12 de mayo de 2011

LA RED SOCIAL DE ZOE

Foto: Marijo Grass


Mi mamá se ha ido de viaje en el tren, y yo me quedo con la tía Layla otra vez. Ella siempre lleva chuches en el bolso y me compra cosas GUAYS de los chinos; no como mamá, que solo tiene manzanas, palitos de pan o galletas de arroz, y dice que en las tiendas de chinos todo es horripilante; y las cosas que me gustan, como los gatos dorados o las figuras de animales, son trastos que se llenan de polvo. Por eso estoy MUY contenta, porque mi tía NO me da galletas de arroz —que me gusta el arroz pero el de galleta no—, y comemos chuches y compramos cosas horripilantes; porque a ella le da igual lo del polvo, y le molan también los animales de la suerte y todas las cosas de los chinos.




Foto: Marijo Grass


Hoy me ha recogido al mediodía en el cole; tocaba potaje de garbanzos, y cuando hay potaje todos gritamos ¡¡PUAGG!! Y la monitora se enfada; dice que hay que comer legumbres, que es muy sano; y dejar el plato como un perrito. A mí no me gustan las legumbres ni los potajes, ni comer como los perritos, pero estoy aprendiendo a comer con palillos, que es comer como los chinos.




Foto: Marijo Grass


Hemos ido a un restaurante, igual que los mayores, que van a los restaurantes cuando salen del trabajo, se cuentan las cosas y hacen CHIN CHIN con el vino, pero a mí me ponen zumo. Había mucha gente, sobre todo señores con traje que hablaban mucho; y una mamá con su hija, que se ha enfadado porque no quería el filete, pero las patatas sí. Los camareros llevaban los platos muy rápido, en bandejas que volaban; parecían señores del circo.




Foto: Marijo Grass


La tía Layla ha encendido las velas como hace en su casa por la noche. Ahora no es por la noche pero en la mesa hay un candelabro muy chulo de La bella y la bestia, y nosotras hemos visto la peli muchas veces y nos sabemos las canciones.




Ilustración: Alexandra González


Ella ha pedido un pescado con una salsa verde muy rara, que era de aguacate, y yo unos espaguetis con tomate; y en su AIFON sonaba la música porque llegaban muchos mensajes. Entonces ha hecho una foto del pescado y la ha puesto en el Feisbuc, para que la vean sus amigas.




Foto: Marijo Grass


—¿Tú tienes muchas amigas en el Feisbuc?—pregunto, porque está jugando con el AIFON todo el rato.
—Pueess, ahora tengo 997.
—¡Jopeta! Y, ¿te invitan todas a su cumple?
—No, solo las amigas de verdad.
—Entonces, ¿las amigas del Feisbuc son de mentira?
—No es que sean de mentira; muchas son amigas digitales: amigas de amigas o de sitios y lugares que me gustan, pero no las he visto nunca.
—Yo no quiero tener amigas que no he visto nunca y no me invitan a su cumple. Además, el señor policía que ha venido al cole dice que es peligroso.
—¿Van policías al cole?
—Hoy ha venido uno; y ha explicado lo de los amigos de Feisbuc y Tuenti.
—¿En serio?
—Sí; primero ha preguntado si sabíamos qué eran las redes sociales. Pero, ¡eso lo sabe todo el mundooo! Y muchas niñas de sexto tienen Tuenti, que yo las he oído en la fila, pero sus padres no lo saben.
—¿De verdad?
—¡Claro! Pero yo no me voy a chivar, ¿eh?
—Chivarse no es guay.
—El señor policía ha explicado las que son de mayores, porque nosotras tenemos Moshi Monsters, que es muy chulo. Clara y Natalia tienen otra de pingüinos.
—¿Se llama Moshi Monsters?







—Sí; es de mascotas; adoptas un monstruo y lo tienes que cuidar. Hay muchos juegos para ganar dinero y comprar comida o muebles para su casa; también pones tus amigas y escribes mensajes; y nuestros monstruos pueden jugar juntos. ¡Ah! Y es en inglés. ¡A mí me gusta mucho el inglés!
—¡Qué guay! Tienes que enseñármelo.
—¡Vale!
—Y, ¿qué más ha dicho el policía?
—Pueess, que tienen que estar los padres para apuntarse. Y no hay que decir dónde vives, ni cual es tu cole; tampoco poner fotos en bañador ni quedar con desconocidos, que luego te secuestran o roban en tu casa.
—Bueno, visto así, acojona un poco.
—¿Qué es acojona?
—Que da un poquito de miedo.
Moshi Monsters es de monstruos pero no da miedo.
—Está bien que tengáis cuidado, porque todo lo que escribes y las fotos lo puede ver todo el mundo…
—Y, ¿todos hacen una foto de la comida y la ponen en el Feisbuc?
—Todos no pero, ¡mola!
—¡Ah! A mí me molan los creps de Nocilla, pero me gusta más jugar a las Witch con mis amigas. Cuando tenga Tuenti pondré las fotos de mis mascotas, y de mi cumple, pero en bañador no.

Entonces, la Tía Layla ha hecho una foto de mis espaguetis y también la ha puesto en el Feisbuc; y han llegado más mensajes. Y sus amigas decían: ¡Qué ricoooo! Y la manita que pone Me Gusta muchas veces.

Luego hemos ido al parque un ratito; ella se ha sentado en el banco a poner Me Gusta en los videos de sus amigas, pero yo creo que es más divertido tirarse por el tobogán.




Ilustración: Alexandra González


Por la tarde, al salir del cole, hemos ido al chino; me ha comprado una taza de perrito y una libreta para pintar. Le he enseñado mis dibujos de la clase, cuando la seño nos ha dejado sentarnos en la mesa con nuestras amigas, para hacer nuestra red social; y hemos pintado un retrato que se llama avatar, y también los de tu familia. Yo he hecho a mi tía, y podías escribir Me gusta en los dibujos de las demás. Me ha dicho que su avatar era chulísimo, y lo ha puesto en su Feisbuc, porque la he pintado muy guapa.


Ilustración: Alexandra González


Después hemos preparado creps con Nocilla para cenar, y las amigas que viven con ella, que se llaman Merche y Adriana, no querían porque no era de régimen. Yo les he preguntado si les dolía la barriga, porque en el cole te dan régimen si te duele la barriga, pero siempre es arroz con caldo o verduras y pollo; pero han dicho que no, que solo estaban pensando en su culo, que después no les caben los pantalones. Al final se han comido tres cada una, porque nos han salido muy ricos.




Ilustración: Alexandra González



Mamá ha llamado “para saber si todo estaba en orden”, pero en el piso de la tía Layla no ordenan las habitaciones, y ella siempre quiere que yo ordene la mía. Me ha felicitado porque ha visto en el Feisbuc mi dibujo de la tía Layla, que es la hermana pequeña de mi madre, aunque en el Feisbuc son amigas, pero mamá tiene Tuiter también; dice que es más rápido porque caben pocas palabras, y que lo tiene por el trabajo.




Foto: Marijo Grass


Pensaba que vivir con tus amigas era muy guay, y podías cenar creps y hacer fiestas de pijamas como en las series de Disneychanel, pero creo que no porque, después de comer los creps, todas se han puesto a escribir mensajes en el ordenador; y no se reían juntas ni nada. Entonces les he preguntado si querían conocer mi monstruo y las amigas que tengo en mi red social, y les he dejado jugar.

Adriana me ha ayudado a adivinar de qué país eran las banderas; ahora ya me lo sé y tengo muchos puntos para comprar. Después les he enseñado una canción de Selena Gómez, que sale en Los Magos de Guaverly Pleis, y nos hemos puesto a bailar, pero como mañana hay cole, me he tomado un Cola Cao en mi taza nueva de perrito, y he cogido un cuento para ir a la cama, que hay que madrugar.

Es muy guay cuidar el monstruo, o escribir mensajes a tus amigas en el ordenador, y colgar las fotos de tus mascotas para que las vean todos; pero mamá dice que leer un cuento, antes de dormir, ayuda a soñar; y a mí me gustan los sueños y las amigas de verdad, que me invitan a su cumple, y también podemos jugar.




Foto: Marijo Grass

40 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Cada vez que voy a China mi hija me pide el muñequito que sube y baja el brazo, si le pregunto si quiere comer en un restaurante siempre contesta:-vale¿en un chino?, y gracias a Dios todavía prefiere los cuentos a las redes sociales.
Pero aquí estamos tú y yo, en vez de leyendo un buen libro o tomando café con las amigas de las que te invitan al cumple.

Cantares dijo...

Encantadora la historia.
En casa no hay niños pequeños aún pero veo y leo las cosas que ocurren, me encantó que los consejos vinieran relatados por un personaje peque.
Besos

Sandra dijo...

Ojalá y la cria tarde aun mucho en descubrir el feisbuk, porque lo veo una esclavitud, tener que andar haciendo fotos constantemente e informando a todo dios de donde estas y que haces... ufffff demasiado para mi.

Mis sobrinos tienen tuenti, y yo me tuve que hacer una cuenta tambien, nada mas que para controlarlos, ahi esta su tia velando por ellos :P

besos.

raindrop dijo...

La visión de los niños es apasionante. Sobre todo, porque nos desnuda a los adultos: nos muestra lo absurdo de muchos de nuestros comportamientos y la forma tan demencial que tenemos de convertir en complicado lo sencillo.

Lo cierto es que me has hecho reflexionar, porque metido en blogger y en facebook, a veces pienso que me relaciono más con bits de información que con gente de carne y hueso.
Me consuela saber que ahí detrás sigue habiendo gente de carne y hueso con inquietudes, ilusiones y anhelos similares a los míos.

besos

Anna ( princesa) dijo...

Una tierna historia, vista desde los ojos de la inocencia. Me gusta, es una manera de ver y sentir la vida, las cosas modernas que hoy nos rodean y que poco a poco se adueñan de todo y la moda ahora es el tuenti o el Facebook
Encantadora la verdad.

Besitos

muerte roja dijo...

Que wuay es la tía Leila, creo que todos queremos tener o ser una tía así.
Muy bueno el dialogo tía-sobrina.

Felicidades por este relato tan entrañable y magistral.

Un besote :)

Sonix dijo...

Pues es muy sabia esta niña, efectivamente los mejores son los amigos que están ahí y se pueden abrazar, muchas veces en internet se encuentran verdaderos amigos e incluso el amor. Y a veces, cuando a uno le hace falta, ni los de carne y hueso, ni los otros... hay para todo.
Pero me ha encantado la visión de un niño de su tía adicta a las redes sociales. ;D

Silvia dijo...

Tengo por casa a un enano que me visita desde las 7am hasta las 2pm, y con tan solo una sonrisa nos recuerda que la vida está repleta de cosas sencillas por disfrutar.. un helado, salir a caminar, lanzarte de cabeza al mar... a veces se nos olvida que lo importante está allí afuera..

Besos,

Elena Lechuga dijo...

Tema muy interesante para debatir. Los excesos siempre son nocivos, lo que se integra en la vida normalizándolo enriquece. Cuestión de mediar ;)
besos guapa

Scarleth dijo...

Me gustó mucho, creo que yo estoy en el punto medio entre la niña y su tía, todavía me gustan más los amigos que te invitan a su cumple que los de las redes sociales, pero aprovecho ambas partes de la vida.
Me agradan las redes sociales porque conoces a personas del otro lado del mundo, e incluso muchas veces sin saberlo te ayudan a vivir mejor, pero me gusta conversar, caminar y abrazar con los de carne y hueso =)

ayxagirona dijo...

Es el que te la evolució¡¡ Quan era petita ni em podia imaginar el que ens ofereixen ara las noves tecnologies. Estàs una mica... com t'ho diria, quasi obligat a participar-hi i més encara si ets adolescent o quasi. Genial la Zoe i la tieta enrotllada també. Petons des de la Costa Brava.

Claire dijo...

jajaja..me he reído mucho con cómo ve Zoe la vida de su tía y sus amigas...¡y al final se ponen moradas con los creps..! pobre Zoe. Ya sabrá cuando sea mayor lo que es un régimen.. ó no, pero tarde o temprano todas lo aprendemos..
Muy bonitas las ilustraciones. Que sepas que tienes una artista :-).
Y la relación tía y sobrina me parece genial. Es bueno que los niños vean con esos ojos a sus familiares.
Un relato muy chulo.
Un abrazo.

Eva Magallanes dijo...

¡Que a nadie le falte una tía Layla! que la estructura, el orden y todo aquello que en este caso representa mamá, requiere también de flexibilidad, creatividad y juego. ¡A mi también me gustan las chucherías chinas!
Mis besos!

SK dijo...

Aquí la eterna tía Layla, lo siento, no encuentro el botón de Me gusta...;)Buscaré el de Me Encanta

Besotes, guapa!!!

Anusky66 dijo...

me encanta el contrapunto de la madre y la tia Layla!!!y sobre todo lo normal que vive la niña que dos personas puedan ser tan distintas, pero igualmente buenas para ella, te ha quedado genial !!!!
Me gusta!!!

Unbesazo

Jo Grass dijo...

EVA MAGALLANES: la tía Layla, que aparece en otros relatos de Zoe, es el contrapunto a la madre (que tiene que hacer de madre) procurando a su sobrina un escape a las reglas y una flexibilidad, como dices, que su progenitora no se puede permitir, jajaja
A Zoe le encantan las cosas de los chinos. Hay constantes referencias en todos los relatos que protagoniza en estas páginas.
Besos

SK:estoy convencida que tú serías una tía Layla estupenda, y que a Zoe le encantarían esos sombreros superestilosos de su tía de América, jajaja
Besotes

ANUSKY: creo que es importante que los niños entiendan desde pequeños que hay muchos tipos de personas y momentos en su vida para vivir las cosas. Me alegra que te haya gustado.
Besitos

Jo Grass dijo...

Hola a todos. Como sabéis, blogger ha estado inactivo un par de días, justo después de que colgara esta entrada el pasado jueves, que desapareció del mapa y ahora vuelve a estar aquí, pero se han perdido todos los comentarios. Creo que habían unos 13, pero no tuve tiempo de leerlos ni de contestarlos porque estaba trabajando, así que os pido disculpas a quienes leyérais el relato de Zoe y dejárais huella en mi cocina sin respuesta de mi parte. Espero igualmente que os haya gustado, y mil gracias por dedicarme vuestro valioso tiempo.
Besotes virtuales

Nina Maguid dijo...

Todas las niñas deberían tener una tía Layla. No tanto para beneficiar a la niña sino a la madre, que es agotador hacer los dos papeles sin liarse. Se podría crear una cooperativa de tías Layla que trabajaran por horas. O hacer un Pokemon en plan Layla, solo que no te podría llevar al chino.
Me has dejado blandita, Josi.
Un beso!

raindrop dijo...

Se borraron los comentarios, pero permanecen las mismas impresiones: impactante relato desde una visión infantil, fresca y sencilla.
Los mayores somos expertos en enredarlo todo. Eso le decía el Principito a Saint-Exupéry.
Y es que no aprendemos ;D

besos

muerte roja dijo...

Todos queremos tener o ser una tía Layla!!!

Me ha encantado la conversación tía-sobrina, ha sido genial.


Besos ;D

Humberto Dib dijo...

Hermoso personaje la tía Layla, así como es muy bella la forma en que llevas el relato, corre simple, no hay trabas ni demoras, con un lenguaje muy creativo. Simplemente me gusta pasar por aquí, buscarle más vueltas es quitarle magia.
Un beso enorme.
Humberto.

Marisa dijo...

Pero qué bien te metes en la cabecita de esos "locos bajitos", Jo...Me has hecho sonreír continuamente.
Menos he sonreído con el tema de las redes sociales en manos de menores. Menos mal que tu protagonista prefiere tirarse por el tobogán a estar conectada a facebook (te felicito por esta cuña del relato). Estas redes sociales, tan inofensivas en apariencia no lo son tanto en la práctica, como todos sabemos. Un menor aún no posee la capacidad de discernir quién le está "engañando" por la red para fines poco benévolos y quién no. Sin entrar en el tema de las fotografías colgadas en estas redes (por cierto, adquieren el derecho a ellas de por vida).
Desde la enseñanza, en los institutos, algunas horas de tutoría con los chicos son dedicadas a alertarles e informarles sobre el riesgo, uso y abuso de estas redes sociales que cientos de estudios demuestran ser la causa directa de:
- Disminución de la comunicación en familia.
- Disminución de relaciones interpersonales no familiares.
- Aumento de obesidad.
- Disminución de la creatividad.
- Disminución de las horas de sueño en adolescente y sus consecuencias en los resultados académicos.

Buen texto, Jo.
Un placer siempre leerte.
Un besazo.

Sr Nocivo dijo...

Me encanta la tía Layla. Entre su madre y la tía Zoe esta muy bien cuidada.

AMBER LAKE dijo...

Una niña muy inteligente esta Zoe, sobre todo por seguir los sabios consejos de su madre.
Las redes sociales son para usar, no para abusar. Espero que lo tenga siempre presente.
Acertadas reflexiones y estupendas fotos (dibujos incluidos), Jo.
Un beso.

tracy m2 dijo...

Esta Zoe nos ha recordado lo adictivo de los "Me Gusta" pero también lo bonito de darle la espalda al ordenador. ¡Nada como las familias que se contradicen dentro de sí mismas!
Un besazo!

Jo dijo...

que genial manera y sabrosa de mezclar el relato entre chunches potajes y zumos...
ahora que creci ya me tomo un c opetin de vino

me recuerdas mucho a mi que a veces me da por hablar como en rima y hasta meimagino que cantadito...

que buen lugar
entretenido

hace mucho que recuerdo que yo tenia una tia similar

besos

Jo Grass dijo...

NINA: está claro que la madre no puede hacer el papel de la tía Layla y viceversa; una pone límites y la otra vía de escape, lo cual proporciona la ecuación equilibrada en las vivencias de la niña.
No me gusta dejarte blandita!! Espero que hayas pasado un buen fin de semana y que hayas empezado esta con alegría. Yo continúo bastante liada.

RAINDROP: gracias por regresar!!! Es verdad que los mayores lo enredamos todo, por eso hay que conservar al niño que llevamos dentro y sacarlo cuando es necesario. Lástima que no siempre es así. Al personaje de Zoe le tengo un gran cariño!
Besos

Jo Grass dijo...

MUERTE ROJA: hacer de tía Layla es más divertido que de mamá; pero hacer de mamá resulta muy gratificante, especialmente con una niña como Zoe.

HUMBERTO: la magia es fundamental en nuestra vida, porque nos permite saborearla con ilusión sin perder la emoción que nos regala la mirada de niño.
Un beso enorme

Jo Grass dijo...

MARISA: precísamente, los últimos artículos que han caído en mis manos sobre el abuso de las redes sociales y sus consecuencias por parte de los niños, me dieron la idea para escribir esto, pero quería hacerlo desde el punto de vista de uno pequeño, antes de que entrara en ese juego; y Zoe me ha permitido hablar de ello.
Un placer para mí tenerte en la sobremesa disfrutando de tus aportaciones tan interesantes, como siempre.
Besotes, bella

SR. NOCIVO: ya sabes cuánto me gusta este personaje; necesito ponerle voz cuando mis tiempos son duros; me ayuda a relativizar las cosas que me abruman.

Jo Grass dijo...

AMBER LAKE: un libro ayuda a desarrollar la imaginación; hay que encontrar equilibrio en la diversión. Los dibujos los he encontrado en una carpeta de mi hija. A ella le encanta que me sirvan de inspiración!!

TRACYM2: creo que a nosotros también nos hace falta que alguien nos recuerde lo divertido que es tirarse por el tobogán, y apagar el móvil y el teléfono por unas horas para disfrutarlo, jajaja

Jo Grass dijo...

JO: esta es una cocina literaria de fusión, jajaja Bienvenida colega Jo. Me alegra que hayas pasado un ratito entretenida!

Adriana dijo...

Lamento tu "accidente" con Blogger, es lo que tienen las nuevas tecnologías, lo peor de todo es que la solución no depende de tí¡¡ Por lo demás, me encanta esta niña, es ingeniosa e ingenua, pero sobretodo entrañable. En fin que disfrute enormemente con Zoe y su tia Layla, quizás todos somos un poquito tia Layla con nuestros sobrinos. Besos guapa.

Lola dijo...

Que monería de Zoe! habla con mucha inocencia pero tiene mucha cabeza. Da gusto leerte, Jo, mucho gusto, y la tia Layla me encanta y también los culos de sus amigas. Un beso Lola

don vito andolina dijo...

Hola, que bella historia, entrelazada, íntimista, un lujazo leerla,si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buena tarde, besos locuaces..

ayxagirona dijo...

Quan era petita ni en somnis em podria imaginar que la tecnologia avançaria d'aquesta manera, i avui en dia resulta imprescindible estar comunicada amb las xarxes socials, el més important es l'educació amb aquest nou món i el millor moment es quan tens l'edat de la Zoe, i si a sobre tens a la tieta Layla que t'assessora millor que millor. Li tens agafada la mida a aquest personatge. Petons des de la Costa Brava.

Anna (princesa) dijo...

Hola guapa.
Pasaba a saludarte y decirte que las fotos de mi boda, si quieres verla están arriba del blog, al principio, además mas abajo hay una entrada con fotos de ese día, peinado, vestido...
Besos

Jo Grass dijo...

ADRIANA: esta fue la semana del caos en blogger, aeggg
A pesar de que recuperé el texto no aparece en su categoría y no deja volver a clasificarlo...
Es fácil hacer de tía Layla. Yo también practico con mis sobrinos!, jajaj
Besitos

LOLA: ya sabes que traer a Zoe a mi cocina me libera y desestresa. Siempre escribo algo con ella cuando mi vida está saturada de problemas!!
Besotes cibermami!

Jo Grass dijo...

DON VITO. el placer es mío. Bienvenido y regresa cuando quieras!

AYXA: los niños de hoy nos llevan ventaja. Ellos han nacido en la era de la tecnología, pero es importante que sepan cómo y cuando utilizarla, para que no se convierta en su enemiga!
Petonets

ANNA: ya lo he visto todo, superprincess. Estás reuqteguapa!
Mua

LadySuchard dijo...

Todos hemos tenido una tía Layla en nuestras vidas. La verdad que es un poco triste lo esclavizados que llegamos a estar a las redes sociales y ahora con esto del internet en los moviles más aún que yo me canso de ver gente con las blackberrys caminando por la calle que si se descuidan se dan contra las farolas porque no despegan las cabezas de las pantallitas.

Jo Grass dijo...

LADYSUCHARD: las redes sociales , como todo en la vida, tienen su lado bueno y el malo. Lo que está claro es que abusar de cualquier cosa nunca resulta sano.
Besitos
¿Te has pasado media noche leyéndome? Me siento halagada y emocionada a partes iguales. Mil gracias, guapa