo George Harrison y más tarde se convirtió en su mujer.




37 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Madre mía, no dejaba de imaginarme a la niña diciendo todas esas cosas, porque estoy seguro de que las tiene que contar tal cual nos lo has trasladado aquí... y a su abuela recordando su infancia y lo de Mariquita Pérez... Con Mariquita Pérez además tengo yo una historia especial, pero es muy larga de contar aquí, algún día lo haré, je, je, je...

¿Te he dicho que me das una envidia tremenda...? ¿Y qué me encanta ese papel de tío (aunque en mi caso sólo tío postizo) para hacerle regalos a los pequeñajos...?

Jo Grass dijo...

JUAN: el relato es FICCIÓN aunque la historia de Mariquita Pérez y Pepón es la de mi mamá. Quería saber si era capaz de escribir desde el punto de vista de un niño y, de paso, rendir un pequeño homenaje a las mujeres de la generación de mi madre.
Me encanta que te haya gustado y estoy segura que hacer de tío se te da muy bien, jaja

* Raquel * dijo...

Pues lo has conseguido, Jo.
Has creado un magnífico relato y me has puesto totalmente en situación. Casi podía escuchar la voz de esta simpática niña.
Me ha encantado. Texto, fotos, vídeo y música.
Me han venido a la mente millones de anécdotas de mí con 5 añitos... Todo era nuevo, todo era descubrir y divertirse.
Gracias por traerme estos recuerdos :)
besos

Adrianina dijo...

Me encantó. Transmitiste de una manera muy fresca las vivencias de esta nena.
Desconocía sobre la muñeca Mariquita Pérez,cuando yo era chica competíamos para ver quienes tenían los bebotes mas lindos; unos muñecos con extremidades y cara de goma y el resto de tela, nos encantaba cambiarlos ya que el tamaño era de un bb real. También estaban de moda los anotadores de Mary Kay.
Ahora; tremenda lora esta nena, jaja.

Besos, tus fotos siempre acompañan de perlas y es un lujo leerte.

LadyMarian dijo...

ME ENCANTÓ!!! Te felicito! Me encantó este relato desde los ojos de la niña. Era como si ella estuviera acá hablando. Lograste muy bien el estilo espontáneo y fresco de un niño. Muy tierno y divertido!

Las fotos son lindísimas y acompañan en forma perfecta al texto. La nena que aparece sentada, con una muñeca en las manos, vistiendo pantalón con flores se parece muchísimo a la hija de una amiga. Impresionante!
Me encanta como captaste el momento justo en la segunda foto. Es muy divertida. La primera foto es fantástica! Bueno, que querés que te diga, me gustaron toooodas!! jaja!! Y los videos también!

Felicitaciones! Besotes

Girl From Lebanon dijo...

Mi abuela también hace croquetas XD...genial relato y GENIAL canción...adoro a estos dos musicos...

Bss!!!

y felicidades por el premio!!

Jo Grass dijo...

RAQUEL: qué bueno que el relato te haya traido buenos recuerdos. Creo que aquellos que conservamos un pedazo de nuestra infancia tenemos un gran tesoro.Cuando escribía sobre los bazares chinos me acordé de tí, jajaja

ADRIANINA:La Mariquita fue el sueño de todas las niñas de la posguerra pero muy pocas podían acceder a ella, según me cuenta mi mamá. Parece que la exportaron con éxito a Cuba y México; puede que no llegara a Argentina. Hace unos pocos años decidieron fabricarla de nuevo y, fue entonces cuando yo se la regalé a ella. En su momento hasta Grace kelly se la compró a su hija Carolina, y luego se hicieron los vestidos de la Kelly para la muñeca.Así que se repite la historia con la primogénita de los principes de Asturias. El otro día leí que se había agotado la famosa edición limitada de la princesa Leonor, y eso que no ha llegado el boom de las Navidades. Ese fue el gérmen del relato.
No conozco a los anotadores de Mary Kay, no se´si se vendieron acá.

Un abrazote. Me encanta que haya resultado tan fresco como pretendía!!

LADY MARIAN: No sabes lo importante que es para mí que te guste TODOOOOO!! Era un experimento que no había intentado todavía pero puede que cuando termine la novela que tengo entre manos escriba algo para niños. Al fin y al cabo he inventado un montón de cuentos para mi hija, de los que ella se acuerda y yo no. Por cierto, las fotos de la niña morena, la primera y las que aparece con la muñeca es mi princesa, pero un poco más pequeña, que ya tiene 9.
Un besote

GIRL FROM LIBANON: donde estén las croquetas de la abuela que se quite Findus, jajaja
Los dos temas me encantan, y esta vez han sido parte de la inspiración para escribir.

LadyMarian dijo...

Sí, te veo escribiendo para niños. Tenés un estilo fresco para escribir y, por lo poco que te conozco, parecería que estás en contacto con "tu parte infantil". Me parece que conectarías muy bien con los chicos. Bueno, tu princesita seguro que lo sabe mejor que yo. ;P Es preciosa!! Te felicito!
Besos

Adriana dijo...

Mariquita Pérez me lleva a mi infancia, presidía la vitrina de casa de mi abuela. Ahora mismo la tengo desubicada, pero si la busco seguro que la encuentro, después de leerte me siento obligada a ello.
Te sabes meter en el mundo infantil... otro universo que explorar ¡¡¡
El video de "Charlie y Lola", me ha parecido genial,me he reído a carcajadas, incluso he podido ver la segunda parte¡¡
Las fotos muy bien, como siempre, acompañan al texto perfectamente.
Besos.

La Queli dijo...

Dior mío!!! , haces unos post larguísimos y cuando los acabas de leer.... te parecen cortísimos.

Deberías escribir más de un día por semana, pero claro... no te quedaría tiempo para tu novela... Nada, sigue solo los jueves, que estoy deseando leer algo muy, muy largo.

Besucos.

Jo Grass dijo...

ADRIANA: las Mariquitas de la época son ahora de coleccionista así que dile a tu abuela que te la deje en herencia, jajaja Los dibujos de Juan y Tolola ( no sé por qué le han cambiado el nombre original si Lola es español) son buenísimos. Incluso tienen varios premios BAFTA. Qué bien que hayas visto la segunda parte!!

LA QUELI: Ya me gustaría dedicarme a escribir un post diario...pero no tendría tiempo para novela ni para leeros a vosotros!! Soy consciente de la extensión y del tiempo que me dedicais al leerme. No sabes el valor que adquieren para mí vuestros comentarios por esa razón. Ojalá que puedas hacerlo en formato mucho más largo!!!......Espero proporcionarte una buena dosis de diversión!!

Un besote

Manuela dijo...

Jo, magnífico! Me ha dado escalofrío, a mi mamá le pasó algo similar, siempre me contó que no pudo tener la Mariquita Pérez porque su mamá siempre le dijo que era muy cara y no podían permitírsela, y ella veía las Mariquitas de las niñas más pudientes de su clase y no entendía porqué ella no podía tener una igual, así que hace algunos años una amiga mía me dijo que en Santander volvían a venderlas, iguales a las de la época, así que se la regalé a mi mamá por unas Navidades, y en fin, fue muy entrañable el momento en que la abrió, es el regalo más bonito que le he hecho... en cuanto a la historia de Torcuato Luca de Tena, no lo sabía, de hecho conozco bastante bien a uno de sus sobrinos nietos y hoy mismo le contaré la historia, porque no creo que él tampoco la conozca, escritor postergado al acabarse el franquismo, pero yo sigo siendo fan de Los renglones torcidos de Dios, a pesar de que hace mil años que la leí... un abrazo y gracias por este relato Jo! siempre aprendo cosas contigo...

el centollo mecánico dijo...

Partiendo de la base que escribir desde el punto de vista de estos locos bajitos, esta muy bien...Muestras esa inocencia, esa curiosidad y esa sabiduria de los mas pequeños ¡me ha encantado!
Referente a Mariquita Perez y Pepon, pues ahi me pierdo por algunas razones jajaja pero quizas mi hermana mayor, sepa algo de esto...vere que investigo...jejeje...un besito

Lola Mariné dijo...

Qué niña más lista, más parlanchina y más guapa, jajaja.
Me ha encantado.
Buen finde.

Sandra dijo...

Ya lo creo que has conseguido escribir desde el punto de vista de un niño, creo que tras esa mirada infantil que tienen se esconden muchas verdades, y muchas cosas que se dicen como se piensan, nada de rodeos, lo crios las cosas claras.

Feliz finde guapa.

Leinad24 dijo...

La pena es que hagas unos relatos tan largos, y yo tenga que leerlos a cachos por falta de tiempo y de internet claro está

Jo Grass dijo...

MANUELA: Qué increíble que tu madre viviera la misma historia y tú acabaras comprando la muñeca como yo. Estoy segura que hay muchísimas mujeres de esa generación que desearon esa muñeca porque fue un icono de la época y completamente inasequible para la mayoría. El marido de la creadora era escritor y redactor jefe de la revista Blanco y negro; gracias a sus amigos artistas e intelectuales crearon toda la historia que la acompañaba, incluido el nombre ( Eugeni d´Ors, Victor de la Serna o Felipe Sassone) además de Luca de Tena que escribió las aventuras.
Me alegra la coincidencia con la historia de nuestras mamis!!!

CENTOLLO: No sé si tu hermana mayor pero tu madre o tu abuela seguro que saben algo de esta historia. Me alegra que hayas disfrutado!!!

LOLA MARINÉ: Estoy supercontenta de que haya quedado simpático y creíble el personaje de esta nena, jaja. Felíz finde para ti también!!

SANDRA: Lo que más me gusta de emular a los enanos es la frescura y falta de prejuicios que muestran en sus observaciones. " Esta señora me aburre, paso de ella", jaja
Buen finde guapa

LEINAD: Por eso le decía a la Queli que soy consciente del tiempo que me dedica la gente que me lee y por eso me parece tan valioso encontrar vuestros comentarios. Los relatos salen de mi cabeza y nunca sé cómo van a finalizar. Agradezco muchísimo que hayas llegado hasta aquí, aunque sea por entregas.

Lola dijo...

Me equivoco si la Lola del final soy yo? es que no me puedo creer que me unas a tu madre en una dedicatoria. O no soy yo?
Magnífico relato, Jo. Cuentas tantas cosas en tan poco espacio..... Es muy bonito, de verdad, muy entrañable y nos ha llegado al alma a todos.
Me da verguenza decir que yo si que tuve a mi Mariquita Perez. Lo que no sabía es que había tanta gente que la queria. A mi no me hacía demasiada ilusión, las muñecas no fueron nunca mi predilección, yo prefería unos patines o una pistola de agua o de hacer burbujas.....o una pirindola.
Las fotos preciosas, que envidia, y los videos estupendos. Te ha salido todo redondo. Un beso Lola

Claire dijo...

¡¡Hola!! Me ha encantado. He leído tu relato bebiéndome un Nestea fresquito, que es sábado por la tarde, y estaba deseando coger el portátil y relajarme con los blogs. Me ha gustado mucho, y recordar una muñeca tan antigua jejeje. Un abrazo.

Jo Grass dijo...

LOLA: ¡PUES CLARO QUE ERES TÚ!!!!!!!
Querida Lola cibermami. ya sabía que tú sí habías tenido a Mariquita y ni fu ni fa!! como dicen por nuestra tierra. Pues, que sepas que la tal Leonor diseñó la muñeca a imagen y semejanza de las niñas de tu colegio de la infancia. Me hizo mucha gracia enterarme y recordar el post reciente en que hablabas de ello.
Me encanta que te haya gustado y es un honor dedicártelo junto a mi mamá , a quien he hablado de tí con mucho cariño.

Un besote

CLAIRE: refresquito y lectura!; estupenda combinación. Me alegra haberte proporcionado un ratito agradable en sábado por la tarde.

besitos

Alba dijo...

Hola, quería invitarte al sorteo que estoy haciendo en mi blog, pásate y participa, igual te toca!
Un beso
http://the-fashion-paradise.blogspot.com/2009/11/sorteo-en-fashion-paradise.html

Noemí Pastor dijo...

A mí también me encantan las tiendas de chinos. Acaban de abrir cerca de mi casa una enoooorme: el paraíso.

Jo Grass dijo...

ALBA: me paso volando aunque a mí no me ha tocado nunca un sorteo, ni siquiera una piruleta en el cole pero...nunca es tarde para intentarlo de nuevo.

NOEMÍ: no sé si es un paraíso de tienda o lleva ese nombre pero, seguro que tienen gatos dorados saludando en el escaparate todo el tiempo, jajaja

Bichejo dijo...

Me ha encantado, súpertierno!!

ayxagirona dijo...

Osti tu ¡¡¡ Quina nena més maca i divertida. M'encaten els crios i las nines i suposo que per això he trobat tant tendre el relat. Las fotos supersimpàtiques. Petons.

Zoe dijo...

Jo, esa pequeña Zoe, que nombre tan genial!! que has creado se merece una novela y hasta una pelicula....

Hace poco me decia una amiga americana y mama de dos niños de 2 y 4 años que no hay buenos cuentos para niños.

Tienes un don...compartelo

Mil besos

acoolgirl dijo...

Preciosa y muy muy real... ¿seguro que no la ha escrito Zoe? :)

Ya he leído que la historia de la Mariquita Pérez es real... Qué maravilla poder darle a tu madre esa ilusión, no?? Es algo fantástico.

Un besitooo

Jo Grass dijo...

BICHEJO: ¡qué bien , qué bien!

AYXA. Esa era precísamente mi intención, que el personaje de la niña resultara simpático y divertido!

ZOE: ¿ A tí te pudieron el nombre por la canción?
Lo de escribir para niños está en mi cabeza. ¿ No será editora tu amiga americana? ¡lástima! uhmmm

ACOOLGIRL: Igual que ha comentado Manuela, es el mejor regalo que le he hecho a mi madre en su vida!!!

Khris dijo...

Hablando de juguetes coelccionables mi niñez estuvo marcada por una serie japonesa (para variar) que eran de unos guerreros que defendian a su diosa, de dicha serie surgieron los muñecos de acción que en poco tiempo se covirtieron en el boom! y todos los chicos queriamos un "Caballeros del Zodiaco", aún recuerdo las tiendas atiborradas de padres de familia que se depatian en batallas campales por adquirir el tan deseado muñeco.

Te quiero amiga Jo, como siempre otro delcioso platillo literario.

Zoe Miho dijo...

Hola Jo :D
Lo primero agradecerte que te pasaras por mi blog pues a través de tu comentario pude descubrir lo maravilloso de tu relato. Quizás deba agradecer también a Scott por actuar de nexo... :P
A mí también me encantan las coincidencias, nos vemos pronto; por aquí o por allí.. un besazo xD

Jo Grass dijo...

KHRIS: parece que todas las generaciones han gozado de un objeto-juguete-deseo. No conozco Los Caballeros del Zodíaco pero es ovbio que para nosotros ha sido todo mucho más fácil que para las mujeres de la generación de mi madre, que crecieron rodeadas de carencias pero supieron subsanarlas con el poder de la imaginación; y ese es su gran legado.
Un besote

ZOE MIHO: Qué alegría encontrarte por mi cocina!!! Me han encantado las coincidencias, y que hayas disfrutado del relato, of course! Por descontado que nos seguimos la pista.
Hasta pronto!!

Nina Maguid dijo...

He sido niña con diario, tía, madre y abuela, he viajado en tren y he abrazado con lágrimas mi Mariquita Pérez tardía y bienvenida. Cuánto sabes de niños, qué bien le has puesto voz a Zoe y cómo has hurgado en mi corazón (con mi beneplácito).
Me ha venido una gana loca de abrazar a tu mamá.
Gracias por este momento, eres un bicho entrañable.

ElTiempoPerdido dijo...

Me he pasado por tu blog para ver si habías escrito algo nuevo y veo que por desgracia no... así que he husmeado y he topado con este artículo que no había leído, fíjate si soy despistado...

Me ha resultado fresco y muy simpático. Por cierto, tienes una niña que es una verdadera preciosidad, está para comérsela de lo guapa que es.

La verdad es que se te da bien eso de la narrativa Jo, como ves la gente te comenta mucho. Tienes que sentirte muy feliz, tienes motivos para ello. A ver cuando escribes otro, que nos tienes en vela!!! ;)

Por cierto, te llamo Jo pero no sé tu nombre.

Espero que tu semana vaya bien, yo ando liado con mil historias chica... y hoy me traen mi dormitorio nuevo. Por cierto, jajaja, la cenita fue bien y la película... es agradable, pero tiene un final... jajaja

Un abrazo muy fuerte
Dani

Jo Grass dijo...

NINA: Qué fantástico que surgiera ese brote de nostalgia. Mi mamá se ha emocionado al leerlo.
Un fuerte abrazo. Me alegra que pasaras por aquí.

EL TIEMPO PERDIDO: Dani, darling. Ya sabes que publico un relato todos los jueves. Ya me gustaría pasarme el día escribiendo pero eso no es posible. Si algún día publico y consigo vivir de la literatura, seguramente también podré dedicarme más al blog pero, también me apetece leeros a vosotros y dejaros comentarios y eso lleva bastante tiempo. Todo el que no duermo. De todas formas me encanta resultar entretenida con estos relatos; al fin y al cabo ese es mi sueño: entretener gracias a los textos.

Un besote.

ElTiempoPerdido dijo...

tranquila bonita, simplemente es que no te había pillado el horario ;). Mi última intención es presionar.

Te noto un poco estresada... uffff. Yo también lo estoy no te creas, últimamente siento que el negocio parece que no acaba de arrancar del todo y yo sigo empujando y empujando pero consume mucho tiempo... La gente tarda en pagar... en fin... cosas de autónomos... mejor nunca te metas en el ajo hijamía...

En fin, un abrazo muy grande.
Dani.

Jo Grass dijo...

EL TIEMPO PERDIDO: ¡Ya estoy en el ajo Dani!, En este momento estoy de freelance haciendo fotografía y casting, y todo el mundo tarda en pagar.

Besotes, creía que ya lo sabías...

Ah, y de presión nada que es un placer tenerte por aquí. Muamua

ElTiempoPerdido dijo...

coño!! yo soy fotógrafo tía!!! una del gremio!!!!