16 de diciembre de 2010

LA SARTÉN POR EL MANGO


Foto: Marijo Grass


En Nueva York, la Navidad empieza, tras el Día de Acción de Gracias, con la famosa Shopping Week. Todo el extrarradio se desplaza a Manhattan a fundirse la tarjeta de crédito comprando regalos, contagiados por el virus del consumo que propaga el incesante bombardeo publicitario; aunque el acontecimiento oficial es el encendido del árbol en el Rockefeller Plaza, que congrega más de 200.000 personas y se retransmite por televisión; incluye las actuaciones de un buen número de artistas y, asistir al evento, se considera una tradición. La ciudad se viste brillante con luces de colores, se multiplica el número de turistas y los residentes se muestran alegres y de mejor humor.





Foto: Marijo Grass



El caos circulatorio del centro, sumado a las bajas temperaturas, me ha obligado estos días a aparcar la bici hasta el próximo año. Estoy sufriendo las aglomeraciones que se producen en el metro y no estoy acostumbrado. He avanzado bastante con el retrato de la abuela de Carol. Al final estoy pintando con acrílico, seca más rápido; así lo podré llevar al hotel antes de que se marche a Rapid City. Mauro ha pedido la furgoneta a Julio César para transportar el lienzo hasta el St. Regis; espero que el mayordomo que la atiende se ocupe del embalaje. Nuestro vecino cubano, que es actor— aunque hace tiempo que no consigue un papel que le permita aparcar su trabajo de camarero en un bar latino—, se ha apuntado a ver a Miss Dunn en Le Scandal el próximo sábado, para cobrarse el favor por prestarme la furgoneta y, si se tercia, añadir una nueva conquista a su colección de amantes.


Ahora mismo, mientras intento reproducir las joyas de mi modelo, lo tengo instalado en casa con Mauro, tomando una cerveza al tiempo que investigan en la red sobre Bonnie Dunn y su espectáculo.


— ¡Ño! ¡Esta jeva está de pinga, Marquito!— exclama Julio César girando el portátil para enseñarme una foto de Bonnie Dunn, luciendo sus encantos entre dos enormes abanicos de plumas.





Foto: Marijo Grass



— Ya puedes echarle los galgos y no chupar más de la cuenta. ¿Alguien más se apunta a la joda?— se burla Mauro, al observar mi expresión de garrulo, impresionado por una fiera con plumas y borlas en los pezones.

— ¡Estáis flipando! ¿Cómo se os ocurre?— exclamo, cogiendo de nuevo los pinceles y afinando la sonrisa de mi modelo como si fuera la Gioconda.

— A nosotros no, compadre. ¡Lo escribió bien clarito en la tarjetica!— apunta Julio César con sorna, recostándose en la silla y sosteniendo la tarjeta de Miss Dunn, que había dejado sobre el teclado.

— Reconozco que se conserva muy bien; y tiene su morbo…— continúo, con la mirada clavada sobre el cuadro, decidiendo si he conseguido un parecido razonable con mi clienta.

— Tu estado de single te da derecho a joda con amigos, relaciones esporádicas …— afirma Mauro—. O como dicen ellas, a convertirte en amigovio, que no te rompe las pelotas, jajaja.

— Una jeva, con esa mecánica, puede que sí— se descojona también el cubano.

— Me parece que habéis bebido más de la cuenta. ¡Joder, son las tres de la madrugada!





Foto: Marijo Grass



Mis colegas se levantan con parsimonia; entienden que estoy cansado y quiero cerrar la barraca. Julio César le da un último trago a su cerveza y se despide con una fuerte palmada en mi espalda. Mauro recoge las botellas vacías y las coloca en la repisa de la cocina. A continuación se queda observando el cuadro, aunque me da la sensación de que no enfoca demasiado.


— Tío, ¿estás bien? — pregunto, situándome frente a él, después de recoger los pinceles para lavarlos.

— Umm, no es de mala onda pero.... estoy enquilombado y…

— ¿Y?

— ¡Me salió para el culo!

— ¿Cómo?

— Esta tarde me crucé en la Quinta con una mina, con la que estuve viviendo hace mucho tiempo como pelotudo enamorado, y lo hice mal. Bueno, en realidad no lo hice!

— No jodas. ¿Qué es lo que no hiciste?

— Nada. No hice nada. La vi pasar como un fantasma. Llevaba una niña de la mano idéntica.

— ¡Vaya! ¡Qué casualidad! ¿Nos tomamos la última birra?

— ¡Dale!





Foto: Marijo Grass



Mauro me cuenta que conoció a Joana hace 15 años en Buenos Aires. Lo suyo fue un auténtico flechazo. Se cruzaron en la calle y, después de caminar unos pasos, cada uno por su lado, sintieron la necesidad de girarse para contemplar al otro y… allí se encontraron sus miradas. Ella se acercó y le preguntó si tenía algo que hacer. Él canceló otra cita y se fueron a tomar mate el resto de la tarde. Dos días después quedaron para cenar y se enrollaron. Al cabo de una semana, gracias a una foto antigua que encontró en su apartamento, se dieron cuenta que se conocían antes. Parece que, años atrás, compartieron el subte a diario, de Palermo a Callao, aunque ella se bajaba en Tribunales. La historia duró poco más de un año. Rompió Joana, cuya familia vivía en Montevideo; alegando que quería viajar y ver mundo una temporada. Mauro estaba acabando su doctorado y no quería abandonarlo después de tanto esfuerzo, así que su relación se disolvió de forma amistosa y ella desapareció para siempre.

Cinco años más tarde, mi amigo perdió a su hermano pequeño en un accidente de automóvil. Su mundo se derrumbó y, a pesar de su condición de psicoanalista, quedó bastante tocado. Emprendió un viaje a Europa, dispuesto a olvidar el mal trago tomándose un trimestre sabático. La última etapa de su periplo, al otro lado del charco, acabó en Estambul: la única ciudad entre dos continentes, situada entre el Cuerno de Oro y el Mar de Mármara. Un lugar de una belleza extraordinaria en el que presente y pasado se funden a vista de águila.





Foto: Marijo Grass


Mauro aceptó la invitación de una amiga, que le ofreció cobijo en una vieja casa de madera, a orillas del Bósforo, en la que instalarse unas semanas, con la intención de distraer su duelo y decidir el rumbo que quería dar a su vida. Todos los días emprendía grandes paseos y contemplaba el crepúsculo desde el Puente de Galata. A continuación se perdía por las calles de Sultanhmed: la ciudad antigua; allí vio de nuevo a Joana, tomando té a la puerta de un bar mientras jugaba a las cartas con un tipo, bajo la atenta mirada de la dueña del bazar contiguo.





Foto: Marijo Grass



Se quedó paralizado unos minutos observándola, pero ella no levantó la mirada. Mauro continuó su paseo, un poco alterado por los recuerdos de amor loco que compartió con Joana. Después de deambular un rato decidió regresar a saludarla, pero ya no estaba. El resto de la noche estuvo lamentando no haberle dicho nada. Intentó convencerse que había tomado la mejor decisión pero, en el fondo, nunca lo tuvo claro. Siguió con su vida y, un tiempo después, se instaló en Nueva York. Hoy, 5 años más tarde, se ha vuelto a cruzar con ella; tampoco ha sido capaz de reaccionar a lo que interpreta como una señal del destino; y ahora se muestra arrepentido.


— No sé, tío. No soy la persona más adecuada para dar consejos sobre mujeres. Dejarse llevar por el instinto es lo único que nos queda; y si no le has dicho nada será porque no era el momento ni el lugar.


Ya sé que estoy farfullando gilipolleces. Me jode no poder ayudarlo como hace él conmigo. Mauro me sonríe, hace un gesto con la mano, como echando hacia atrás el mal rollo, y se va a dormir a su apartamento, dispuesto a sepultar a su antiguo amor en lo más profundo de sus recuerdos.





Foto: Marijo Grass



Su historia me ha quitado el sueño, así que me conecto para revisar mi correo y, después de confirmar a mi madre que regresaré a casa por Navidad, decido curiosear un poco en la página de Le Scandal.


Le Scandal Cabaret está en la calle 42 con la Novena Avenida, debajo del West Bank Café, en el Teatro Laurie Beechman. El West es un lugar clásico y confortable, decorado con sillas de madera y manteles de lino, en el que sirven comidas antes del espectáculo. Por lo visto, aquí trabajó de camarero Bruce Willis cuando intentaba abrirse camino en la escena y, entre los habituales que lo frecuentaban en otra época, había dramaturgos de la talla de Tennessee Williams o Arthur Miller. Ahora se deja ver a menudo Sean Penn, según publican ellos.

Bonnie Dunn produce el espectáculo de Burlesque desde hace 2 décadas. Todos los sábados programan dos actuaciones. También hay circo, magos, contorsionistas, trapecistas y acróbatas, lanzadores de cuchillos o malabares de fuego.




Foto: Marijo Grass



Encuentro la entrevista de la que habló Carol en el Vogue, que aparece bajo el título de “The Godmother of Burlesque”. En ella habla de su trayectoria y también aclara las diferencias con el vodevile, que define como un espectáculo familiar; puede incluir actores, cantantes, bailarinas, magos…Y el burlesque, además, sketch de comedia y strippers. ¡Vamos, una revista para adultos! Me pregunto si el número que supuestamente ensayaba conmigo en el St. Regis formará parte de la diversión, a cargo de alguna Madame entrada en carnes, que son las que siempre les toca interpretar la parte más cómica e interactuar con el público.

Al cabo de un rato me empieza a fallar la vista y me siento cansado. Apago el portátil y me voy a la cama pensando en el rato de diversión que nos espera el sábado.





Foto: Marijo Grass



Estoy eufórico. Esta mañana hemos llevado el retrato a la abuela de Carol y le ha encantado. Incluso me ha invitado a que la visite en su rancho de Rapid City. Me ha pedido el número de cuenta e inmediatamente ha ingresado la pasta; pero mi contentura no solo se debe a mi economía saneada; también he recibido un mensaje de Gaby; bueno, varios. ¿Por qué a algunas mujeres les encanta mantener una conversación por sms? ¿No resultaría más cómodo llamar y liquidar el asunto? Ellas dicen que eso lo hacemos nosotros para evitar compromisos pero no estoy de acuerdo; son ellas que tiran del hilo para manejarnos a su antojo. En fin, le he seguido el juego y me he enterado que lleva unas semanas en la ciudad, desde que regresó de México, sin parar de trabajar. Me ha propuesto quedar mañana para patinar; hoy tenía planes con una amiga. Lo que me ha sorprendido es la forma de expresarse en los mensajes, como si no hubiéramos dejado de vernos y ella hubiera contestado mis llamadas; y yo, creyendo como un capullo que, después de aquella noche en la que desperté en su cama con una resaca espectacular, había decidido no repetir la experiencia, ni siquiera como amigos; en aquél momento pensé que habíamos conectado. ¡Vete a saber! Las mujeres siempre tienen la sartén por el mango.





Foto: Marijo Grass



Al llegar a la entrada del West Bank Café nos hemos encontrado con un grupo de gente en la puerta, haciendo cola y fumando. Un tipo nos ha preguntado por la reserva y yo le he mostrado la famosa tarjeta que me dio Miss Dunn, como si fuera un salvoconducto. ¡Y lo era! Enseguida nos ha guiado hasta una especie de reservado en el que están cenando algunos de los artistas pero, de momento, sin rastro de la diva. El ambiente me recuerda al Rick´s Café de Casablanca; incluso hay un negro al fondo tocando el piano que se parece a Sam. Puede que el tipo que nos atiende se convierta en el George Clooney de la próxima década.


En la mesa contigua, la bella Ekaterina, que hace su número en el trapecio, remueve su ensalada con el tenedor como si buscara tesoros escondidos bajo la rúcula, mientras escucha una historieta que le cuenta Eric el Mago, sin demasiado interés. Un grupo de músicos está bebiendo Bourbon a tutiplén; sus platos continúan rebosantes de comida. Una tal Natasha, que traga sables, aparece a medio pintar y se sienta a comer un sándwich. Nosotros empezamos a degustar unos platillos que nos han recomendado, al tiempo que brindamos con un Cabernet Sauvignon de Napa Valley, obsequio de la casa.


Con el estómago lleno y un poco entonados, bajamos a la sala en la que se ofrece el espectáculo. El tipo que nos ha hecho de anfitrión hasta el momento, aparece de nuevo para conducirnos a una mesa reservada, próxima al escenario, en la que un camarero está depositando una cubitera que contiene una botella de champagne. Estoy flipando con la atención desmesurada; sobre todo porque hemos venido sin avisar y parece que nuestro salvoconducto nos etiqueta como special guest de la jefa Dunn.





Foto: Marijo Grass



— ¡Asere, esto está buenísimo!— exclama Julio César, igual de fascinado con la atención exquisita, levantando la botella de champagne para comprobar la etiqueta.

— ¡Nada que ver con tu chispetrén!— le contesto entre risas.

— ¡Qué clase de comepinga tu eres!— replica, defendiendo la calidad del brebaje casero con el que nos suele obsequiar en su casa.


Mientras Julio César y yo nos puteamos con chistes malos, Mauro no pierde el tiempo y se dedica a abrir la botella y servirla. En ese momento se apagan las luces y un cañón ilumina el escenario dando inicio al espectáculo. El primer número corre a cargo de los músicos. A continuación, entra en escena CatNorma, con modelito de cuero, orejas de gato y cola; nos deleita con un baile picante que nos mantiene embobados por un buen rato.





Foto: Marijo Grass



— ¡Qué rica está la jeva esa!— exclama de nuevo Julio César, con los ojos fuera de las órbitas y con síntomas de estar un poco entonado—. Y dicen que en Cuba no hay carne. ¡Lo que no hay es lata pa envasarla!

— ¡Che, Julio! Solo pensás en levantarte minas— afirma Mauro socarrón, al tiempo que hace una seña al camarero para pedir otra botella.


El número siguiente corre a cargo de la increíble Marsha: la reina del hulahop, que termina en ropa interior haciendo girar sobre su abdomen media docena de aros. Me empiezo a marear y no creo que sea por el alcohol, o sí. A partir de ahora vigilaré mi copa. No quiero caerme redondo cuando aparezca Miss Dunn.

En cuanto la traigo a mi cabeza hace su entrada triunfal en el escenario, envuelta en plumas como un pavo real; parece una auténtica diva del cine clásico. Ella es el plato fuerte y la productora del espectáculo, así que su público entregado se deshace inmediatamente en efusivos aplausos.





Foto: Marijo Grass



La representación ha terminado. Una buena parte del público empieza a desalojar la sala. Otros permanecen sentados bebiendo como cosacos. Nosotros, entre risas y comentarios jocosos a cargo de Julio César, decidimos quedarnos. Al cabo de un rato, aparecen algunos de los artistas a saludar a sus conocidos, incluida la Sra. Dunn, que se acerca a nuestra mesa con evidente coquetería.


— Buenas noches, caballeros. ¡Espero que hayan disfrutado del espectáculo!— exclama, con voz turbadora y, a continuación, se presenta ella misma a mis colegas; requiere los servicios del camarero con la mirada y un gesto imperceptible, y este regresa al momento portando una botella de Veuve Clicquot.

— Este champagne es pura elegancia, audacia y pasión…— afirma, mientras el tipo llena nuestras copas. Aunque parece que está definiendo el champagne, me temo que lo que pretende es presentar sus credenciales. Esta mujer me pone nervioso; empiezo a sentirme igual de confundido que el otro día en el King Cole Bar.


En este momento, Julio Cesar intenta convencer a la increíble Marsha, la del hulahop, para mover la cintura con él bailando salsa cuando termine de trabajar. Mauro pretende que Eric el Mago le explique uno de sus trucos, y Bonnie Dunn atiende a una asistente por un asunto de vestuario, sentada de costado y acariciándome el pelo como si fuera su mascota o un muñeco de trapo.

Parece que el problema de vestuario no se resuelve; Miss Dunn pide a su asistente que vaya a buscar al backstage a la chica que confecciona las prendas del espectáculo. Bonnie se acerca todavía más y empieza a susurrarme de nuevo, pero esta vez incluye un intencionado roce de su lengua en mi lóbulo izquierdo.


— ¡Oh, Marco! Eres un chico TAN apetecible y enigmático…


Entonces aparece la modista acompañada de uno de los técnicos. Mientras resuelven sus asuntos empiezo a observar los grupos de gente que continúan aposentados en sus mesas bebiendo, hasta detenerme en una muy ruidosa en la que distingo voces en español. Uno de los hombres que la ocupa se levanta, y tras él aparece una chica, con un tío musculoso rodeando su espalda, que sonríe y me clava la mirada, dejándome al instante como una estatua.


Nueva York goza de una fascinante comunidad multiétnica de más de 10 millones de habitantes, casi 200 lenguas en uso y más de un 35% de residentes nacidos fuera de los EEUU. Si llamas al Ayuntamiento te pueden atender en 170 idiomas diferentes. De entre esos 10 millones, dos personas, con un hipotético interés amoroso, han coincidido en el mismo lugar, un día antes de su cita; y ninguno de los dos está solo.

Gaby, sin moverse del asiento y conteniendo la risa, empieza a saludarme con la mano como si fuera uno de esos gatos chinos de la suerte.





Foto: Marijo Grass



Creo que me voy a tomar otra copa. Me sirvo, brindo con ella a distancia respondiendo a su saludo, y me la bebo de un trago.


CONTINUARÁ


Os dejo con el auténtico Scandal! Enjoy the show!



64 comentarios:

LadySuchard dijo...

No nos podias haber dejado más intrigados! increible... estoy deseando que continue...Este chico como siempre metiendose en lios de faldas.
Mauro me ha sorprendido gratamente en este capítulo con este lado tierno =)
¿Has estado en Estambul? Me encantaría poder visitar esta gran ciudad igual que Nueva York aún que gracias a tus descripciones cada días las tengo más cerca.

Un fuerte abrazo Jo.

Anusky66 dijo...

genial!!!!
aunque me temo que la noche no terminará tan maravillosamente como parece para el pobre protagonista , siempre terminas metiendole en algún lío jajaja
intrigada de como puede continuar
Un besazo

Jo Grass dijo...

LADY SUCHARD: creo que debíamos saber algo más de la historia de Mauro porque, a pesar de que se ha ido filtrando información a cuentagotas a lo largo de toda la aventura de Marco ( Mauro aparece en el primer capítulo, después del prólogo, cuando Marco llega a Nueva York), era importante para que su personaje no resultara un adorno o demasiado plano.
Hay dos fotos de Estambul. Algún día escribiré una historia ambientada allí, que hace tiempo da vueltas en mi cabeza.

Besitos. Me alegro que te haya gustado!

ANUSKY66: quizás , el que nuestro prota se meta en líos es la manera de que nosotros conozcamos la ciudad, jajaja
Se admiten votaciones, si queréis que salga bien o mal parado de este embrollo, hasta el martes o miércoles próximo que pueda escribir la continuación!!

Cantares dijo...

Que compleja es la vida de algunas personas.
Muy interesante tu relato. Besos

Adriana dijo...

Menudo final¡¡ ¿Cómo sigue? ¿Tengo que esperar hasta la próxima semana? El chico es un pieza, pero tú también, mira que dejarnos así ¡¡
Me encantaron las fotos, la de Estambul increible, has estado allí? Es un deseo que tengo desde siempre. En fin, hoy me lo he pasado en grande, muchas felicidades y felices fiestas guapa¡

Jo Grass dijo...

CANTARES: es cierto pero, en este caso su vida se complica porque todo es ficción!
Gracias por pasar por aquí!Besos

ADRIANA: Estambul es una ciudad que me resulta inspiradora. Algún día escribiré algo sobre ella.
Me alegra que hayas disfrutado de nuevo con la aventura de Marco. No tengo ni idea cómo saldrá de este nuevo embrollo!
Besitos, guapa!

Anna ( blog princesa) dijo...

valla es triste la historia de Mauro. Jolines Julio Cesar es la caña ¡¡que gracia me hace este amigo! y que importante son la compañia de los buenos amigos. Yo desde luego me he quedado intrigadisima, mira que dejarnos asi con la miel en los labios ¡¡mala!!

Besitos y feliz finde

Juanjo dijo...

Bonito contraste el de Nueva York y estambul
Muy actual tu entrada....hoy estrenan "Burlesque"
Besos

María dijo...

Eres genial y punto. No puedo decir más. Te espero la próxima semana ;)
Muchos besos!!

Lola Mariné dijo...

Pasan tantas cosas en cada una de tus entregas que no sé por donde empezar, jajaja.
N.Y. en navidad, puro consumismo y aglomeraciones, como en todas las grandes ciudades.
Estambul es otra cosa, debe ser muy bella tambien en invierno.
Y este chico que no para, parece que sus dias tienen 48 horas.
Besos.

VAN dijo...

Como siempre, me ha encantado! y me quedo muerta de ganas de saber qué pasará con Gaby...

Claire dijo...

A mí también me han gustado las menciones que has hecho sobre Mauro y su historia de amor.
Bueno, parece que Marco va a tener que elegir jajajaja.. ya veremos cómo te las ingenias para que salga de ésta..
Un abrazo y que pases un buen finde.

SK dijo...

De Nueva York a Estambul sin pestañear, ahora tengo que ir a Turquía (pendiente desde hace tiempo) jajaja.
Desde luego tiene que ser un espectáculo impresionante, sólo con ese nombre, Le Scandal, ya no me queda más remedio que ir cuando esté en Nueva York. He vivido 8 meses en Las Vegas y me he visto prácticamente todo lo que había en cartelera, pero nada de éste género.
¡Qué ganas!
Buena noche de farra de los chicos, no se lo montan nada mal estos latin lovers... ;)
Feliz Navidad, guapa!!!
Besotes

Juan Rodríguez Millán dijo...

"Las mujeres siempre tienen la sartén por el mango". Y qué distinta puede sonar esa frase según quién la pronuncie y en qué circunstancias, je, je, je... Yo sólo puedo darte la razón, aunque ya no sé ni el tono en que yo la pronunciaría...

Me estás ampliando la lista de lugares a conocer con lo que escribes, Jo. Ya sabes cuánto me encantan los contextos que le das a las historias. Y las historias... ¿Quién iba a decir que Mauro en el fondo es un romántico empedernido...? A lo que no me atrevo es a decir nada sobre lo que le puede pasar a Marco con este encuentro final... ¡Mira que tiene mala suerte el chico con estas cosas! Y, sí, digo mala suerte porque, aunque seguro que a muchos les parece una suerte enorme tener tanto donde elegir, todo se le junta de la manera más inoportuna...

ipodgirl dijo...

Nos dejas con la intriga en lo mejor!!!! Mala! :P
Besazosssss!

ayxagirona dijo...

M'encanta el video de Scandal, es un racó de NY que no deixaré de visitar. La teva guia de viatges quan surt a la venda?? jajaja. Encara que torni a aparéixer Gaby, Lynn es un amor, i la millor noia
que pot tindre. Però seràs tu qui decideixi, oi?. Petons des de la Costa Brava.

Montse dijo...

El relato esta que empieza a arder, ademas situas Istambul, ciudadad cual he visitado y es una maravilla.Cuando quieras temando fotografias de ella para que hagas una historia como dices ¿ de acuerdo?.Besitos.

Amber lake dijo...

Me encantan los diálogos de Julio César en esa jerga tan divertida.
Como casi siempre, nos dejas intrigados; toca esperar al próximo jueves.
Estupendas las fotos y el video
Besos.

El Deme dijo...

Las aventuras de este grupillo de amigos que entran a Le Scandel a contarse chistes más que a quedarse mudos ante lo que desfila por el escenario siempre resultan atrayentes. Uno se imagina a esas actrices decadentes buscando su minutillo de gloria... (brindo por todas ellas con un ¡zumo de césped!)

Marisa dijo...

Me ha parecido entrañable y "austeriana" (Paul Auster) la historia de Joana. Me gusta como la has trazado, como también me gustan los pasos que estás diseñando para Marco. Realmente espléndido este paseo por la multiracial New York.

En cuanto a las fotografías: la cuarta, la del reloj, me encanta el contrapicado que le has hecho. La de la mujer y la niña, me parece muy buena, un instante muy peculiar detenido en el tiempo. La de Estambul y el puerto, espectacular. Y la de la muñeca entre piedras, muy, muy sugerente.

Enhorabuena, Marijo, tanto por una historia que nos tiene atrapados, como por tus fotografías.
Por cierto, el vídeo, puro espectáculo.

Un fuerte abrazo.

La Queli dijo...

BUENO !!!!, Te vas metiendo de una forma en la historia que nos tienes en un sinvivir. Vas rizando el rizo de una manera que no sé como vas a lograr que Marco haga algo decente con su vida, por lo menos con su vida amorosa, que la tienes bien complicada. No sé que decirte, me parecía un pelín morboso el posible affaire con Mrs Dunn, pero al final se volverá loco con tanta mujer... y eso que tienes un poco apartada a Lynn, que espero que asome no muy tarde ( para complicarle un poquito más a Marco)... en fin, como te digo, un sinvivir.... Esperaremos a la próxima semana...

Besucos guapetona.

PD: La historia de Estambul... me encanta, que tambien puede dar para mucho... en cuanto te publiquen el libro... prepara otro en Turquía... me lo compro fijo, jejejeje.

Manuela dijo...

Gaby nunca deja de sorprendernos, no me extraña que se pille por ella... fascinante el ambiente que describes...

hascambiadomuchodesdelaultimavez dijo...

la historia de Mauro y Joana...Simplemente cautivadora...

Raúl Peñaloza dijo...

Barcelona es la New York del Mediterráneo, ¿no?

Jo Grass dijo...

ANNA (blog princesa): de Mauro teníamos información al principio de la historia; después vamos viendo cómo se ha convertido en su mejor amigo en la ciudad, ejerciendo de hermano mayor todo el tiempo.
Besitos

JUANJO: me ha hecho gracia la coincidencia con el estreno de Burlesque, que no he podido ver todavía porque he trabajado todo el finde.
Besotes

Jo Grass dijo...

MARÍA: ¡Guau! Pues, mil gracias, bella. A ver si puedo escribir algo mañana, que voy de craneo y no tengo tiempo para nada; necesito tiempo, antes de regresar a casa por Navidad, como Marco! jajaja

LOLA MARINÉ. esto es una guia de viaje, y cuando viajas te ocurren muchas cosas, jajaja
Besos linda, y mucho éxito en la nueva presentación!

Jo Grass dijo...

VAN: la historia con Gaby es un permanente desencuentro...Entre todas sus candidatas, Gaby y Lynn están en el Top!
Besos

CLAIRE: teníamos que saber algo más de la historia de Mauro. Me resulta un personaje entrañable: el amigo incondicional! No tengo ni idea de cómo saldrá de esta nuestro prota. Todavía no he tenido tiempo de pararme a pensarlo, así que todavía estáis a tiempo de sugerir lo que os venga en gana.
Besitos

Jo Grass dijo...

SK: estuve no hace mucho en Estambul por trabajo, y me quedé fascinada y con ganas de escribir algo ambientado allí.
Me parece increíble que no hayas visto burlesque en Las Vegas. Estaba convencida que allí habría cientos de espectáculos de ese tipo.
Besitos y Felíz Navidad para tí también.

JUAN: tienes razón Juan: el contexto y quién lo diga cambia el significado de la frase, jajaja Estoy contigo; aunque parezca que todo lo que le sucede es increíble, la verdad es que se trata de un despropósito tras otro. ¡Pobre Marco!

Jo Grass dijo...

IPODGIRL: resultaba demasiado largo y no tenía tiempo para seguir escribiendo, jajaja No es cuestión de maldad!

AYXAGIRONA: Le Scandal es un lugar para hacer una visita, of course. Respecto a las chicas, creo que deberíais empezar a pensar cual de ellas os gustaría para el prota!
Petons, maca

Jo Grass dijo...

MONTSE: mil gracias por tu ofrecimiento. Lo tendré en cuenta.
Besitos, guapa. No podré asistir a la nueva presentación de Lola porque me voy pal poble. ¡Qué rabia!

AMBER LAKE. La jerga cubana la conozco muy bien, jajaja A ver si puedo escribir un capítulo más antes de irme con la familia. Estos días tengo bastante lío y poco tiempo para dedicar al placer y los sueños.
Besitos y Felíz Navidad

Jo Grass dijo...

EL DEME: te aseguro que este espectáculo vale la pena. Ellos y ellas, en su género, lo hacen muy bien. Brindo yo también con el zumo, jajaja

MARISA: eso es un piropo "súperestelar"... Ya quisiera dar la talla; solo con llegar a la suela del zapato a la brillante prosa de Auster. Gracias por tus hermosas palabras, y por referirte una vez más a mis fotos.
besotes

Jo Grass dijo...

LA QUELI: creo que si no nos tuviera en un "sinvivir" no lo pasaríamos tan bién siguiendo su aventura en la Gran Manzana. Me parece que ha llegado el momento en que debemos darle un empujoncito y decidir , entre todos, si lo acercamos a Gaby o Lynn.

Seguro que escribiré algo situado en Estambul; y si algún día consigo que me publiquen una novela, ten por seguro que tendrás tu ejemplar dedicado con todo mi cariño.
Mua

MANUELA: las chicas guerreras tienen más éxito, y ellos también, jajaja

Jo Grass dijo...

HASCAMBIADOMUCHODESDELAULTIMAVEZ. ¡qué bien que te haya gustado la historia de Joana y Mauro!

RAÚL PEÑALOZA: of course, darling!

Sandra dijo...

Feliz navidad guapetona!

hascambiadomuchodesdelaultimavez dijo...

La casualidad y el azar me tienen obsesionado Jo...

El Deme dijo...

Jo, como puedes comprobar yo vivo Cifuentes (Guadalajara) como si fuera Nueva York, entrando a la panadería de la señora Teresa como si estuviera en Le Scandal... Feliz Navidad.

Jo Grass dijo...

Querida ciberfamilia: FELÍZ NAVIDAD. Ojalá que todos podamos disfrutarla. Lamento no poder obseuquiaros esta semana con una nueva entrega (obligaciones mandan). Espero encontrar un rato de asueto en estos días bulliciosos y familiares para visitar vuestras casas.
Besotes para todos. Hasta pronto.

LadyMarian dijo...

Uy! Este chico ya no sabe para dónde mirar. Tiene a Mrs Robinson por un lado y a la señorita misteriosa por el otro. :D
Bueno, por lo menos no hubo problemas con Carol y su abuela. jajaja!

Bueno, esperaré la continuación. :)

Besos

Anna (blog princesa) dijo...

Feliz nochebuena y maravillosa navidad par ti y los tuyos.

Besos

ipodgirl dijo...

Te deseo que pases una buena noche y... ¡Feliz Navidad!
Besazosssssss!

LadySuchard dijo...

Feliz navidad Jo =)

Sr Nocivo dijo...

¿Pero como se las apaña Marcos para meterse en estos líos? Primero el número de mujeres que lo rodean y ahora, justo un día antes se encuentra con Gaby en una situación medianamente incomoda... o no, porque sino ella no le saludaría tan divertida.
¡¡Felices fiestas!!

acoolgirl dijo...

Lo sabía!! sabía que Gaby reaparecería... me gusta esa chica!! Bueno, me gustan casi todos los personajes mucho, la verdad.

Un besitooo

PD: Me tienes que contar el truco para viajar tanto y tener tantas fotos de tantos lugares. Tengo una teoría: trabajabas en el tristemente desaparecido programa "Planeta Finito"... ¿Acierto?? Jajaja!!

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: Gaby es la mexicana con la que ha estado jugando al gato y al ratón; la que se supone que le gusta! Veremos qué pasa con ella porque debemos decidir si queremos que se quede con ella o con Lynn.
Ahora estoy con mi familia y no podré escribir hasta que regrese a BCN.
Besitos.
Espero que estés disfrutando de vacaciones veraniegas!!!

ANNA (BLOG PRINCESA). Felíz Año, guapa. Cuando regrese me pondré al día con todas vuestras casas. Besos

Jo Grass dijo...

IPODGIRL: Felíz año para tí también, guapa. Espero que vayan bien los encuentros familiares!

LADY SUCHARD. Ojalá que disfrutes estos días y te cargues de buena energía para empezar el año!
Un besote grande!

Jo Grass dijo...

SR. NOCIVO: está claro que Marco se encuentra los líos ( no sé si los busca). Gaby y él han quedado, pero un dia antes se encuentran y ambos están acompañados!!! Supongo que no les queda otra que tomárselo con humor!
A ver cuando puedo sentarme a escribir!
Felíz Año!!

ACOOLGIRL. Gaby tenía que aparecer porque su historia no está cerrada, jajaja
*No trabajo en planeta finito pero he viajado bastante por trabajo y siempre llevo una cámara conmigo!
Felíz Año, guapaa!

LadyMarian dijo...

Sí, ya lo sé, lo que pasa es que yo la llamo Señorita Misteriosa porque aparece y desaparece. ;) jaja

Besos
Felcidades!!!

El Deme dijo...

Un beso Jo y gracias por tus cariñosas visitas. Te deseo un año nuevo lleno de cabarets y tiendas de delicatessen.

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: pues tienes razón, jajaja no lo había pensado pero es cierto que Gaby ha estado apareciendo y desapareciendo todo el rato; bueno, lo que pasa es que tenía que avanzar la historia por otro lado y, sobre todo, la guía de la ciudad!

Felíz Nuevo Año, bella. Un besote para tí y para tu princesita1

EL DEME: bueno, pues, he preparado el ceviche, inspirado en tu entrada y, ni peruano ni mexicano; made in levante, que también está bueno porque éramos 12 y no ha sobrado nada!!
Felíz año para tí también, guapo. Un placer pasar por tu casa.

LadyMarian dijo...

Justamente parte del atractivo de Gaby es ése, lo misterioso, lo inasible. Y creo que a él le pasa algo parecido. Para colmo los encuentros son en momentos inoportunos.

Vos me dijiste en otro post que las votaciones están abiertas. Bueno, por suerte se sacó a la ex de encima! Muy bien! Carol es simpática, agradable pero un poco frívola para mi gusto.
Lynn es demasiado "blanda" para él. Creo que después de su ex necesita a alguien que esté a la altura. La amiga de la adolescencia (se me fue el nombre, soy un desastre!) me parece más transitoria y además se fue.
O sea, Gaby es la que se ajusta más a lo que a él le viene bien y, por otro lado, lo volátil de ella a él lo tiene enganchado.

Hay que ver qué nos muestra la autora sobre Gaby... jajaja! De acuerdo a eso te diré. Por el momento voto por ella. Pero ojo!!, la historia es TUYA. Hacé con ella lo que VOS quieras. :)

Besos

Stanley Kowalski dijo...

Mi admirada Jo! Mil gracias por todo lo que compartiste conmigo este año!
Sos una mujer fascinante!!!!!!!!

TE QUIERO MUCHO HERMOSAAAAAAAAAA!!!!!

A VIVIR ESTE 2011, ES TODO TUYO!!!

UN MONTON DE BESOTES, PRECIOSA Y HASTA EL AÑO QUE VIENE!!!!!!!!

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

Jo Grass dijo...

LADY MARIAN: has "clavado" a todas las chicas de la historia pero, claro, podemos hacer lo que nos venga en gana y darle un giro completo presentando aspectos de Gaby y Lynn que den una vuelta de tuerca a la historia. Cuando apareció Gaby nos caía mal a todos, y ahora a todos nos parece, por los motivos que apuntas, que es la que más le conviene pero, lo bueno de escribir y hacer que avance la trama a medida que la leemos, es que podemos hacer lo que queramos con ella, jajaja. Gaby es perfecta y previsible como prota de comedia romántica...¿qué ocurriría si dejara de serlo? Bueno, ahora no tengo tiempo para escribir con todo el lío navideño pero, según lo que digais podría hasta escribir dos finales diferentes para su historia amorosa, jaja
Besotes y Felíz Año Nuevo!!

Jo Grass dijo...

STANLEY: querido, espero que empieces el año con todo el glamour y el talento que irradias por todas partes. Un honor formar parte del Stanley´s Club.
Besotes Y Felíz año!!!!!!!!

RICARDO MIÑANA: muchísimos buenos deseos para tí también. Felíz año nuevo!!!!

Y para todos, queridos comensales de esta humilde cocina literaria.
Mua y Mua

SK dijo...

Feliz 11 para ti y todos los personajes que nos traes a esta cocina, espero que para Marco sea un buen año y siga en su línea de conquistador. Si algún día va por Texas, que me visite! ;) Y para ti guapísima que consigas todo lo que te propongas!!!
Un superbesote!!

Jo Grass dijo...

SK: Besos y deseos cumplidos para tí también. A ver si este año nos lucimos un poco, jajaja También espero que Marco y sus colegas encuentren su lugar en el mundo!!!
Besotes a capazos!

Anna ( blog princesa) dijo...

Feliz año 2011.

Que sea un largo caminar por la dicha y las ilusiones.

Besos y nos vemos en el año nuevo

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Creo que me quedo con tu NY que con la real. Pero sobretodo me paso para desearte Feliz año y que no pares de escribir.

Leo Mercado dijo...

Quería dejarte un abrazo de fin de año y de comienzo de año, simplemente.
Y un beso, Jo.

Aprilis dijo...

Feliz 2011 Jo ! Espero que lo hayas pasado genial...

PD: Ya te dije que me encanta la foto que tienes de Turquia ? :-O

Lola dijo...

Creí que te habia comentado ya pero veo que no. Pues ya sabes que me ha encantado y queremos más. Besos Lola

hascambiadomuchodesdelaultimavez dijo...

Jo, hecho de menos tus entradas, imagino que con la navidad y el cambio de año cuesta actualizar. Que sepas que aquí te espero :)

Jo Grass dijo...

ANNA (blog princesa): felíz año para tí también!!! Espero que los Reyes magos no hayan olvidado ninguno de tus deseos!! besitos

ROXK´N ROLL OUTLAW: gracias, Marc. Es un honor que me digas eso. Ojalá que hayas disfrutado de las fiestas, y que yo me organice para continuar escribiendo!

LEO MERCADO: otro para tí, gran poeta!!! Gracias por tus buenos deseos!

Jo Grass dijo...

APRILIS. la verdad es que he tenido unas semanas bastante ajetreadas pero...aquí estoy de nuevo!!

Algún día escribiré algo ambientado en Estambul; así tendré oportunidad para colgar más fotos de esa maravillosa ciudad!

LOLA: ya sabes que esta es tu casa. Un abrazo enorme. Ojalá te haya mimado muchísimo tu familia estos días!!

HASCAMBIADOMUCHODESDELAULTIMAVEZ: Ay, Rubén. Yo también he echado mucho de menos leeros a todos...Pero ya estoy en casa. En breve me pongo al día y escribo algo nuevo.
Un besote, guapo!