28 de octubre de 2010

JAQUE MATE


Foto: Marijo Grass


Por la mañana, de regreso a Brooklyn, me he detenido como otras veces a contemplar el Hudson; necesitaba ordenar en mi cabeza los últimos acontecimientos; esta vez sin los efectos secundarios del alcohol, que a menudo se encargan de embarullar la verdadera naturaleza de mis deseos; como este cielo enrojecido que amenaza tormenta, pero yo espero que pronostique una tregua.

¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué me siento tan bien y tan mal al mismo tiempo? ¿Se trata de una argucia femenina minuciosamente premeditada?

He pasado una noche estupenda, como hacía tiempo no recordaba; pero no esperaba un desenlace tan ambiguo. Debería quedarme con el placer, el cariño y la risa que han caracterizado la improvisada cita nocturna pero, no sé por qué me invade un absurdo desasosiego.

En el ajedrez, la posición de jaque mate significa que el rey está atrapado; no tiene escapatoria. En los mates comunes con damas, alfiles o torres, el rey no muere, sólo queda inhabilitado. Me pregunto si era esa la intención, suponiendo que fuera el rey: dejarme inhabilitado para enamorarme otra vez. Yo nunca he sido bueno en el juego, pero Patricia y Marga sí, y ahora se me ocurre pensar en esto.

Me he despedido de ambas sin averiguarlo; sin saber si cerraba los capítulos que han protagonizado las mujeres más importantes de mi vida, o dejaba una puerta abierta para que el futuro se encargue de ponerlas a las dos en el lugar que merecen.




Foto: Marijo Grass



Al salir del metro en el Midtown y cruzar Park Avenue hasta llegar al Waldorf, he empezado a sentirme como un personaje engullido por una ilustración de la ciudad, recordando el story board de mi vida con Pati; sintiéndome ligero y mucho más joven, como si estuviera a punto de recuperar algo valioso; como un niño a punto de abrir el cofre del tesoro, perdido durante años en el desván.







Atravesar el lobby del Waldorf Astoria es como entrar en el decorado de una vieja screw ball comedy: aquellas películas de trasfondo social muy crítico con las clases adineradas, protagonizadas por personajes excéntricos y caracterizadas por diálogos hilarantes en una frecuente batalla de sexos; dirigidas por Billy Wilder, Frank Capra, George Cukor, Howard Hawks o Mitchell Leisen, entre otros. Esa clase de cine escapista de los años 30 y 40, con decorados Art Deco, perfecto para épocas de crisis por su alta dosis de optimismo y romance, que tuve el placer de descubrir, gracias a Pati, en nuestra época universitaria.






El Waldorf Astoria, situado en el 301 de Park Avenue con la 49, es una joya del Art Deco. El edificio ocupa una manzana entera y ha tenido ocasión de alojar a todos los reyes, mandatarios y celebridades del planeta, además de servir de decorado a innumerables films desde principios del siglo pasado hasta nuestros días. El acceso desde Park Avenue conduce a la Cocktail terrace, en la que puedes tomar una copa en un ambiente distinguido con acompañamiento musical, gracias al viejo piano de cola de Cole Porter, que lo tocaba a menudo mientras residió en el Waldorf Astoria Towers hace una eternidad. El lobby es inmenso, con un reloj en el centro que se alza como una torre vigilante coronada por una mini estatua de la Libertad dorada, en cuya base se han tallado los bustos de algunos presidentes norteamericanos ilustres. La entrada por Lexington es la más rápida para acceder a los restaurantes del hotel, como el archifamoso Oscar´s.

Creo que voy a subir directamente a la habitación de Pati.




Foto: Marijo Grass



—¡Hi, my SuperMaaarc!— exclama como recibimiento. Así me llamaba, bajo la ventana de mi casa, cuando venía a buscarme de incógnito en nuestra época adolescente. La verdad es que podía dirigirse a la puerta y pulsar el timbre, como todas las personas en su sano juicio, pero ella prefería tirar piedras a mi ventana y gritar como Katherine Hepburn buscando en plena noche a Mister Peabody acompañada de Gary Grant. Creo que cuando recuperamos nuestra relación en la Universidad y se convirtió en la esbelta Wonder Woman, en realidad quería parecerse a la Hepburn interpretando a Miss Susan Vance.









— ¡Guauuu! Vaya lujo— exclamo al observar la habitación, al tiempo que ella me arrastra agarrándome por el borde de la chaqueta mientras se desplaza dando saltitos hacia el interior.
— Tiene su punto, o más bien un montón de historia…— replica, mientras descorre unas pesadas cortinas que descubren la fabulosa vista del edificio Chrysler—. ¡Tachannn!
— Demasiado suntuosa para mi gusto— respondo curioseando en el baño, después de contemplar el paisaje urbano nocturno.
— Bueno, reservar en este hotel ha sido un capricho de Marga. A los músicos les parecía provocador alojarse en un sitio que exige etiqueta, con las pintas de freaks que llevan. Ya sabes, les encanta llamar la atención, aunque eso aquí es bastante difícil, jajaja.
— ¿Por qué no has ido a Cielo?
— ¡Uff! Estaba harta de aguantar los egos de todos, incluido el equipo. Trabajar con artistas que han colocado algún hit fuera de España y se creen estrellas es insoportable. Y los realizadores de videoclips que vienen a rodar a Nueva York igual. Además, conozco bien la ciudad; estaba cansada para irme de juerga o hacer vida social. ¿Qué tal el ambiente?
— ¡Joder! Ya sabes que no me van esos sitios. No me he quedado ni 5 minutos.
— Y… ¿Tu mexicana? — pregunta al tiempo que frunce el entrecejo como un dibujo animado.
— Se la ha tragado la tierra— respondo compungido, haciendo el mismo teatro que ella.
— Pues, ¡yo la he visto cenando en Nobu!— exclama, alzando un vaso del Starbucks que descansa sobre una cómoda, como para apuntarse un tanto.
— Supongo que no le has hablado de mí— continúo con la comedia, gesticulando con los brazos.
— Siempre digo la verdad, incluso cuando miento—. Ahora la pillo porque reconozco la frase; es de Scarface, y se la devuelvo.
— ¿Quién eres?— la interrogo, emulando a Batman como hacía de niño.





Foto: Marijo Grass



— ¡Tu peor pesadilla!— responde, ampliando su sonrisa con las manos.


En ese momento nos hemos puesto a reír a carcajadas hasta caer tumbados en la cama. Y, por primera vez en las últimas semanas, me he sentido como en casa. Esa es una de las cosas que siempre eché de menos cuando Pati desapareció de mi vida: me daba seguridad. Estando con ella, aunque fuera compartiendo un destartalado apartamento de 30 metros cuadrados, me sentía cómodo, en casa; algo que nunca conseguí con Marga, que me fascinó nada más verla porque me inspiró un personaje, la convertí en musa y me obsesioné con dibujar todos esos álbumes; pero siempre fui una especie de invitado especial en su vida: alguien que está de paso.

Por un instante me he quedado ensimismado con mis recuerdos; afortunadamente Patricia me ha sacado de ellos.


— ¿Te apetece que bajemos a tomar una copa?
— Creo que no. El alcohol me sienta fatal desde hace un tiempo. No quiero quedarme grogui al tercer trago. Prefiero disfrutar de tu compañía— respondo, al tiempo que me incorporo hasta quedarme sentado para admirar su anatomía, enfundada en un conjunto de algodón blanco muy confortable, que le sienta de maravilla.
— ¿Qué tal si pedimos que nos suban un Té y unos muffins de chocolate, regados con más chocolate, y un bol de fruta fresca?— propone, sentándose en el borde de la cama y cogiendo el teléfono que hay sobre la mesilla. Creo que la he fulminado con la mirada porque observo una pizca de nerviosismo en la forma en que recoloca su camiseta de tirantes.
— Me parece mejor opción— afirmo animado. Y empiezo a notar una cierta tirantez en mis pantalones y un agradable cosquilleo en el cuello.





Foto: Marijo Grass



Después de regalarnos un auténtico festín de chocolate, degustando el picnic sobre la cama, nuestra euforia ha aumentado considerablemente. Me ha estado enseñando algunos fragmentos de su trabajo en Mozambique, y más tarde nos ha dado por curiosear el catálogo de películas disponibles por cable, entre las que se encontraban algunas que se han rodado aquí, como: “Ricas y Famosas”, una de Wayne Wang con Jennifer López haciendo de criada, o ”Week-end at the Waldorf”, dirigida por Robert Z. Leonard, que es un remake de “Gran Hotel”, bastante más cómica que la original, y que hemos decidido ver; esta vez más cómodos y con nuestras piernas entrelazadas, como hacíamos siempre.







Durante la proyección no hemos dejado de reírnos y gastar bromas; poniéndonos de pie para bailar cada vez que aparecía Xavier Cugat y su orquesta, haciendo como si tocáramos las congas, para dejarnos caer sobre el colchón de golpe, igual que si saltáramos sobre una cama elástica .


Week-end at the Waldorf (Original Trailer)


En el momento en que han empezado a salir los títulos de crédito, hemos girado las cabezas al unísono y nuestros labios se han encontrado por accidente; han saltado chispas de alto voltaje al recibir el equivalente a una fuerte descarga eléctrica en una noche de tormenta, trasformándonos en animales de la selva en celo, que sucumben al apareamiento atraídos por el olor que desprenden nuestros cuerpos excitados. Entonces ya no estábamos en el Waldorf, sino en aquél minúsculo apartamento de "El Cabañal", a escasos metros del Mar Mediterráneo. Pati acababa de llegar portando consigo el exceso de humedad característico del invierno valenciano, y yo saltaba de mi mesa de dibujo al verla, para meterme con ella bajo el edredón y aumentar su temperatura corporal unos cuantos grados. Ella se introducía entre mis brazos como un fruto perfectamente encajado en su cáscara, y, cuando entraba en calor, se volteaba, lentamente, hasta enfrentar nuestros ojos; entonces yo empezaba a explorar el mapa de su cuerpo como un experto guía de rutas exóticas para amantes de la aventura, hasta descubrir el tesoro en tierra mojada, convirtiendo en una isla nuestros reinos jadeantes hasta altas horas de la madrugada.


Nos hemos quedado dormidos cuando el día empezaba a asomar por la ventana. El teléfono nos ha despertado pero Pati ha ignorado su sonido hasta la tercera llamada. A pesar de no haber descansado me he levantado con las pilas cargadas; con la sensación de haber recuperado mis superpoderes para seguir luchando por mis sueños en la Gran Manzana.

Antes de salir de la habitación me ha regalado un último abrazo de gorila, acompañado de un beso muy cálido, al tiempo que susurraba en mi oido:


— Continúas igual de alto…— y yo la he abrazado más fuerte.
— Tú más intrépida— contesto, apartando el pelo de su cara.
— Ahora Wonder Woman debe volar a otras latitudes, a enseñar al mundo la verdad sobre lo que padecen las mujeres en África— continúa, recuperando el tono de pantomima que tanto nos divierte.
¡Un gran poder conlleva una gran responsabilidad!— exclamo, y nos hemos empezado a descojonar de nuevo con la frase lapidaria de Spiderman.





Foto: Marijo Grass



Cuando hemos entrado en uno de los fabulosos comedores donde sirven el buffet del desayuno, tras hacer acopio de frutas, cereales y exquisiteces varias, nos hemos acomodado en una mesa para disfrutar del festín. Minutos más tarde ha entrado Marga con un café en la mano. No parecía sorprendida al verme allí con Pati. Se ha limitado a soltar un escueto “Buenos Días”, con una extraña sonrisa en la boca, y se ha dejado caer como un saco en la silla que había a mi lado. De repente, me he sentido culpable, acorralado, porque yo era el único que intentaba ocultar cierta incomodidad, sentado entre las dos mujeres que han marcado mi pasado. Patricia se ha puesto su máscara de productora eficiente respondiendo a las urgencias del trabajo, a la vez que mordisqueaba un trozo de mango. Al momento han aparecido los músicos, haciendo gala de una buena resaca y bebiendo un extraño brebaje. Yo no dejaba de observar simultáneamente a Marga y Pati; sólo he obtenido de la primera una frase.


— ¡Deberías haberte quedado en la fiesta!— exclama, esbozando una amplia sonrisa que delata un rostro cansado.


Entonces he vuelto a la realidad decidiendo que era el momento de decir adiós y marcharme. Los músicos empezaban a hacer comentarios jocosos sobre su aventura nocturna y Patricia parecía estar absorta en sus llamadas. Aún así, he notado que tiraba de mi chaqueta al levantarme, como si quisiera recordarme que no debía olvidarla. He sentido las miradas de ambas, clavadas en mi espalda, al abandonar la estancia.


Una vez en la calle, he empezado a sufrir una paranoia, pensando si toda esta aventura era consecuencia de una sutil batalla de gatas.




Foto: Marijo Grass



Al llegar a Brooklyn, he encontrado a Mauro leyendo el periódico en una terraza que hay al lado de casa. Después de relatarle mi odisea nocturna y la extraña desazón con la que he compartido el camino de regreso, afirma:


— Divertirse está bárbaro, y si es con una mina linda que te conoce bien, compañera de cursado en la Facultad, todavía más. No sé por qué tenés esa cara de boludo. ¿De qué te quejás? La amistad es así, gira alrededor del bienestar. Tomate tu tiempo para digerirlo; esa mina te quiere, y eso no va a cambiar. A la otra desubicada no le daría más bola.


Unas horas más tarde, al llegar a la Escuela de Arte de Harlem, en la que imparto unas clases de dibujo, he estado observando en la calle cómo se relacionaba un grupo de niñas con sus compañeros de juego. Me he sorprendido esbozando una enorme sonrisa al recordar a Pati y a mí cuando éramos pequeños. En ese momento he comprendido las palabras de Mauro sobre el bienestar que proporciona la verdadera amistad. Entonces, he sacado el móvil del bolsillo, les he hecho una foto, y la he enviado a mi querida Wonder Woman, vaticinando un enorme éxito en su próxima aventura africana.




Foto: Marijo Grass


CONTINUARÁ

45 comentarios:

Sr Nocivo dijo...

¡Cuanta razón ha tenido Mauro al hablar sobre el bienestar que proporciona la verdadera amistad! Menos mal que esta al lado de Marco para hacerle de pepito grillo, porque nuestro pequeño spiderman piensa demasiado las cosas y al final no las disfruta como debiera.
Me ha encantado la relación entre Marcos y Patricia, bueno, esto ya te lo había dicho, les has dado tanta complicidad y naturalidad que parecía que los estaba observando por un agujerito... aunque diciendo esto parezco un voyeur.
Otro detalle, aunque menos importante, que me ha gustado es el del cartel de ”Week-end at the Waldorf”, siempre me ha hecho gracia Ginger Rogers. Tal vez no era tan grácil como Fred Astaire, tan bella como alguna de sus compañeras de reparto o muy buena actriz, pero tenia algo que resultaba encantador.

Juanjo dijo...

Me parece genial el protagonismo que en esta entrega adquiere el edificio waldorf que siempre me ha parecido tremendamente atractivo
Besos

Raúl Peñaloza dijo...

¿Sabías que el actual Waldorf Astoria es el segundo inmueble con ese nombre? Antes había dos antiguos hoteles, el Waldorf y The Astor, unidos por un pabellón enorme, y en 1930 fueron sustistuidos por el Empire State Building.

Manuela dijo...

estoy con Mauro, fantástico tu relato, una vez más...

Jo Grass dijo...

SR. NOCIVO: este Marco se come el tarro demasiado; menos mal que tiene gentebuena y juiciosa a su lado, como bien apuntas. Me encanta que hayas podido sumergirte en la noche de Pati y Marco, cual voyeur! Yo misma soy una voyeur sin remedio, jajaja y no me averguezo en lo más mínimo.
La peli week-end at the waldorf es muy cómica, como todas esas maravillosas screw ball comedys. Tienes el link del trailer, por si no lo has visto.
Besotes y buen finde

JUANJO: el Waldorf es un lugar al que hay que ir, como mínimo, a tomar algo, cuando se está de paso por NY

Jo Grass dijo...

RAÚL PEÑAZOLA: conozco bien la historia, pero me parecía suficiente la cantidad de información que estaba metiendo en la trama y quería centrarme en el asunto amoroso, jajaja

MANUELA: la amistad es un bien muy preciado y absolutamente necesario para la supervivencia de las personas!
Me alegro que te haya gustado, bella

Juan Rodríguez Millán dijo...

¿Sabes que si llega el hipotético y poco probable caso de que pase una noche en el Waldorf Astoria no me voy a poder quitar de la cabeza esta entrada, je, je, je...?

Se comerá mucho el tarro el amigo Mauro, pero es que yo estaba teniendo la misma sensación, aquí ellas me parece a mí que están jugando un partido y él es la pelota... ¡Madre mía como haya cambios (más bien sumas de las otras mujeres de la historia) en los equipos titulares)!

Aunque no siempre lo digo, sabes que me siguen encantando tus fotos, ¿no...?

Raúl Peñaloza dijo...

La historia me gusta cada vez más. No pude evitar el sentirme ambientado. hasta se me antojó un Manhattan, a la Carrie Bradshaw.

;-)

ayxagirona dijo...

Em sap greu que es desmarqui Pati, em sembla entranyable es l’amic que tots hauriem de tindre a la nostre vida, bé al menys s’han desfogat durant la nit i sembla que d’alló més bé. Ara nomès queda Gabi o Lynn, o potser apareix algú de darrera hora. Es potser un dels millors capítols per a mí, el trovo amable i carinyòs, et fa valorar els amics que tens al teu entorn. Avui més que petons et felicito des de la Costa Brava.

María dijo...

Genial como siempre. Me ha encantado el encuentro con Pati... Uhmm muffins y té! Qué buena combinanción. Coincido con Juan, que si paso una noche en el Waldorf Astoria pediré me acordaré de ti.
¿Que pasará al final? ¿Con quién terminará? Aisss...
Muchos besos guapa!!

Jo Grass dijo...

JUAN RODRÍGUEZ MILLÁN: bueno, me halagará muchísimo que te acuerdes de esta entrada el día que te instales en el Waldorf, jajaja Estaremos empatados con la expo de Tim Barton en el Moma!!!
Creo que es hora que empecemos a pensar todos con quién nos gustaría que acabara Marco, si es que tiene que acabar con alguien; aunque creo que queda bastante historia, hay que empezar a sembrar el camino, jaja
Gracias por el coment sobre las fotos.
Mua. Buen finde!

RAÚL PEÑALOZA: ¡pero, Raúl! ¿Tú has visto Sex and the city? jajaja Eso le pregunta la protagonista de mi primera novela al que será el tipo de sus sueños, en una fiesta gótica en la que ninguno de los dos pega ni con cola!!! Que disfrutes del cóctel, y del fin de semana, of course!

Jo Grass dijo...

AYXA: ¿Crees que debería aparecer alguna otra en escena? De momento tenemos a Gaby y Lynn!!! Me ha gustado mucho escribir la historia de Pati; era una excusa para sacar el tema de la amistad, y creo que este chico necesitaba algo así para levantar su autoestima.
Petons, reina, i moltes grácies per las tevas paraules!


MARÍA: pues también te digo lo mismo que a Juan. Cuando vayas al Waldorf tómate algo a mi salud, jaja Sobre el destino de Marco en asuntos amorosos, es cosa vuestra. YO continuo la historia en función de vuestros comentarios, jaja
Buen finde para tí también, guapa!

Anusky66 dijo...

guau! menuda nochecita ,si con algo así a Marco no se le eleva la autoestima , ya no se que vas a hacer con el.
genial la historia, me tiene muy intrigada su evolución.
Un besazo

Claire dijo...

La verdad es que entre estar en Nueva York, los círculos entre los que se mueve, y sus amoríos, la vidad e Marcos es super emocionante.. Y ya no sé con quien me gustaría que se quedara al final, que ahora Pati también me cae bien jajaja... ya se irá viendo. Muy chulo el capítulo de hoy. Besos y feliz fin de semana.

acoolgirl dijo...

Hay que ver lo que me gusta a mi esta pareja (a Vicente y Pati me refiero)... y qué hambre me ha dado lo de los muffins y demás!! xDDD

Un besitooo

Amber lake dijo...

Me ha encantado como narras la relación intima entre Marco y Pati. ¡Cuánta poesía hay en ella! También las descripciones de la ciudad. A ver si aprovecho que el dólar está baratito y me voy a visitarla. Con cada capítulo se me pones los dientes más largos.
Buen largo finde.

Jo Grass dijo...

ANUSKY66: creo que Marco necesitaba algo así. Estoy convencida que, aunque ahora no lo tenga claro, este reencuentro con Pati le va a dar un subidón de energía importante! o ¡Eso espero!

CLAIRE: pues teneis que empezar a pensar en eso. Con quén os gustaría que acabara el chico, jajaja Por lo menos la emocionante vida de Marco en NY la compartimos todos un poco!!!
Besitos

Jo Grass dijo...

ACOOLGIRL: pues a tí te digo lo mismo. Empieza a pensar cómo te gustaría que fuera el desenlace a toda esta historia de sus amoríos. La historia entre Marco y Pati me resulta muy tierna, pero ahora la acabo de mandar a África, claro que eso no es ningún inconveniente, jajaja


AMBER LAKE:Vaya, eres la primera que apunta algo sobre el asunto...No quería escribir una escena demasiado explícita ni vulgar, y tampoco podía ser algo que deslumbrara en exceso; todavía no sé con quién va a terminar el prota, así que si tiene que aparecer una escena clave de sexo me la reservo para ese momento, jaja

Lola Mariné dijo...

Me han encantado las fotos, ese paseo por la ciudad y esa maravillosa amistad.
¿que seria de nosotros sin los verdaderos amigos?
Besos.

Jo Grass dijo...

LOLA MARINÉ: los buenos amigos son el tesoro más grande que tenemos: nuestra familia de corazón!
Me alegro que hayas disfrutado del relato y de mis fotos, of course!
besitos

Stanley Kowalski dijo...

Ante todo, gracias por comentar un poco sobre el ajedrez, pues no sé jugar y ahora me queda un poco más claro; lo único que sé es que si te hacen Jaque Mate se terminó la partida, jajajajaja!!

El relato (maravilloso por cierto) tan enriquecido con las cosas que contás de New York (nunca estuve), la descripción del Waldorf Astoria es maravillosa, los films que ahí se filmaron, Col Porter (Genio) tocando el piano, esa atmósfera maravillosa que transmitís es increíble! Sos una gran narradora de historias, uno cae fácilmente en tus seductoras redes! Espero ansioso la continuación!

Muchas gracias por tu visita, y claro que te creo tus incursiones en Broadway!

BESOTES HERMOSA Y BUEN FINDE!

Anna ( blog princesa) dijo...

Ya te digo yo que esto cada vez va subiendo de nivel. Y ese encuentro con Pati...genial. Lo has relatado sumamente con delicadeza
Ya estoy deseando leer el proximo. Esta historia de Marvel y superheroes esta super elaborada.

besos guapa y feliz finde

La Queli dijo...

Ainsss que susto me había dado... pensaba que habías jakemateado la historia... jajajajajajajaj.

Me ha encantado el encuentro de Pati y Marco, es tal como debía ser, y un paso más hacia la madurez de Marco, que es como uno jovencito en una tienda de golosinas... todas le gustan y no puede decidirse.

Me sigue encantando ésto, pero porfa... no hagas desaparecer a Gabi mucho tiempo, que la queda mucho que decir...

Te espero la próxima semana.... aunque te lea en el finde.
Besucos.

SK dijo...

Vaya, parece que Marga me ha vetado, no salen mis comentarios!!! jajaja
Lo vuelvo a intentar...
Qué bonito el Waldorf Astoria!!! qué bonito NY...!!! Creo que con esta entrada me han dado unas ganas locas de volver o quizá sea que se acerca la Navidad y estará como siempre precioso...
NY, una habitación en el Waldorf Astoria, muffins de extra chocolate, Ginger Rogers y música de Cugat... Creo que no se puede pedir más!!!
Me ha encantado!
Besotes

Lola dijo...

Este post me ha recordado mi viaje a Nueva York hace unos años. Estuve en un hotel en la calle Lexington y enfrente teniamos el Waldorf Astoria que me recordaba mi juventud por todas las pelis que había visto en los que salía el mítico hotel. Ahora, por ti, lo he conocido mejor. Un beso Lola

LadySuchard dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Mauro! Me encanta este relato espero no estar muy ocupada para no quedarme atras, aunque hoy ya me he puesto al día con tus publicaciones llevo nada más y nada menos que 2 horas leyendo las publicaciones que me habian quedado atras adoro como me atrapas en tus relatos.
Un beso Jo.

Henry Write dijo...

Bravo! Este blog sigue siendo lo más! Una noche en el Waldorf Astoria... arghhh! eso es jugar con los sentimentos de tus lectores! Un beso muy muy fuerte para ti y tus personajes. Muaaaa!

ipodgirl dijo...

Estoy con Mauro, ya lo dije en el anterior post, la más adecuada es Pati :)

Jo Grass dijo...

STANLEY: yo tampoco sé mucho de ajedrez!!! La atmósfera del Waldorf respira historia y glamour, jajaja Muchas gracias por tus palabras, guapo!

ANNA: que siga subiendo!! ¿Qué gran halago!!
Espero que también hayas pasado buen finde!

Jo Grass dijo...

LA QUELI: tranquila, que queda historia todavía..y Gaby tendrá que asomar en algún momento!!
Me encanta tu comparación de Mauro y el asunto de las golosinas, jajaja
besitos a capazos!

SK: Seguro que el espíritu de Marga se ha aliado con el villano Blogger para fastidiar, jajaja Me complace muchísimo haberte hecho disfrutar un poquito de NY.¡Qué ganas de pasear por allí!

Jo Grass dijo...

LOLA: ¡Qué buenas esas pelis! Gracias por dejarnos tu recuerdo neoyorquino, querida Lola!

LADY SUCHARD: ya he visto que te has dado un atracón de mis relatos increíble!!! ¡Te mereces un gran premio! Mil gracias!

Jo Grass dijo...

HENRY WRITE: ¡Qué gran placer que asomes la cabeza por mi cocina! Gracias por los elogios!!!
Besotes

IPOD GIRL: Pati va ganando puntos y, en este momento, todavía va en cabeza!!

Adriana dijo...

Seguro que si te leen los del Hotel, te regalan una suite por la promoción que les haces ¡¡¡ jajaja. Para mí Mauro es la voz de su conciencia, le da buenos consejos y es su amigo incondicional,que suerte de encontrarlo. También parece que Pati ha sido o es importante en su vida, pero es agua pasada, así que si mi voto sirve de algo, es para … Gabi, si el cachas de su compañero de piso no dice lo contrario. Tu genial archivo fotográfico de Nueva York es incombustible ¡¡. Besos Guapa.

Jo Grass dijo...

ADRIANA: ya me gustaría que me regalaran una estancia en el Waldorf, jajaja A mí también me gusta que el amigo argentino ponga un poco de luz en las paranoias del dibujante...

Besos, bella. Me alegra que esta historia nos siga entreteniendo a todos. A ver si tengo tiempo de escribir algo esta semana porque tengo poco tiempo y necesito reparar mi portátil, así que puede que tampoco pueda pasarme por vuestras casas, pero lo haré en cuanto esté todo solucionado.

Flor dijo...

Bueno, llego un poco tarde a leer la historia!
Me cae bien Patricia, se nota que lo quiere..me alegro que haya terminado la noche con ella. Y qué envidia en el Waldorf Astoria..ayyy quien pudiera!
Mauro resultó todo un filosofo ;)
Abrazo, Flor

Cris dijo...

COMO SIEMPRE AMIGA QUERIDA ME HAS DEJADO SATISFECHO Y CON DESEOS DE MÁS. UN PLATILLO DELICIOSO!!!

FELIZ DE LEERTE COMO SIEMPRE!!!

Stanley Kowalski dijo...

Me alegro haberte hecho sonreir!

BESOTES PRECIOSA!

Principessa dijo...

Cada vez me tienes mas enganchada a esto jajajaja quiero continuar leyendo la historia T_T es que me esta gustando tanto.

Una pregunta, ¿Y Lynn? ¿Qué pasa cone ella? me gustaba su papel, también me gusta el de Pati y me encanta a más no poder Marco jajajaja Creo que Marco debería sacarle provecho al tiempo que ha estado (por no decir perdido)con Marga, aprovechar el hecho de que la conoce en todos los sentidos y que haya dibujado tantos dibujos inspirado en ella; para crear un buen personaje de comic y que no solo se quede con la inspiración de la belleza de ella. Si no que utilice la personalidad de SuperVillana para crear un nuevo personaje. Creo que le daría resultado, teniendo en cuenta que a los lectores de comic les va mucho la acción y más si es con un personaje de esa calaña jajajaja

Espero que me sigas sorprendiendo y que me sigas enganchando tanto a esto, hasta no querer soltar el ordenador jajajaja

Por último quería pregunarte una cosita, que no sé si ya he llegado apreguntartelo anytes, pero es que cada vez que entro en tu blog, me recuerdo que tengo que preguntartelo y luego siempre se me va de la cabeza. Y ahora me he acordado, los libros que reflejas en el lateral derecho de tu blog (De pelagartonas y Peter panes y Un hombre de verdad) ¿Son libros de verdad escritos por ti? Es que tiene buena pinta, porque a mi en un principio para leer un libro lo que me tiene que llamar la atención es el pequeño resumen que encontramos a la espalda del libro y la portada. Y esas portadas pintan de maravillas, y la verdad es qu eme gustaría saber si son reales y si se venden en las tiendas, porque estoy dispuesta a comprarlos para leerlos. Y ame dices lo que sea, ¿vale?

¡¡Espero que todo te vaya bien!! =D

Besitooos!!

DANYGIRL dijo...

El otro día hice muffins buenísimos... como siempre, genial!

Jo Grass dijo...

FLOR: yo también llego tarde. He estado fuera y encima tengo el portátil en reparación.
Me gusta que haya resultado entrañable el personaje de Pati. Al Waldorf me iría de cabeza ahora mismo, jaja

CRIS: qué bien que hayas degustado el menú. Me alegra encontrarte por aquí!
Besos

STANLEY KOWALSKY: espero leer pronto todo lo que me he perdido en estos días de ausencia forzada.
Besotes, guapo

Jo Grass dijo...

PRINCESA: tengo que recuperar a Lynn, y resolver el asunto de Gaby, jaja. Espero que Marco disfrute de su aventura en Nueva York. Ahora solo necesito tiempo para escribir...y un portátil nuevo!!

Las novelas a las que te refieres las he escrito yo. La de las Lagartonas busca editor. La segunda es una biografía novelada por encargo sobre la figura de un emprendedor; mi único trabajo de escritora remunerado hasta el día de hoy. Las portadas con las que aparecen aquí las hice para encuadernar los manuscritos. En el caso de la segunda, no corresponde a la original, para la que realicé un diseño de libro-objeto.
Ojalá puedas ver algún día mis Lagartonas en una librería, jajaja.

Besitos, y gracias por tus palabras!

DANYGIRL: me gustan los muffins de arándanos y en especial los de chocolate!! Me alegro que hayas disfrutado este capitulo.

Sonix dijo...

En este capítulo Gaby ha brillado por su ausencia, jeje. Aunque Patricia me cae bastante mejor, da la impresión de ser una mujer muy maja y no me extraña que el protagonista haya caído rendido a sus encantos.
Ahora, tengo un montón de preguntas que seguro que tendrán respuesta: ¿es todo un juego entre ellas? ¿con quién se quedará el chico? ¿se quedará con alguna?
Ay. xD Bueno, como siempre, me ha gustado mucho y las fotos también.

Jo Grass dijo...

SONIX: Pati es su amiga del alma y su amor de infancia. Era una ocasión estupenda para recuperarla, pero me temo que él está en otra dimensión amorosa!

Espero que, al final se quede con alguien, pero todavía no tengo claro quién le conviene, jajaja

LadyMarian dijo...

Me encanta la manera en que él distingue la sensación de sentirse en casa que siempre tuvo con Pati y la de sentirse como invitado que le producía Marga.
Bueno, espero que Marga se haya quedado atragantada al verlo desayunando con Pati. jaja!

Besos

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: tenía que sacar a Marga de en medio. La historia empezó con ese desengaño amoroso; por eso se largó a NY, escapando de ella, así que, bien merecido lo tiene. Patricia es su amiga y amor de la infancia. Lamentablemente están en otro momento de sus vidas para recuperar su historia pero, a él le viene muy bien porque le ha ayudado a liquidar a Marga de una vez!jajaja