21 de enero de 2010

CITAS HORRIBLES - I ( MEME )


“ Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos”


Bertrand Russell. Filósofo y Matemático del s.XX. Premio Nobel de Literatura 1950.



Foto: Marijo Grass


Yo no he temido jamás ni al amor ni a la vida pero, de esta guisa terminé en la fiesta de mi séptimo cumpleaños tras el primer desengaño amoroso de mi leyenda personal: hecha unos zorros. En aquél momento ni siquiera sabía lo que significaban esas palabras juntas: desengaño amoroso.


Mi hermana mayor intentó sacarme de la ignorancia sin demasiado éxito:


Es lo que pasa cuando llevas 2 años pidiendo a los Reyes una bicicleta nueva y crees que la abuela tiene razón con eso de: “A la tercera va la vencida”, y te encuentras una muñeca que no se parece nada a la que tú querías, la flauta barroca para la clase de música, un diccionario y dos puzzles de gatos.

A mí me gustan los gatos— respondo, manteniendo el mismo grado de confusión.


Lo malo de tener 4 hermanos es que el parque móvil ( patines, bicis etc.) se hereda, y los Reyes Magos ignoran lo que has redactado con tanto esmero después de pasar un mes reduciendo la lista por deseo expreso de tu progenitora, que es muy práctica, sobre todo si tiene varios hijos pero, yo no podía quejarme: siempre me traían cajas nuevas de rotuladores, acuarelas o lápices de colores porque, lo que más me gustaba era PINTAR.


Unos días antes de mi séptimo aniversario, mi madre, como cada año, preguntó:


¿Quieres que preparemos algo especial para tu fiesta?


Para ella, algo especial era: decidir el sabor de la tarta, adornar el patio de casa con guirnaldas recortadas sobre papel de celofán y preparar juegos que nos mantuvieran entretenidos toda la tarde, además de una bolsa de sobres sorpresa para regalar a mis invitados.


Quiero pintar; que pintemos todos, y las caras también, con el maquillaje de carnaval— respondí al instante.





Foto: Marijo Grass


Ese año, mi colegio, dirigido por monjas durante medio siglo, se hizo mixto, aportando tres niños a una clase en la que la figura masculina se había limitado al profesor de música: el padre Ramón, cincuentón y dicharachero; director del coro de la parroquia y venerado por las religiosas de la orden de Cluny, que competían por agasajarlo con sus bollos a la hora del almuerzo.


Al iniciar el curso instalaron dos porterías de fútbol en el patio y, el vestuario y los lavabos mermaron de repente. Sabía que semejante congregación de gallinitas en tan poco espacio iba a traer consecuencias pero, en aquél momento no imaginaba de qué tipo.


Jorge, Salva y Dani estrenaron rol de cobayas en segundo de primaria, y la casualidad hizo que a dos los sentaran juntos en un pupitre y el tercero ocupara el asiento contiguo al mío.

Durante el primer trimestre todas se sentían aliviadas porque no habían corrido la misma suerte pero, Dani se reveló como un niño encantador, tan amante de las artes plásticas como yo y más interesado en aprender a tocar un instrumento que en pegar patadas al balón o espiar a las chicas en los lavabos; no daba empujones, ni robaba bocadillos, ni gastaba bromas pesadas; además, jugaba con nosotras y nos regalaba cromos así que, enseguida se convirtió en el protagonista de nuestros sueños principescos, y yo en la más envidiada por tenerlo a mi vera cada día y compartir con él ejercicios y cuchicheo.





Foto: Marijo Grass


Nunca pertenecí al grupo de las chicas guapas y populares. Prefería quedarme en segundo plano y observar la escena evitando el protagonismo que otras reclamaban desesperadamente. Mis humildes logros se producían en la clase de plástica y, con la llegada de Dani empezamos a compartir nuestro éxito al formar el tándem perfecto para decorar la escuela en celebraciones y eventos. No sabía por qué pero, pasar la jornada al lado del niño nuevo de la clase me otorgaba una situación de privilegio. Me sentía poderosa. Los chicos se habían convertido en el foco de atención por la novedad, y la popularidad de Dani ganaba enteros a diario. Todas revoloteaban a su alrededor pero yo gozaba de su cercanía más tiempo.





Foto: Marijo Grass


Entonces llegó la primavera: periodo de revolución hormonal en las aulas por defecto, y con ella mi cumpleaños. Como podéis imaginar la primera persona que invité fue Dani y, si no fuera por la insistencia de mi madre no hubiera convocado a nadie más. Yo quería jugar a solas con él, pintar un dibujo muy grande a cuatro manos, pringarme de colores hasta la cejas pero… nada de eso sucedió.


El día amaneció lluvioso y las guirnaldas de papel, que habíamos colgado durante el fin de semana, se deshicieron formando una pasta multicolor esparcida por los límites del patio, pegándose a las plantas que mi abuela cuidaba con tanto esmero.


Trasladar el festejo al interior trajo consigo una serie de limitaciones: el espacio de juegos se limitaba al recibidor en el que descansaba un carrito auxiliar con los útiles de maquillaje frente a un espejo y, el salón, con un escaso trozo de suelo para disponer cartulinas y rotuladores; nada de pinturas murales para demostrar mis dotes artísticas al alimón con mi compañero, ni cuerdas para saltar, ni patines ni pelotas. Teníamos que conformarnos con un baúl de disfraces, la caja de Juegos Reunidos Geyper, los puzzles de gatos y la Nancy, con todos los vestidos que atesoraba desde los cuatro años con auténtica devoción.





Google Images


Por fin empezaron a llegar mis invitadas. Todas nos pintamos la cara y nos peleamos por los disfraces que tenían complementos como collares, coronas o alas de mariposa; también por las túnicas árabes que solíamos lucir en las fiestas de Moros y Cristianos.


Al cabo de un rato pedí a mi madre que llamara a casa de Dani por si había perdido mi dirección pero se limitó a pasarme el teléfono.


Hola, ¿no vas a venir a mi fiesta?

No sé, mi mamá no ha llegado. Estoy con mi abuela. ¿Tienes tarta de chocolate?

¡Claro!, y muchas pinturas. ¿Por qué no le dices a tu abuela que te traiga?

No sé, lo preguntaré. Adiós.


Y me colgó, dejándome traspuesta y tan confundida como al escuchar a mi hermana mayor hablando de su decepción con los regalos de Reyes.


Desde mi punto de vista, la fiesta empeoraba por momentos: algunos trozos de tarta esparcidos por el suelo adornaban la melena de la Nancy y sus vestidos; mi caja nueva de rotuladores ya no era nueva y, en el rincón del maquillaje no quedaba nada en condiciones para convertirnos en fieras y jugar a los animales de la selva.





Foto: Marijo Grass



Una hora más tarde, cuando ya había perdido la esperanza de pintar con mi amigo, se presentó con su abuela y una caja enorme de ceras Manley como obsequio. El recibimiento que le hicieron todas me relegó a un segundo plano, algo que en mi condición de reina de la fiesta no estaba dispuesta a permitir. Aun así conseguí que estrenara conmigo su regalo durante algunos minutos. Enseguida lo engatusaron con un álbum de cromos de Mazinger Z y después se dedicó a jugar con otras niñas o con mi hermano pequeño.

Para acabar de rematarlo, cuando empezaba a dudar de mi éxito, Lala me quitó la corona y se escondió debajo de la mesa.


Al cabo de un rato la descubrí zampándose un plato de patatas fritas CON ÉL. Estuvieron ahí mucho rato porque yo me encerré con el disgusto en mi habitación hasta que mi madre y sus teorías sobre la anfitriona perfecta me devolvieron a la fiesta donde pude comprobar que ellos seguían parloteando bajo la mesa.





Foto: Marijo Grass


Todo sonaba a traición. Tampoco entendía muy bien por qué estaba tan enfadada. A fin de cuentas era mi amigo, había venido a mi fiesta con un regalo estupendo y seguía siendo encantador pero, no podía retenerlo para mí sola compartiendo pupitre como en el colegio. Ese sentimiento de posesión era nuevo. Yo era la tercera de 4 hermanos y estaba acostumbrada a compartirlo todo pero, la irrupción de Dani en mi universo artístico y emocional había cambiado la percepción de mis anhelos. Era mi fiesta de cumpleaños, yo quería a Dani para mí sola y me fastidiaba compartirlo con el resto de mis amigas. Deseaba con toda mi alma que se marcharan todas y que él fuera el último en abandonar mi casa para pintar juntos, como había previsto, pero tampoco pude hacerlo.


Al final de la tarde quedamos Marieta, Vicenta, Dani y yo. Mi madre nos ofreció un trozo más de pastel antes de recoger la mesa. Marieta, que era la peor en la clase de plástica, se empeñó en maquillarme de nuevo dejándome como los dibujos del demonio que nos había enseñado el padre Ramón. Cuando me vi en el espejo mis ojos se inundaron de lágrimas; a esas alturas el cansancio me vencía y me picaba la cara. Y, lo peor llegó al regresar a la sala y descubrir a la cursi de Vicenta atiborrándose de tarta junto a Dani, y este limpiando los restos de chocolate de su barbilla como si de un novio se tratara.


Mi hermana mayor, con la que compartía habitación, entendió a la perfección mi desconsuelo y, a partir de ese momento empezó a instruirme en los asuntos con el sexo opuesto afirmando que todos los chicos eran idiotas y solo te hacían caso si pasabas de ellos. A pesar de la decepción no dejé de creer en el amor y jamás he temido a la vida, como decía Bertrand Russell, porque mi primer desengaño fortaleció mi carácter y , además, saqué la nota más alta en la clase de plástica.





Foto: Marijo Grass


Como soy incapaz de contar las 5 historias en una sola entrada he decidido apostar por las entregas, como en las antiguas fotonovelas.


Mil gracias a Simone y a Amparo por invitarme a participar en este MEME.



CONTINUARÁ



45 comentarios:

Aprilis dijo...

Absolutamente maravillos Jo :O!! Me encantó... me llevaste a las fiestas de cumpleaños de mi niñez... Tartas, refrescos y juegos en un patio que nos parecia enorme, pero ahora cuando lo ves, no parece tan grande... :)

PD: Que mala suerte que la peor en plastica te pintase la cara jeje ! xD

Un Abrazo!

Simone B dijo...

Perfecto, increible Jo!..creo que es la entrada que más me ha gustado de todas, tiene cada detalle maravilloso que te hace sentir pena, diversión, alegría, rabia en cada momento.

Lo primero es decirte que las ceras MANLEY eran las mejores, han sido y son mis ceras favoritas, (a mi tb me encantaba la clase de plástica)..
Que me ha conmovido tu forma de descubrir la posesión sobre otra persona, de experimentar la rabia y tu confusión al notarlo.

Me he enamorado de tu madre con su teoría de "la anfitriona perfecta" jajajjja, y de tu hermana y su empatía al notar tu malestar.

Ha sido una mala cita de verdad, de esas malas citas que se recuerdan intactas y que marcan aunque lo mejor es, como dices, salir fortalecida de ello.

Muchísimos besos preciosa

* Raquel * dijo...

Me ha encantado.
Por un momento volví a tener 4 años, y volví a verme peleando con la rubia pija de parvulario por el amor de Óscar.
Tienes una cualidad especial para hacer que nos sumerjamos de lleno en tus historias.
Repito. Me ha encantado.
Un besazo.

Lola Mariné dijo...

¡Ay!¡Qué dura es la vida de l@s niñ@s!
Yo no recuerdo mi primer desengaño amoroso, pero sí el de mi hijo cuando tenía 3 años, y fue horroroso (para mi, porque él en nada se olvidó).
Besos, guapa.

Montse dijo...

No recuerdo fiestas para mi cumpleaños, eran otros tiempos y en casa no habia para celebrarlo. Mientras mi hijo ha sido niño , ha tenido fiestas , ahora ya un hombretón, solamente lo felicito.

Claire dijo...

¡¡Felicidades por el relato, que ha sido excelente!! Me ha recordado a mi primer amor, aquel de mi infancia... y pensar que ya de tan pequeñas, eramos ya tan enamoradizas y con tanto sentimiento ¡¡ay que penita!! jajajaja... supongo que los hombres también habrán tenido sus amores de la niñez, pero sospecho que no los habrán vivido con la misma intensidad que nosotras. Si es que somos mujeres desde siempre jejejej..
Besitos y que pases una feliz semana.
P.D.: Genial la idea de las entregas.

Juan Rodríguez Millán dijo...

A mí me pasó lo contrario, pero no llegué a ver las consecuencias. En un colegio de chicas, llegó una chica. Éramos más pequeños, pero Montse era la novedad. A los pocos meses, me marché yo de ese colegio, así que no llegué a ver peleas por la dama, ni ella se convirtió en mi cita, claro...

Ya te lo he dicho, ya te lo han dicho, eres única para transportarnos durante unos minutos a los mundos que nos describes.

Amparo dijo...

ala que bonitooooo, me ha encantado nena, estoy esperando la siguiente entrega,jajajaja las hermanas del congregación de CLUNI??? de george cluni? jajajajaj

un besazooo

La Señorita Estropajo dijo...

Nena, tienes un algo... Eso de no saber si quien cuenta la historia eres tu, soy yo o es un tercer personaje ficticio. Esperándo quedo a la próxima entrega, no ya para saber si se resuelve la duda de la prodecencia de la orden de Cluny -ejem- sino para saber -o recordar- como sigue la historia. Por lo pronto, lo de la Lesley Gore, que no he podido evitar tararearlo mientras te leía.

Amber lake dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amber lake dijo...

Que recuerdos más entrañables me has hecho revivir, Jo. Aquellas fiestas en casa (entonces no había MacDonald ni nada por el estilo) que a la primera trastada te enviaban a la calle a continuar con los juegos, los enormes trozos de tarta que te comías sin remordimientos, las notitas inocentes llenas de corazones que regalabas al niño del que estabas enamoradísima...
Bendita inocencia.

ElTiempoPerdido dijo...

Pues sí, hoy en día querer es muy fácil pero que te quieran no lo es tanto...

¿Sabes qué? cuando me levanto cada jueves miro tu blog porque sé que publicas algo de vez en cuando y, muchas veces cuando estoy en la cama, le digo a Vero, hey! me ha comentado Jo! Gracias, porque con tu forma de ser consigues que, durante un breve instante al día, me sienta acompañado y me sienta contento.

¿Qué importa si a otros no les gustamos? ¿si hay gente que no nos quiere? ¿qué importa si nos cuelgan el teléfono?

Lo importante es que somos como somos y lo que sentimos, cuando estamos a solas, nos hace sentir tan bien... es nuestra sensibilidad, son nuestras palabras, es el cómo sabemos decirlas... ¿verdad? es el niño/a que de pequeño/a vivía su mundo a su manera y aún hoy lo sigue haciendo.

feliz viernes,
GUAPA.

Adriana dijo...

Me ha divertido muchísimo, salgo fortalecida después de leerte ¡¡¡
Con respecto a los amores de la infancia, sólo recuerdo que entre nosotras luchábamos más por ser la más popular que por lo chicos en sí (quizás eramos demasiado pequeñas para ver más allá).
Genial el "continuará"... ya tengo ganas ¡¡¡

Sandra dijo...

Ayss la infancia y los enamoramientos, que nunca se olvidan.

Esas historias de amigos desde pequeños me encantan, y mas si continuan con el paso del tiempo, aunq no suele pasar, al final os separais y cuando años, muchos años depues, os volveis a encontrar, sigue habiendo una especie de lazo de amistad.

Feliz finde guapa.

ipodgirl dijo...

Qué historia más bonita y tierna... has conseguido transportarme a mi infancia!! :)

Besazos!!!

La Queli dijo...

Eres fantástica y nunca me cansaré de decírtelo. Como a los demás, me has vuelto a llevar a mi niñez. Yo tambien tuve esa Nancy, durante muchos años fué mi muñeca favorita, la única que me llevé de cas al casrme y que pocos años después destrozo mi hija mayor. Ha sido un precioso momento de añoranza. Gracias.

Simone B dijo...

Por dónde andas que no se te ve el pelo?...espero que estés bien.

Besitos y buen fin de semana.

Sr Nocivo dijo...

Me alegro que le haya gustado mi casita, esta invitada a curiosear siempre que quiera. Espero que no le moleste que le visite a usted. Nos leemos.

Sonia R dijo...

Hola, espero que no te importe que haya entrado por aquí a echar un vistazo.
Madre mía, qué narración, y sólo has contado una de las citas. La verdad es que tengo pendiente yo contar citas mías, pero también había pensado en tirar de cosas de infancia o cosas así, ya que de mayor no tuve muchas que digamos. Me ha encnatado porque me ha transportado a esos desengaños infantiles de los que nadie se enteraba... en tu caso es una suerte que tuvieras a tu hermana mayor, que parece que te instruía en todos los detalles y cosas importantes de la vida. Pero oye, ¿las fotos son realmente de ese cumpleaños? ¿Ese niño es Dani? Qué puntazo!!
Lo dicho, creo que me pasaré por aquí más veces para ver cómo fueron las otras citas.
Un saludito!!

Jo Grass dijo...

APRILIS: Ese es un detalle que había olvidado: ¡Cómo cambian las dimensiones de las cosas vistas, como el patio o las canastas de minibasket, jaja
Gracias por la aportación!!

SIMONE: divina Simone. No sabes cuánto me alegra que se haya entendido el sentido de la historia con el descubrimiento de la posesión sobre alguien, la rabia y el deconcierto que producen esas cosas la primera vez que la vida te azota con ellas enseñándote su lado amargo.
Requetebesos

RAQUEL: Me temo que todas las niñas hemos sufrido a la intrusa acaparadora que nos robaba la atención de algún compañero de la infancia, jajaja

LOLA MARINÉ: Esa es una de las cosas buenas de la infancia, que de los tragos amargos te olvidas en 5 minutos!!

MONTSE: Está claro que han habido épocas mucho más duras y que nada es igual hoy.

CLAIRE: Será que es muy cierto que las chicas somos mucho más emocionales y lo demostramos desde bien pequeñas. No tengo ningún amigo que me pueda explicar una situación semejante a esa edad. Si la tuvieron ya la han olvidado pero, a nosotras nos deja huella, jaja me encanta que hayas disfrutado tanto como yo escribiéndolo.

JUAN: ¿Estuviste en un cole de chicas??????
Tus piropos me suben la autoestima por las nubes, como siempre!!
Besotes

Jo Grass dijo...

AMPARO: ¡ La congregación de George Cluny? jajajajajaja. No se me había ocurrido!!
El cole se llamaba San José de Cluny. Es de una orden que viene de Francia y tienen muchas escuelas diseminadas por el mundo. Estoy segura de que George es su Dios!, jajajaja

SEÑORITA ESTROPAJO: Pues ya tienes la respuesta querida, sobre Cluny y su George, jajaja
Supongo que es fácil identificarse con la historia porque todas hemos vivido alguna parecida; viene en el pack de ser chica!!
Besitos

AMBER: Qué lujo para mí que te haya gustado! Es cierto, en nuestra época ni Mac Donalds ni Chiquipark; en el patio de tu casa, si lo tienes o en la calle directamente. Esa si fue una ventaja de crecer en un pueblo.
Mil gracias por pasarte de nuevo.

EL TIEMPO PERDIDO: Ay, Dani, si el prota hasta lleva tu nombre!! Sabes que publico los jueves excepto las tres semanas que incluyeron Navidad que estuve con viajes y trabajo. Un besote. Saluda a Vero. Me encantaría que se pasara algún día por esta cocina.

Jo Grass dijo...

ADRIANA: Lo de la popularidad era otra batalla pero yo nunca estuve interesada. Me encanta que te guste la idea de las entregas.
Besos, guapa

SANDRA: Resulta entrañable encontrar al cabo de los años gente que formó parte de tu infancia y que a pesar del tiempo y la distancia el vínculo permanezca intacto. Acabo de darme cuenta en este preciso instante que he escrito sobre desengaños y gente ligada a otra época y redescubierta en la actualidad en otras entradas, pero me temo que el chasco en ambas ocasiones me lo llevé igual.

"Regresar al hogar familiar" publicado el 13 de agosto ( Modern Life" y " Las chicas buenas van al cielo, las malas a todas partes" del 24 de septiembre ( Art Workers)

IPODGIRL: Qué fantástico que haya resultado tan tierna la historia!

LA QUELI: Mi reina, me emociona haber logrado provocar esos sentimientos. Nena, me llenas de esperanza para seguir escribiendo. Aunque no consiga colocar las novelas seguiré haciéndolo por gente como tú. Mi hija se ha encargado de destrozar el armario y los vestidos de la Nancy que mi madre guardó con tanto mimo. Yo tenía los modelitos que aparecen en la foto!!!!

Besotes Miles

Jo Grass dijo...

Sr NOCIVO: Un placer su visita. Siempre será bienvenido a esta cocina. Sirvo el menú especial los jueves.

SONIA R. Hola guapa, bienvenida tú también.
La fotos ilustran e inspiran mis relatos. Mi profesión es la imagen. Las fotos que cuelgo pertenecen a mi archivo personal y son las que me proporcionan la inspiración. Estas pertenecen a un cumple de mi sobrina pero eran perfectas para contar la historia.

Me alegro que te haya gustado. Regresa cuando quieras. Pasaré a visitarte

el centollo mecánico dijo...

Magnifico post!!!!....lo que es increible es que te cuerdes con tanta nitidez de todo aquello...yo por ejemplo tengo lagunas de todos mis cumpleaños de pequeño...Tambien me parec increible, la cantidad de sentimientos encontrados, que viviste en esas pocas horas ¡muy emotivo! y aqui la pregunta que se me ocurre y que es clara es ¿que es de Dani y que paso con Dani? jajajaja....aunque supongo que lo revelaras en proximos post....un besito y como ves vuelvo a tu parroquia...Sinceramente ultimamente no tengo mucho tiempo para visitaros, pero hago lo que puedo y lo voy haciendo por grupos...como hoy...y por supuesto que Tal Como Zemos, seguira...a pesar de los pesares jajajaOtro beso

Jo Grass dijo...

Ay, Centollín querido. ¡Qué alegría tenerte de nuevo por aquí. Creo que la próxima semana escribiré algo un poco más cercano o esto, más que una cocina literaria va a empezar a parecer un hogar infantil, jajaja Espero ansiosa nuevos capítulos de "Tal como zemos"

Sonia R dijo...

Vale, vale, es que las imágenes son tan adecuadas y coherentes con la historia que pensé que serías tú de pequeñina. :D
Bueno, me uno a la petición de centollo porque yo también quiero saber si Dani tuvo más apariciones estelares en tu vida, o si pasó algo más (maruja que es una).
Gracias por pasarte por mi blog, y lo del concurso es una cosa de aficionados, seguro que si hicieses algo, nos aplastarías literalmente. xD
Hace un rato yo también he puesto una experiencia mía de este tipo (también me lo pasó Simone) pero en mi caso tengo una memoria tan mala que finalmente no quedó muy detallada, y acabé contando lo que no tiene nada que ver.
Bueno, un beso!

Jo Grass dijo...

SONIA: Este es un blog de relatos ilustrados. La realidad y la ficción se fusionan como un buen aliño de ensalada, jajaja, pero que todo resulte tan verosímil me encanta. Ya te he dicho que ese era el motivo por el cual no pensaba presentarme a tu concurso de fotografía pero si puedo ayudar en algo cuenta conmigo.

jordim dijo...

al amor no? pero si es terrorifico ( y los niños a veces tambien..)..

Juan Rodríguez Millán dijo...

De chicos, de chicos, que se me ha escapado esa "a", je, je, je...

Jo Grass dijo...

JORDIM: Toda la razón del mundo; el amor es sinonimo de sufrimiento pero...me encanta y, los niños también pueden ser terroríficos. Ahora mismo tengo 3 niñas haciéndome sudar la gota gorda. me han dejado un par de minutos para otro break, jajaja

Bienvenido, regresa cuando quieras!!

JUAANNNN: Ya te imaginaba yo como un Marahá rodeado de féminas por los cuatro costados, jajajaja

Sr Nocivo dijo...

No se me confunda! "La herencia Valdemar" no me parece una mala película, como le decia a Bertoff los diálogos teatrales y la mala dirección de actores, habituales defectos de todas las operas primas, hace que en algunos momentos se atraganten algunas escenas.

Principessa dijo...

Me ha encantado este post!! ¡¡ay, los desengaños amorosos que duros son!! xD

También, me han gustado las imagenes que has puesto, ¿son reales? ¡Porque vienen pintadas al texto! =D

Y eso si queda claro, hay que pasar de los chicos para que te presten un mínimo de atención. Eso tenlo por seguro jajajaja xD

P.D.: Espero impaciente la siguiente entrega =P

¡¡Un besote!!

Henry Write dijo...

¡¡¡Uauuuuu!!! Tan pequeñitos y ya sufriamos males de amor... Creo que no soy el único que se siente identificado con tu post. Buf! Pero... ¡Jo! ¿Qué haces leyendo esto? ¿Cuando la segunda entrega? ¿Cuandoooooo?

ayxagirona dijo...

El que hem sofert per culpa dels noiets, pensava que era l'única que havia sofert desenganys en época preescolar, quan era més important una pilota de futbol o les "chuches" de la meva companya que jo¡¡ M'agradat moltíssim de debó.
Molts petons des de la costa brava

acoolgirl dijo...

Aysss estos hombres!!

Pero bueno, no le echemos toda la culpa a él... que las niñas también son muy cucas, eh?? Jajaja!!!

Aún aprendiendo estas cosas tan temprano... seguiremos cayendo, irremediablemente!!

Un besitooo

Adrianina dijo...

Hola Marijo.
Algún poeta dijo que el día que llegue el amor a nuestras vidas no había que ponerle condiciones, que llega una sola vez y en el se juega toda nuestra dicha, y así lo creo.

Con que frescura arrancó esta historia por entregas, siempre nos traés recuerdos lindos de infancia.
Llevó conmigo mis festejos de cumpleaños en Carlos Paz, un lugar de sierras precioso en nuestro país, como soy de enero, siempre me tocó en familia y lejos de mis amigas.

Me gustan mucho las fotos, son muy tiernas.

Estaré pendiente de la próxima entrega.
Muchos bsos para vos y mis saludos a tus lectores.;-)

YoMisma dijo...

Pues por aquí seguiremos hasta que se complete el meme, una pena, porque seguro nos acostumbramos y luego nos va a sentar mal que se acaben tus historias de desamores.

Las cuentas genial.

Saludines y besotes,
YoMisam

Lola dijo...

Como me gusta jo querida que cuentes las cosas con tanta gracia y con tan buen léxico. Además te imagino haciendo una foto para cada escena. Que bonito Jo!
Gracias por tu preocupación. He estado de viaje y ya veras cuando lo leas todo lo que he hecho.
Un besito con todo mi cariño. Lola

Jo Grass dijo...

Sr.NOCIVO: ya le contaré mis impresiones cuando la vea.

PRINCIPESSA: me alegro que te haya gustado. las fotos han inspirado la historia; reales son porque las hice en un cumple de mi sobrina.
Besitos, guapa

HENRY WRITE: Pues sí querido Henry: empezamos a sufrir males de amor demasiado temprano en nuestras vidas. El jueves más.
Me alegra encontrarte de nuevo por mi cocina.

AYXA: Ahora mismo comentaba a Henry: las niñas sufrimos mucho por estas cosas. Mi sorpresa es comprobar que algunos niños también.
Petons

ACOOLGIRL: ¡Por supuesto que seguiremos cayendo!, y amando y sufriendo porque así sentimos la vida y no estamos muertos.
Besitos para tí también.

Jo Grass dijo...

ADRIANINA: me encanta que siempre le dediques unas palabras a mis fotos. Las escojo con cariño para ilustrar las historias.
Felicidades por el cumple otra vez. Espero que sigas disfrutando de tus plácidas vacaciones de mar e internet.
Muchops besitos guapa.

YO MISMA: Hace un rato estaba pensando en l que podría escribir a continuación y han acudido a mi cabeza historias como para etrenizar el meme y convertir el blog en monográfico de desastres amorosos, jajaja Cumpliré lo prometido. Me alegro que hayas disfrutado.
Besuquines.

LOLA: menos mal que estás de vuelta y con todo en orden.
Lola, guapa, no hago las fotos expresamente para las historias sino al revés; abro mi archivo personal y encuentro imágenes que me las cuentan, jaja

Un besote inmenso

Principessa dijo...

Cuando puedas pasate por mi blog, hay algo para ti cielo!!

¡¡Un besote!!

Adrianina dijo...

Marijo, es que detrás de una fotografía hay un autor, no es un trabajo menor, y en tu caso está hecho con mucho profesionalismo y amor.
Gracias por compartirlas.

También gracias por tus deseos, mañana estoy regresando a la Capital, que es un horno.
¡Quiero seguir en el mar! pero las obligaciones aguardan.

Bsis linda.;-)

LadyMarian dijo...

Hola Jo!!
Sí, ya sé que "caí tarde al baile", pero "más vale tarde que nunca". ;P
Voy a ir leyendo las entradas que me perdí de a poco para poder ir disfrutándolas.
Lo que acabo de leer es una maravilla! No sé si realmente es un recuerdo tuyo pero para mí es como si lo fuera. Es más, lo que contás es tan real para mí que si vos me dijeras que salió sólo de tu imaginación no te creería y seguiría convencida de que sucedió... porque sucedió, vos hiciste que sucediera para mí.
Tenés una frescura especial para escribir. No la pierdas! Ya te dije algo el otro día con respecto a no seguir reglas y lo reafirmo: no contamines tu estilo con otras cosas porque así llegás y conmovés al lector.
Dame tiempo para poder ir leyéndote de a poquito a lo largo de los días.
Besotes

Jo Grass dijo...

Hola Lady,
esto es una historia ficticia inspirada por las fotos de mi archivo personal. Todas ellas tienendatos autobiográficos: es cierto que estudié bellas Artes y que de pequeña me pasaba la vida pintando, que no era una niña del grupo de las guapas y populares, en fin, es imposible que no se cuelen detalles de la propia vida pero me encanta que resulte tan verosímil, ese es mi gran reto al escribir, por eso te decía que quería leer algo verdaderamente importante de romántica histórica para ubicarme un poco. Cada cosa nueva es un reto para mí. creo que el blog me sirve para experimentar y al mismo tiempo adquirir un poco el oficio que no tengo.

Mil besos guapa. me encanta que estés leyendo las historias atrasadas. Sabes que me interesa muchísimo tu opinión. Ves cosas que yo no veo, igual llego a ellas por pura intuición y que funcionen pero puede que otras no.

Me gustaría que leyeras la historia del niño MAX, creo que fue la primera que publiqué en enero. Ya le había puesto voz a una niña, ZOE, y ahora le busqué un compañero, pero ponerse en la piel de un varón era diferente. Estoy pensando en hacer una serie con ellos también. A ver qué te parece.

Muamua. No te preocupes que yo sé que me dedicas mucho tiempo y con cariño

LadyMarian dijo...

Hola!
Acabo de marcarla con estrellita en el Reader para leerla. Se me habían escapado algunas para marcar como pendientes pero ya lo solucioné.
Besos