18 de noviembre de 2010

DE PICNIC EN CENTRAL PARK



Foto: Marijo Grass



Ha sido una semana bastante agitada, pero he podido terminar todo el trabajo que tenía pendiente, incluida una portada para una revista de diseño que dirige un colega del barrio. Hoy he quedado con Lynn para hacer un picnic en Central Park, después de su clase de origami en el Museo de Historia Natural. Me encanta pasear por este oasis urbano: el pulmón de la ciudad.

Central Park tiene forma de rectángulo y se extiende a lo largo de 4 kilómetros; limita al norte con la calle 110, al sur con la 59, al este con la Quinta Avenida y al oeste con Central Park West. Alberga varios lagos, un zoo, un castillo victoriano e infinidad de áreas para practicar deportes.



Foto: Marijo Grass



Cada vez que vengo descubro rincones nuevos, al tiempo que me cruzo con un buen número de corredores, ciclistas, patinadores, paseantes, lectores, parejas de enamorados, grupos de amigos e infinidad de turistas del mundo entero. En verano suele estar muy concurrido porque celebran conciertos, festivales de teatro y actividades para niños. Ahora que el frío amenaza con la llegada inminente del invierno, los árboles pierden sus hojas, se empiezan a congelar los lagos y, al anochecer, solo te cruzas con paseadores de perros.




Foto: Marijo Grass



Me dirijo al American Museum of Natural History, en el lado oeste del parque.
He llegado temprano y me gustaría sorprender a Lynn con sus alumnos haciendo figuritas de papel. El Museo está organizado por continentes; en cada uno se muestran, en grandes vitrinas, escenas con animales disecados reproduciendo su hábitat natural. Algunos resultan bastante siniestros pero a los niños les encanta, especialmente los dinosaurios. Para mí es un lugar inspirador; sobre todo la sala en la que se encuentran los elefantes, con ese aspecto decadente y apolillado.




Foto: Marijo Grass



Lynn está en un aula-taller en esa planta, en la zona próxima a las oficinas. La he localizado, sentada al fondo, en compañía de otra profesora. El centro de la sala lo ocupa una gran mesa, cubierta de papeles de diferentes tamaños, colores y estampados, con motivos florales o geométricos. Hay un grupo de 10 niños haciendo animalitos de origami a su alrededor.
Me acerco a saludar; ella me recibe con una amplia sonrisa, me presenta a su compañera y, después de intercambiar unas frases, reclama mi atención. Entonces se pone a doblar un papelito, con la habilidad manual que mostró el día que nos conocimos y, de repente, aparece una figura, que deposita sobre mi mano a modo de obsequio. ¡Es el unicornio de Blade Runner!




Blade Runner. Ridley Scott. 1982


Recuerdo una noche, charlando por el skype; los dos estábamos viendo la película en un canal que programa clásicos. Empezamos nuestra disertación a través de la pantalla del ordenador. Ella se queda con la primera versión y el final romántico: dice que Deckard es humano. A mí me gusta el montaje posterior de Ridley Scott, en el que añade el sueño con el unicornio y apunta que es replicante pero él no lo sabe.

Me hace gracia que ahora me regale la figurita. Me encanta esa película; es una joya del cyberpunk y sobre ella se han escrito ríos de tinta. La vi por primera vez cuando nuestro profesor de filosofía nos llevó de excursión a la Filmoteca. Todavía hoy resulta moderna, y eso que tiene casi 30 años.

Quedan unos minutos para que finalice la clase; no se me ocurre cómo devolver a Lynn el detalle. Al final decido sentarme en la mesa con los niños y enseñarles a pintar expresiones a sus figuras de papel; mientras, ella observa sonriente y agradecida por mi iniciativa. Los enanos están encantados porque sus animalitos están cobrando vida.




Foto: Marijo Grass



Al salir del Museo nos vamos hacia el cruce de la 72 con Central Park West, donde se encuentra el edificio Dakota, para acceder al parque por el Strawberry Fields Memorial. El Dakota destaca entre los edificios colindantes por sus tejados puntiagudos y las balaustradas. Creo que es el más caro de la ciudad; con una comunidad de propietarios que actúan como la Gestapo, decidiendo quién entra, sale, compra, o vende. Dicen que, a Madonna y Tom Cruise, les dieron calabazas. Tiene a sus espaldas una leyenda terrorífica de sectas satánicas, veladas de espiritismo y rituales de magia negra. Además, es el escenario de “ La semilla del diablo” de Polansky; pero lo que atrae centenares de turistas y curiosos es el asesinato de John Lenon en la puerta, que era vecino del inmueble junto a Yoko Ono, quien todavía reside aquí. También ha sido hogar de Judy Garland, Leonard Berstein o Lauren Bacall, entre otras celebridades.




Foto: Marijo Grass



Atravesamos el Strawberry Fields Memorial: un precioso jardín dedicado a John Lennon, a quien le encantaba pasear por allí. El punto de encuentro habitual es un mosaico de estilo greco-romano en blanco y negro, con la palabra Imagine en el centro, alrededor del que se agolpan los turistas haciendo fotos y dejando velas, flores, púas de guitarra, partituras y cosas así. En la fecha que conmemora su nacimiento y muerte se reúne mucha gente para homenajearlo, cantando las canciones de los Beatles y dejando algún presente.




Foto: Marijo Grass



Continuamos el paseo retomando nuestra vieja discusión sobre Blade Runner. Los conductores de carruajes, que hacen el recorrido turístico, ofrecen mantitas a sus clientes. Un trompetista, con guantes deshilachados, dedica su recital a los pájaros bajo una arboleda; a nadie más parece interesar su melodía desafinada. Una pareja de señoras, enfundadas en lujosos abrigos de piel, emiten destellos de luz al caminar gracias a sus joyas de gran tamaño, que reflejan los rayos solares. Tres corredores jadeantes nos adelantan; poco más tarde los encontramos haciendo estiramientos apoyados en la baranda de un puente.




Foto: Marijo Grass



Nos hemos sentado en un banco a tomar el sol. A Lynn le ha dado un ataque de tos. Al abrir su bolso para sacar unos pañuelos, he observado un libro con aspecto de novela gráfica en su interior, lo que ha despertado mi curiosidad de inmediato.


—¿Qué llevas ahí?— pregunto intrigado.

— ¡Nada! Un libro para leer en el metro— responde, quitando importancia al asunto.

— ¿Me lo enseñas?— insisto.

— ¡Oh, no es interesante!— exclama.

— ¡Vamos! No te hagas la misteriosa. ¡Déjame ver!

— Está bien, pero no te rías— sacando de su bolso un ejemplar de “Lovenista”: un Shoujo manga de una dibujante llamada Kayono.




Lovenista by Yakono


— ¡No sabía que fueras Otaku!

— Soy otaku pero en sentido japonés. Obsesionada con origami. No friki de manga y anime, pero me gusta Shojo.

— ¡Manga romántico para chicas!— exclamo con cierta sorpresa ojeando la novela. No imaginaba a Lynn leyendo estas cosas.

Kayono introduce el erotismo en Shojo. Esta es la historia de Yun: una chica que tiene problemas con el sexo hasta que conoce a un chico guapo y canalla.

— No conozco esta dibujante.

— El manga es una fuente de inspiración para el artista de origami. En el dibujo hay una gran observación de la naturaleza; muchos símbolos de la estética japonesa, como mariposas y flores, alrededor de los personajes.



Black Bird by Kanoko Sakurakoji


— Muy decorativo. Me recuerda a Gustav Klimt. En la mayoría de sus cuadros trataba la sexualidad femenina y también esos adornos.

— De Klimt me gusta “The kiss”. Es sensual, como los artistas de la Escuela Rimpa japonesa. Utilizaban muchos temas de la naturaleza: aves, plantas y flores, con fondos dorados, como hace él.




The kiss. Gustav Klimt 1907-08


Entonces ha abierto su bolso de nuevo extrayendo un catálogo de papeles preciosos, con estampados que recuerdan las pinturas de Gustav Klimt.


— Quiero hacer algo así— afirma sonriente—. ¿Qué te parece?— pregunta, mostrándome también un extraño pincel—. Se llama fude, es de bambú y pelos de caballo; se utiliza para escribir y dibujar con tinta.

— No lo había visto nunca; me encantaría probarlo.


Caminamos por el parque hasta detenernos al norte del invernadero acuático, donde se encuentra una escultura enorme de Alicia en el país de las Maravillas, frecuentada por niños que disfrutan explorando sus rincones. Al situarnos al lado del conejo que sostiene el reloj, Lynn pregunta.




Foto: Marijo Grass



— ¿Te apetece comer algo? He traído Chazuque y unos sándwiches, por si no te gusta.

— ¿Chazu qué?

Ochazuque o Chazuque: es una comida popular en Japón; un bol de arroz con varios ingredientes encima. Se sirve con té y se convierte en sopa. Es habitual acompañar con umeboshi, nori, wasabi y alguna planta, como crisantemo.

— ¿Una sopa de arroz con té?

— Deliciosa.

— ¿Qué es umeboshi?

— Un tipo de ciruela japonesa, hidratada. Se hace encurtido con sal y hojas de shiso. De sabor ácido y salado. Muy buena para el resfriado. Tiene hierro, calcio y fósforo. ¿Quieres probar?

— ¡Por supuesto!


El bolso de Lynn es como la chistera de un mago. Está repleto de sorpresas. A simple vista no lo parece pero, ahora mismo, está sacando un termo, tazones, palillos, un recipiente con arroz y otros más pequeños con el resto de ingredientes. Además, ha extendido un pañuelo grande en la hierba sobre el que deposita los enseres para el picnic.

Me siento un poco abrumado. Yo aquí, “de Rey” , esperando que mi Geisha me sirva la sopa. Intento ayudar pero ella es muy rápida organizando todo. Observo una ardilla frente a mí. Me ignora; continúa mordisqueando una bellota. Después se acerca como un perrito para ver si tenemos algo delicioso para obsequiarla.




Foto: Marijo Grass



En Central Park puedes encontrar ardillas, peces, conejos, tortugas, ranas y unas 42 especies de aves diferentes a lo largo del año. Alberga unos 250.000 árboles y matorrales, en especial olmos.


— ¿Es común hacer picnic en Japon?— pregunto, pasmado ante el maravilloso festín que ha montado en un minuto.

— Mucho. Hanami es una tradición: dar un paseo para ver flores y hacer picnic bajo los árboles; sobre todo en primavera. Me gusta Sakura: la flor del cerezo. Las empresas envían un empleado nuevo a guardar sitio bajo el árbol para el picnic.

— ¡Qué curioso! Hacer un picnic con el jefe y la gente del curro me parece muy raro.

— Todo el mundo hace Hanami. Los parques se llenan; es preciso reservar un lugar.


Mientras me instruye en las costumbres de su tierra, prepara el bol de arroz con las ciruelas y el resto de ingredientes del ochazuke; al final, añade el té verde que lleva en el termo. Me encanta observar cómo transforma en ritual cualquier acción en la que participa. Nunca he visto a nadie servir el té como ella; con una coreografía de gestos precisa, en la que anticipas los movimientos, pero te recreas en cada uno de ellos porque destilan tradición y belleza.


— Lynn, está buenísimo; deberías abrir tu propio restaurante— afirmo, señalándola con los palillos.

— Trabajo en un restaurante; prefiero arte de origami— responde complacida por el halago a sus dotes culinarias.


Continuamos nuestro paseo; necesitamos conservar el calor que nos ha proporcionado la sopa. Las hojas crujen a nuestro paso; el personal que se ocupa de la conservación del parque trabaja sin descanso para limpiarlo. Al notar que está helada, la agarro por el hombro y seguimos caminando. Ella se acomoda con cierto nerviosismo sujetándome por la cintura; sonríe para sus adentros, manifestando timidez pero complacida por el gesto.




Foto: Marijo Grass



— ¿Sabes? En el manga los personajes evolucionan a través de sus experiencias. Algunos mueren, incluso. En la cultura japonesa lo importante es el camino; todo es transitorio y bello. No existe ese apego a las cosas tan grande como aquí— afirma con vehemencia.

— ¿Y a las personas?— pregunto sonriente, girándome hacia ella sin soltarla y flexionando las piernas para colocarme a su altura.

— A las personas sí— responde con voz temblorosa y una risa medio contenida. He conseguido turbarla, y me encanta. Un día me explicó lo torpes que eran los japoneses para expresar sus sentimientos. No suelen dar muestras de cariño en público. La gente es muy tradicional y suele vivir en casa de sus padres hasta que se casa.


Entonces me da el arrebato latino, inclino su cabeza sobre mi hombro con delicadeza, y la beso en el cuello con pasión, imitando el cuadro de Gustav Klimt que le gusta.


— Eres genial, Lynn. Siempre aprendo un montón de cosas contigo.


Ella se ríe, me da un empujón cariñoso, como si me castigara por la travesura, se adelanta unos pasos y continuamos paseando. Decidimos acercarnos al Museo de Arte Metropolitano, el MET, que queda justo al otro lado del parque, en la Quinta Avenida con la calle 82, casi a la misma altura que el de Historia Natural. Quiere enseñarme sus obras favoritas de la gran colección de Arte Asiático, en especial grabados y caligrafía. Yo le voy a mostrar Velázquez; puede que algún Sorolla. Se adelanta para conseguir unos pases gratuitos que le dan con su carnet. Entre tanto me quedo en el exterior, observando cómo salen los grupos escolares que visitan el Museo a diario.




Foto: Marijo Grass



Veo a Lynn subiendo la escalinata que da acceso a la puerta principal y me fijo en su forma de moverse. No me había dado cuenta que fuera tan sensual. Me gustaría que me explicara cómo es el sexo en Japón. Yo lo imagino silencioso y fetichista pero, a pesar de que Lynn está bastante occidentalizada, no sé si me hablaría de estas cosas. Quizás contemplando los grabados eróticos antiguos pueda preguntar sin que parezca una invitación. Su compañía me produce un efecto sanador. Es adorable, detallista y buena amiga, como Mauro. Me da la sensación, después de ver su afición a las novelitas románticas japonesas, que le atraen los canallas. Voy a aprovechar la visita a los grabados antiguos para averiguarlo. Al fin y al cabo, ha sido ella la que ha sacado el asunto del erotismo enseñándome los mangas de Kayono. Puede que nos inspire a ambos; incluso que decidamos continuar la velada haciendo prácticas con su pincel de bambú, al finalizar su turno en el Restaurante. Me pregunto si me dejará que la dibuje.




Foto: Marijo Grass


CONTINUARÁ

54 comentarios:

Angie dijo...

Jo, hazle una favor a la humanidad y pon un vinculo al primer capitulo, que mi portátil esta en las ultimas y se tarda eternidades en navegar, llevo una media hora intentando encontrar la primera, yo es que estas andaduras las cogi desde la reunión con marvel y así no hay quien entienda.

Besos

Jo Grass dijo...

ANGIE: vale, ya lo he puesto. Ahora me doy cuenta que si alguien quiere ir al principio debe hacerlo hacia atrás porque solo dejo el link del capítulo anterior, ¡glups! Bueno, mil gracias, bella. Solucionado.
A la derecha están agrupados los capítulos bajo la categoría de A NEW YORK STORY.
Besitos

acoolgirl dijo...

El bolso de Lynn es peor que el mío, eh??? Se nos va a descoyuntar la pobre!!

La verdad es que Vicente ya está teniendo demasiado "cachondeo" con tanta chica revoloteándole... Jajaja!!!

Un besitooo

Marisa dijo...

Excelente y agradable paseo por Central Park. Me ha encantado como lo has descrito y como nos lo has transmitido.
El pasado maldito y de leyenda del edificio Dakota, me ha parecido interesantísimo. En realidad, todo el paseo al que nos has llevado con tu narración, descripciones y una fotografías que me han encantado, especialmente, la 2ª es magnífica con ese primer plano de la rama del árbol con ese azul del agua de fondo; y la de la ardilla es de una gran ternura.

Vamos, que me voy encantada, Jo.

Un fuerte beso.

Juan Rodríguez Millán dijo...

¡Cuántos puntos ha ganado hoy Lynn, al menos conmigo! Si a mí alguien me regalara el unicornio... para qué te voy a decir más, je, je, je... Mejor no lo digo, que sueno más friki de lo que ya soy, je, je...

Qué bonito paseo, Jo. Por Central Park, por tus fotos, por la pintura, por el manga, por el cine, por la cultura japonesa... y por la compañía. ¿Por qué me da que dentro del museo se va a torcer con un encuentro inesperado...? Ains, qué dura es la vida...

Juanjo dijo...

Me ha encantado el protagonismo de Central park en este capitulo porque es uno de esos sitios a los que ire si o si cuando vaya a nueva York.
Por si fuera poco tambien haces una referencia muy acertada a una de mis peliculas favoritas:"Blade Runner"....inolvidable esa escena final cuando el protagonista descubre la pajarita en el suelo
besos

Raúl Peñaloza dijo...

¡Lo del enlace al primer capítulo es un acierto!

Pocas cosas tan atrayentes como hacer origami y después ir al parque. Me hubiera encantado ir con Lynn.

Por cierto, este episodio es una especie de "Little Japan" en Manhattan. No me había puesto a reflexionar la cantidad de japonerías que hay ahí.

Un beso.

Lola Mariné dijo...

Me encantan estos paseos de los jueves por New York. Me estás despertando unas ganas locas de volver allí.
Besos.

Sr Nocivo dijo...

Es impresionante como has dotado de vida la descripción del central park, era muy fácil imaginarles paseando rodeados de corredores, pájaros,niños y árboles perdiendo las hojas.
Lynn es adorable y estoy seguro que a ella le hace tilín Marcos, pobrecilla... ¡pero su bolso es como el de Mary Poppins!!
Hace unos días intentamos hacer una grulla en clase de japones con la profesora y las acabó haciendo todas ella ¡el origami es muy difícil! Por cierto, mi actual profesora de japones es nativa y pese a su edad es muy kawaii, con sus lazos o las camisetas y los bolsos de hello Kitty.

Lola dijo...

La he leido con pasión. Ha sido como una peli con imágenes preciosas. Me encanta Central Park y todo lo que contiene y el Museo de Historia Natural para mí fue una preciosa sorpresa.
Un abrazo y mi cariño. Lola

Elena Lechuga dijo...

Qué guay poder seguir las andanzas neoyorquinas y acercarse un poquito a la ciudad de esta manera.
Bss!

El Deme dijo...

Esta incursión en al cultura japonesa entre paseos por Central Park es una delicia. Esas fotos en las que se nota que hace un frío del carajo mientras brilla un sol estupendo, son un complemento ideal. (Y, posiblemente, una metáfora visual del caracter de los neoyorkinos)

ipodgirl dijo...

Central Park es maravilloso... ojalá cuando vuelva pueda pasar un día allí, con picnic incluído :)
Besotes!!!

ayxagirona dijo...

Però Lynn existeix de debò¿??? Aquesta noia es maca, simpàtica i molt carinyosa, s'ha de quedar amb ella, però segur que pasa alguna cosa tot seguit i es queda amb un pam de nas. Però apunta que jo voto per Lynn ¡¡¡ Meravellós el passeig pel parc i las fotografies delicioses. Petons des de la Costa Brava.

Anusky66 dijo...

Maravillosos paseos los que nos has permitido disfrutar hoy ,el que se dan los protagonistas por Central Park y el que nos acerca la cultura japonesa .
También aprovecharé el enlace y este finde me leo los capítulos que me faltan .

Un besazo

Ruben dijo...

Estuve en NY la primavera pasada y ha sido todo un placer rememorarla a través de tus descripciones. El toque oriental con Lynn le da dado mucha magia al paseo. Solo un "pero"...Ahora me muero de ganas de tener un unicornio de origami y tengo dos manos izquierdas!! :)

Jo Grass dijo...

ACOOLGIRL: que sepas que me acordé de tus bolsos cuando escribía esto, jajaja A mí también me encantan king size porque cabe todo. El problema es que la mitad de cosas se pierden en sus profundidades.
Marco es el dibujante, lo confundes con Vicente: el amigo cafre de la infancia!! ( ya sé que es un lapsus)
besitos

MARISA: ¡qué emoción que digas todas esas cosas, marisa! Y que te puedas pasear por Ny con el relato. Es curioso, la foto que destacas la puse en el último momento porque necesitaba ver agua, entre tanto árbol y pajarito...
Besos para tí también!

Jo Grass dijo...

JUAN : aprendería a hacer origami solo para regalarte el unicornio pero el Sr. Nocivo dice más abajo que es muy dificil!!!! Qué bien que funcione todo. Pensaba que igual me excedía con las "japonerias" que apunta Raúl y las referencias artísticas! ¿Quieres que ocurra algo en el Museo? Todavía no he pensado qué pasará en el próximo capítulo!
besotes, guapo!

JUANJO: no debes perderte un paseo por este parque en cuanto visites la Gran Manzana. Blade Runner me encanta!

Jo Grass dijo...

RAÚL PEÑALOZA: todavía me estoy riendo con tu etiqueta de "japonerías" y Little japan. ¡Qué bueno eres bautizando las cosas y poniendo títulos, jajaja
El enlace al principio de la historia lo ha pedido Angie!

LOLA MARINÉ: el próximo viaje a presentar tu novela. Me alío con Montse y te hacemos un macro-reportaje, divina de la muerte!

Jo Grass dijo...

SR. NOCIVO: seguro que tu profe de japonés es estupenda, con bolso de Hello Kitty y todo! Me encantaría conocerla, jajaja
Yo también creo que a Lynn le gusta Marco, pero me da que él es un tanto torpe con los asuntos amorosos...
Me complace muchísimo que hayas disfrutado del paseo!

LOLA: el Museo de Historia Natural es muy curioso! Me gusta que me leas con pasión!
Besos, queridísima Lola

Jo Grass dijo...

ELENA LECHUGA: en realidad, esto es como una guía de viaje con un personaje de ficción que te muestra la ciudad a través de su historia.
Welcome!

EL DEME: es cierto que las imágenes muestran tremendo frío, a pesar del sol radiante!

Jo Grass dijo...

IPODGIRL: es imprescindible hacer un picnic en Central park! Seguro que lo disfrutas en tu próximo viaje a la Gran Manzana!!

AYXAGIRONA: de momento Lynn solo existe en la imaginación de todos nosotros pero las fotos ayudan a visualizar el relato. A mí me gusta su personaje!
Petons des de la ciutat condal!

Jo Grass dijo...

ANUSKY66: ojalá que disfrutes igual con el resto de la historia, aunque leas al revés y ya se hayan desvelado muchas cosas.
Felíz finde

RAÚL: hola, guapo!
Me gusta lo del toque oriental y la magia, jajaja Yo también quiero el unicornio de origami. Se me ocurre que hay que ser muy habilidoso y tener mucha paciencia para dedicarse a este arte!

Adriana dijo...

Qué debe tener este chico, que todas le bailan el agua¡¡ Menudo harén se te está montando, al final se va a quedar con la peor, por no decidirse cuando toca. Me gusta ese paseo por el parque, tus palabras junto con las fotos hacen que sea muy fácil imaginarse ahí¡¡ Por cierto, cuánto te paga el ayuntamiento de NY, por la promoción que les haces¿?? jajaja. Besos guapa.

Jo Grass dijo...

ADRIANA: este Marco acabará aprendiendo, no te preocupes!! O igual NO!!!, jaja No tengo ni idea.

El ayuntamiento de NY no colabora en lo más mínimo. Una pena!!
Buen finde, guapa!

Anna ( blog princesa) dijo...

Hola Jo;
De nuevo de vuelta y poniendome al dia con tu historia.

Este capi me ha dejado con ganas de mas. Muy buen sabor de boca.
Me ha gustado el paseo por central park.

Nos leemos y sigue asi guapa.

besos y buen finde

Stanley Kowalski dijo...

La historia se vuelve cada vez más irresistible. Creo que no debe haber nada más representativo de New York que el Central Park. No recuerdo película filmada en esa ciudad sin que se pase por este lugar.
Me encantaría conocerlo! El edificio Dakota es inagotable, sus historias se vuelven más poderosas con el pasos de los años.
Escribís como los dioses! Y las imágenes son un capítulo aparte!

Así que cumplís años el mismo día que Barbra? Que honor! Para Barbra, claro está!!!!

BESOTES HERMOSA Y QUE PASES UN FINDE SOÑADO!

Jo Grass dijo...

ANNA ( blog princesa): como me gusta que queden ganas de más después de leer un capítulo, jajaja
besos, princess y buen finde

STANLEY: estoy convencida que te encantará Central Park, y la milla de oro de los Museos, que está allí mismo. Me resulta muy curiosa toda esa truculencia del Dakota. La peli de Polansky es brutal! Mil gracias por tus halagos; me obligan a subir el listón cada semana, y no es nada fácil!
Besotes, gran finde para tí

Flor dijo...

Jo, genial el post. Paseamos por Central Park, recordamos a Blade Runner (un "must") y aprendimos de la cultura japonesa, que más se puede pedir???
La continuación, of course!

Jo Grass dijo...

FLOR: me encanta eso de que Blade Runner es un "must"jaja. A ver cuando escribo el siguiente capítulo porque voy a estar de viaje casi una semana y no sé si podré visitaros o escribir algo.
Besitos, buen fin de semana

RUBÉN: cariño, i´m sorry. Acabo de darme cuenta que te he llamado Raúl antes. He contestado varios comentarios y se me ha ido la musa.

Por cierto, mensaje para todos. Rubén acaba de estrenarse como blogger. A ver si le haceis una visita de bienvenida!
Besos para todos, mi querida ciberfamilia!

Amber lake dijo...

¡Me encanta Blade Runner, es mi película favorita!
Yo también pienso que Deckard es un replicante. Ridley Scott da varias pistas durante el film y más en la versión del director. El hecho de que el jefe de Deckard le deje la figurita del unicornio, que hace referencia al sueño que tuvo, como queriéndole decir que sabe lo que sueña porque se lo ha implantado él es muy significativa.
Es una película preciosa y que tiene muchas lecturas. Cada vez que la veo, y ya he perdido la cuenta de cuántas han sido, descubro algo nuevo. Y, sobre todo, esa escena del alegato final de Roy, el replicante, que es sencillamente maravillosa. Sin olvidar la BSO, de lo mejorcito de Vangelis.
La verdad es que no sabía que Central Park era tan grande. Estupendo el recorrido por esa zona de NY.
Un beso.

Jo Grass dijo...

AMBER LAKE: en la versión del director queda claro que es un replicante. Estoy contigo y con Marco, jajaja La de horas que yo le he dedicado a esa película en mis clases... Me encanta.
Central Park es enorme. No te cansas de pasear y descubrir nuevos rincones en cada visita!
Felíz finde, bella.
"El escolta" me tiene alterada! Cuanta tensión sexual, Dios mío, jajaja Estoy disfrutando mucho con tu novela.

Stanley Kowalski dijo...

Me confundí, verdad? No cumplís años el mismo día que Barbra. Es otra persona. Exceso de champagne de la noche anterior, jajajajajaja!!! Y vos, como una lady, no dijiste nada.
Mil disculpas!

BESOTES!

Jo Grass dijo...

STANLEY: no te preocupes que nos pasa a todos, jajaja Yo antes he llamado a Rubén, Raúl, porque acababa de contestar el comentario de Raúl. Espero que no se enfade conmigo, jajaja
A seguir disfrutando del champagne!
Besos

LadySuchard dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LadySuchard dijo...

Si me pusiera en la piel de las féminas de tu relato vería a el protagonista como el típico canalla aunque si miro desde su punto de vista me sale el lado condescendiente y pienso que solo esta perdido que no sabe lo que quiere y que tampoco hace las cosas con mala intención. No se como terminará la historia pero pienso que en algún momento se llevara un batacazo por andar del tingo al tango aunque todos hayamos pasado por situaciones parecidas alguna vez.
Me ha gustado la referencia a la película blade runner aunque yo solo me haya leído el libro (¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?) y me pareció excelente asi que tengo como cuenta pendiente el ver la película.
un abrazo Jo.

Jo Grass dijo...

LADYSUCHARD: esa es la idea que tiene Gaby de él en este momento pero, es cierto que nosotros tenemos su punto de vista, y sabemos que está perdido, descubriendo cosas, adaptándose a su nueva vida, a la ciudad; y no hace más que mostrar su torpeza con las mujeres, algo bastante típico, jajaja
Besos

Montse dijo...

Con tu relato, estamos conociendo NY, y me gustaria conocere sta ciudad y pasear por Central Park. Te mande las fotografias , pero creo que no te han llegado, lo hare en la dirección del blog, espero que ahora si. besitos.

Jo Grass dijo...

MONTSE: me alegro que te haya gustado el paseo por Central park.
No he recibido las fotos.

ME VOY DE VIAJE. Estaré fuera una semana. A mi regreso podré leeros a todos y continuar con las aventuras de Marco en la Gran Manzana.
Besitos para todos!

VAN dijo...

Te he descubierto hoy y me he leído la historia entera de un tirón! mi más sincera enhorabuena! Me ha encantado como escribes, lo bien que describes cada escenario, cada lugar (se nota mucho que te documentas a parte de que supongo que conoces NY porque si no... es todavía más impresionante!) Y los personajes junto a todas las cosas que le ocurren a tu protagonista son divertidísimas! Aquí tienes una seguidora nueva!;-)

Iria dijo...

Tengo más ganas que nunca de ir a Nueva York!! Y de seguir leyendo tu blog, que acabo de descubrir :)

Ojala tubiera yo un parque cmo ese para pasear a mi perro, y no tener que buscar cualquier parquecillo cutre para que el pobre por lo menso pueda hcer sus necesidades sobre la hierba y no en plena acera :D

Un saludo!


Peripecias y extravagancias de una veterinaria: iriabellas.blogspot.es

Sandra dijo...

Mira que a mi NY es una ciudad que no me llama la atención, y una de las pocas cosas por las que me gustaría conocerla es por pasear por Central Park, tiene que ser espectacular!.

SK dijo...

Central Park en invierno... Creo que es uno de los pocos sitios en los que el frio (insoportable para mí) pasa a un segundo plano y hasta desaparece.
Me ha encantado el paseo en compañía de tan educativa japonesa y con la banda sonora de Blade Runner retumbando en mi cabeza. ¡He aprendido un montón! Me ha recordado (salvando las inmensas distancias) a esas tardes en las que empezaba la primavera y la profe de dibujo nos llevaba a dar clase en el parque cerca del cole.
Tengo taaaantas ganas de volver a NY!!!
Besotes guapa!!!

Claire dijo...

Una de las cosas que más me gusta de los personajes es la creatividad que poseen. Es apasionante leer y descubrir cosas nuevas. Por ejemplo y sin ir más lejos, no sabía que había novelas manga para románticas y la verdad es que siento curiosidad..
Cómo se complica la historia, porque la verdad es que todas tienen muchas papeletas para conquistar el corazón del protagonista... ya se verá... :-)
Un capítulo muy bonito y unas fotos estupendas.
Un abrazo y feliz finde.

Leo Mercado dijo...

Cuánto mundo cabe en el mundo!
Te abrazo, Jo.

La Queli dijo...

Me has ( nos has) metido de lleno es uno de los lugares más fascinantes de NY, al menos para mí... Central Park me lleva la mente a montones de películas preciosas donde trascurren montones de tramas....
Yo tambien estoy segura de que el día que visite la Gran Manzana, antes de ver la estatua de la libertad... me voy a dar un paseo por ese maravilloso parque...

Se lo estás poniendo dificilísimo a Marco con tantas mujeres interesantes... ahora veo lo fácil que le resultó no caer en los tentátulos de Marga.... con todo lo que le rodea...
En fin, que aunque he tardado, aquí sigo esperando la siguiente gira neoyorkina de tu próximo capitulo.

Besucos guapa y que vuelvas pronto.

Jo Grass dijo...

VAN: Hola hola y, bienvenida a mi cocina. No sabes el honor que supone para mí que hayas leido TODA LA HISTORIA!!!! Madre mía, me has dedicado muchisimo tiempooo!. Mil gracias por tus palabras, me llenan de ánimo para seguir escribiendo!! Mi sueño es entretener a la gente con mis novelas y cuentos.
Disculpa el retraso en la respuesta. He estado de viaje una semana y, a mi regreso, se me han complicado las cosas. Encantada de que te sumes al menú de los jueves!
Un abrazo

IRIA: bienvenida a tí también. Nueva York es una ciudad fascinante y muy inspiradora, jajaja. Me alegra que hayas disfrutado con las aventuras de mi dibujante. Ojalá que puedas visitar este parque. A tí y a tu perro os encantará. Más abrazos.

Jo Grass dijo...

SANDRA: seguro que, aunque la Gran ciudad te resulte un caos, este parque merece una visita.
Besos, reina mora.

SK: tienes razón, en Central park se soporta mejor el frío. ¿Por qué será? jajaja Qué ganas de regresar ahora mismo!!
Mil besos, bel.lísima

Jo Grass dijo...

CLAIRE: a esta dibujante la descubrí hace poco en el Salón del Manga de Barcelona. Respecto a Marco, no tengo idea hacia dónde le llevará el amor pero, está claro que nosotras podemos darle un empujoncito con la que nos guste más, jajaja ¡Votemos!
Besotes,guapa, y si tienes puente a disfrutarlo!

LEO MERCADO: y cuánta razón tienes, mi querido poeta. Otro abrazo pa tí!

Jo Grass dijo...

LA QUELI: nena, el día que vayas a NY es al primer sitio que debes ir a pasear. Es verdad que Marco no lo tiene fácil. Yo propongo que votemos por la chica que nos guste más, jajaja
Requetebesos. Regresé hace tres días pero he estado más liada que un ocho, y anoche casi no duermo para escribir la siguiente entrega, que he terminado hace un momento. Pronto me pongo al día leyendo a todo el mundo.
Más besitos.

LadyMarian dijo...

No sabía lo del edificio Dakota! Que interesante! Así que rebotaron a Tom Cruise y Madonna! Qué gracia les habrá hecho! jaja

Ahora amplié mis conocimientos sobre novela gráfica. Ella explica bastante.

Me gusta la relación que establecen. Me parece muy interesante el contraste del tipo de vínculo que él tiene con las diferentes mujeres y lo que producen en él.

Besos

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: por lo visto ambos intentaron utilizar todo su poder y su influencia sin éxito, jajaja Ese edificio es una institución!

Me gusta mucho el personaje de Lynn y la relación que tiene con él pero, al final, todos y todas se cuelgan de parejas más canallescas, jajaja. Ya veremos cómo se resuelve su vida amorosa!!

LadyMarian dijo...

Sí, en este momento lo veo más con Gaby, pero bueno, veremos qué decida la autora. ;)

Besotes y que tengas un fantástico 2011

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: en realidad, lo vais a decidir entre todos los lectores de la historia, así que, las votaciones están abiertas porque hay que empezar a preparar el desenlace, jaja
Muchos besos para tí también. Espero que todos empecemos un nuevo año con energías renovadas.
Mua