22 de abril de 2010

EL AUTOR, LA OBRA, EL MERCADO Y LA FIESTA



Foto: Marijo Grass


Mañana es El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.


En noviembre de 1995, coincidiendo con el fallecimiento de Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega, la UNESCO aprobó la propuesta pero, parece que Alfonso XIII se adelantó firmando un decreto en el 26 para instaurar la Fiesta del libro Español el 23 de abril a partir de 1930.


En Cataluña se celebra “La Diada de Sant Jordi”: patrón local y popular caballero en la Edad Media. Antiguamente las clases pudientes participaban en torneos, en los que existía la costumbre de regalar rosas y flores a las mujeres. Casi todo lo que sabemos de Sant Jordi es producto de leyendas que se han perpetrado a lo largo de los siglos. Hay historiadores que lo sitúan en la Capadocia y más tarde hablan de su muerte en Israel. La tradición catalana lo hace en Montblanc , y es muy probable que su leyenda sea el origen de todos los cuentos de princesas y dragones en Occidente, y que muchos asocien la tradición de la rosa en Cataluña a la leyenda porque, de la sangre del dragón nació un rosal.


Me encantan las adaptaciones que hacen los niños en las escuelas escenificando o pintando esta historia, y me fascinan algunas de las representaciones pictóricas que hicieron en su día grandes maestros de la talla de Rubens, Rafael, Gustave Moreau, Carpaccio o Tintoretto, pero mis favoritas son las de Paolo Ucello: pinturas muy gráficas y dinámicas, algo bastante atípico en el s.XIII, y demasiado modernas para la época.





St. George and the Dragon. PAOLO UCELLO 1470


St. George and the Dragon. PAOLO UCELLO 1450


Desde que coincide Sant Jordi con el Día del Libro se ofrecen libros y rosas a las personas queridas, incluso aquellos que sus adquisiciones literarias se reducen a este día en el que, según los datos que proporciona el Gremio de Editores y Libreros, se mueven 20 millones de euros, lo que equivale a un 7% de la facturación anual. Su presidente ha pronosticado un ligero crecimiento de las ventas y asegura que, en el caso de que el libro electrónico aumente su protagonismo en los próximos años, Sant Jordi velará por el libro tradicional por su: “componente romántico”.



Foto: Marijo Grass


Para los que consideramos la lectura un placer que alimenta nuestro espíritu, enriquece el conocimiento y fomenta la fantasía, Sant Jordi es una de las jornadas más esperadas del año. Para autores, escritores y libreros es como su puesta de largo anual. Para los que soñamos con pertenecer a su mundo resulta un paseo imprescindible para hacer trabajo de campo. En Barcelona, además, se celebra la Feria del Libro: las calles se engalanan con banderas, las rosas aportan el color que se magnifica con la luz de la primavera y, casetas o tenderetes, atiborrados de novedades editoriales, inundan aceras y plazas en las calles más céntricas, invitando al paseante a detenerse frente a infinidad de elecciones para sus compras que, en la mayoría de los casos, van a estar definidas por las campañas de marketing previas que hayan dejado huella, o por la presencia de los autores que estamparán su firma. Me pregunto si el día que se normalice la compra de libros digitales se perderá esta costumbre. Quizás lleven incorporada una dedicatoria idéntica para todos los mortales con una rúbrica digital. De momento me quedo con el “componente romántico”, esperando que autor y lector se sigan encontrando, por lo menos en esta fecha.





Foto: Marijo Grass (Knister)

Lo curioso de este año es que nadie predice un protagonista absoluto, como fue Stieg Larsson en la pasada edición o Carlos Ruiz Zafón en la anterior. En ambos casos la promoción fue de tal magnitud que costaba resistirse a semejante bombardeo publicitario. Los libreros, que se han aventurado a hacer algún pronóstico, señalan a los últimos premiados en diferentes certámenes como el Planeta, el Nadal, el premio Ramón Llull, el Sant Jordi o el Josep Pla; además de otros escritores consagrados como es el caso de Julia Navarro, Matilde Asensi o Pérez Reverte en ficción, y Eduard Punset en no ficción; todos con edición en castellano y catalán. Incluso he leído, en alguna nota de prensa, que algunas editoriales piensan presentar escritores noveles, además de lo que ellos llaman “mediáticos”: los que pueden carecer de antecedentes literarios pero aspiran a convertirse en éxitos de ventas, porque atesoran popularidad gracias a su aparición o participación en la pequeña pantalla y gozan de la simpatía del espectador, probable comprador de su obra, en muchos casos escrita por un negro literario contratado para la ocasión.





Foto: Marijo Grass (Libros de chocolate para St.Jordi)


Sobre esto me llama la atención unas declaraciones de Guillermo Schavelzon— el gurú de los agentes literarios—, que acabo de encontrar en un viejo cuaderno de notas, en el que afirmaba:


“ El éxito arrollador de los escritores mediáticos es consecuencia de décadas de desinversión en educación. Por algo no es un fenómeno mundial sino local. Haber llegado a que los prescriptores culturales sean modelos, locutores de radio y personajes de la farándula es penoso y da para reflexionar”


No le voy a quitar la razón a este gran profesional porque la tiene, especialmente en su definición de los nuevos prescriptores culturales, porque está defendiendo el valor de la LITERATURA: la que alimenta el espíritu y la imaginación, no el comercio de libros que entretienen a un público que NO lee LIBROS, que es el consumidor potencial de estos éxitos de ventas, lo que me lleva a la eterna discusión entre: artes gráficas frente a las BELLAS ARTES, cine comercial versus CINE DE AUTOR, y ahora, libro de famosete frente a libro de ESCRITOR. En todos los casos parece que los primeros ganan por goleada a los segundos en popularidad, y la popularidad facilita el negocio, y el que consigue hacer negocio se puede permitir el lujo de invertir en CALIDAD, donde se encuentra el segundo grupo, y hasta esto es discutible porque existen infinidad de obras artísticas geniales, mediáticas y generadoras de negocio entre las disciplinas consideradas “artes menores” o entretenimiento literario. Lo que me hace pensar que hay público para todo, lo cual debería tranquilizar a los gestores de la industria porque lo que NO nos falta es talento y potencial creador.





Foto: Marijo Grass


El problema sigue estando en los pilares sobre los que se asienta nuestra formación, que se han quedado obsoletos y no han evolucionado al tiempo que lo ha hecho la sociedad y la irrupción de la tecnología en nuestras vidas. Algo que algunos aceptan con cierto recelo e incluso miedo. Y ahí estamos, valorando a los niños que superan las matemáticas con nota y menospreciando a aquellos que demuestran una capacidad o un don especial para las disciplinas artísticas, que siempre cargaron con el sambenito de “las Marías”: aquellas que se pueden eliminar del currículum académico porque sólo sirven para el esparcimiento.


Para los interesados en la materia, incluyo este video en el que Sir Ken Robinson nos ofrece una excelente reflexión, con el humor y la ironía necesarios para captar nuestra atención a propósito de educación y creatividad.








Estamos asistiendo a una transformación absoluta de la industria cultural, pero lo importante es que se consuma cultura. Los medios de promoción también han cambiado y, dado que vivimos asentados en el audiovisual y el acceso inmediato a la información a través de la red, se hace imprescindible montar en ese tren o te quedas fuera de juego.



Foto: Marijo Grass


No entiendo muy bien la postura de algunos ESCRITORES, quejándose de las campañas de autopromoción de nuevos y jóvenes autores, tachándolas de oportunistas: vídeos que parecen el trailer de una superproducción, sesiones de DJ´s, performance o marketing viral en la red… Cualquier iniciativa para hacer un poco de ruido y darse a conocer. Tienen claro que ELLOS y SU OBRA van en el mismo pack. Que ganarse a su público, en los tiempos en los que abunda la oferta de creadores y creaciones, y versiones de lo creado hasta el infinito y más allá, hay que adaptarse a los nuevos públicos; y estos han crecido delante de una pantalla, y les interesa tanto el contenido como el creador del mismo.


No tengo ni idea de cómo será el futuro dentro de unos años, y unos años no son nada porque todo sucede a una velocidad de vértigo. Afortunadamente nuestra capacidad de adaptación está más que demostrada pero, sigo sin entender por qué nos cuesta tanto asumir que “ya nada es como antes”, manteniendo una especie de espíritu conservador que nos identifica como pueblo y nos mantiene en la cola de nuestra presunta escalada al triunfo y a la competitividad en este mundo global.





Foto: Marijo Grass


No hay más que ver los vídeos en los que el autor presenta su obra en el portal americano y británico Meet the author, aunque tengamos la versión en su homólogo español: conoce al autor. En el primer caso admito que, viendo algunos de ellos me han despertado el interés y la curiosidad por conocer su obra; en el segundo puedo afirmar que viendo algunos videos de los que me interesa su obra me han quitado las ganas de seguir leyéndolos porque son “un plomazo en toda regla”. Parece que todavía no hemos aprendido la lección, y que ponerse frente a una cámara y que un busto parlante atraiga nuestra atención exige un don: el del buen comunicador y, por supuesto, un buen guión acompañado de una estudiada interpretación; no una aburrida improvisación que no invita precisamente a descubrir su obra. Nuestro sentido del espectáculo, tan arraigado en países anglosajones, es bastante deficiente en este ámbito, con la excepción de estos jóvenes que buscan sus propios mecanismos de acercamiento a su público, de los que hablaba unas líneas más arriba.





Foto: Marijo Grass


Recuerdo haber visto un documental sobre el acceso de los escritores noveles al mundo editorial en EEUU, en el que se mostraba cómo organizaban encuentros con agentes en el lobby de un hotel, en el que cada uno de los escritores inscritos en la jornada tenía tres minutos para convencer a uno de que ELLOS y SU OBRA debían ocupar un lugar en el mercado, y así conseguir que alguien leyera su manuscrito; lo que tampoco garantizaba que hubieran conseguido agente, pero suponía ascender un escalón en su largo y complicado camino hacia la obtención de sus deseos. Una sesión de pitching en toda regla, como las que se realizan en el sector audiovisual. Por supuesto existen otros factores a tener en cuenta como poseer alguna conexión con el mundo literario. Vanity Fair exponía con cierta ironía el caso de 10 jóvenes autores con su potencial best seller a punto de irrumpir en el mercado en los próximos meses, estableciendo ese supuesto mapa de conexiones que seguramente les había dado el empujoncito.



The Bookopticon Culture: vanityfair.com



Hoy he desayunado leyendo que a la hija de Madonna le habían hecho una audición privada en una prestigiosa escuela de danza, en vez de pasar por la audición pública como el resto de aspirantes, y ahora estos se quejaban de trato de favor para con la Diva del Pop. Entiendo a los que compiten por una plaza en el centro pero también estoy convencida de que si fuéramos Madonna, utilizaríamos como ella nuestro poder e influencia para que nuestra hija no se expusiera en un casting público, dadas las repercusiones mediáticas que podría tener.


De lo que sí estoy convencida es que cuando uno tiene algo que contar, que diseñar, que componer o interpretar, existe una fuerza superior que te ayuda a no tirar la toalla frente a la competencia o la adversidad; a seguir escribiendo, componiendo y creando porque es necesario para tu supervivencia emocional, porque uno crea para uno mismo, y después sueña con deleitar con ello a los demás.


Mi amigo Guillem— uno de los máximos responsables de mi nueva adicción a la escritura—, me llamó hace unos días para preguntarme si por fin tenía libro para esta celebración. Supongo que todavía no ha llegado mi momento pero… Who knows? Puede que algún día mi Sant Jordi adquiera una nueva dimensión, mientras tanto continúo escribiendo, con la esperanza de entretener a la gente, empezando por los lectores de este blog.





Foto: Marijo Grass



Feliz jornada para todos. Espero que la disfrutéis tanto como yo.




44 comentarios:

LA VANE dijo...

Bueno, es una pena que se pierdan las costumbres "romanticas" como tu las llamas. Yo creo que todo antes era mas personal, tal vez ahora es mas practico pero tambien mas frio. Antes, anotabas tus cositas en una agenda que llevabas a todos lados, hacias una letra bonita y de vez en cuando un dibujito para destacar algo. Ahora simplemente cambiamos el tipo de letra y todo lo mas cambiamos el fondo. A mi siempre me ha encantado la imagen que se da en las peliculas de una libreira antigua repleta de libros donde te atiende una especie de bibliotecari@ que te aconseja, esa calidez en el trato, no se, es algo como muy acojedor. Cuando nos invada el libro electronico todo eso se perdera, nos descargaremos los libros por internet o como mucho en un cajero tipo cajero automatico de los bancos. Que pena.

LadyMarian dijo...

Me encantó la entrada. Muy interesante! Conocía la fiesta de Sant Jordi por Lujo. Ella siempre espera la fecha con muchísimo entusiasmo, el mismo que me acabás de transmitir vos.
Con este post he vislumbrado otras facetas que desconocía. Te felicito!

Qué nos traerá el futuro? La palabra escrita existirá en ebooks o en papel. Reconozco que no me preocupa mientras siga existiendo y pueda disfrutar de ella.

No me resisto a los cambios. Coincido en que no hay que tenerles miedo sino saber adaptarse.

Feliz Sant Jordi!!
Besotes

Sr Nocivo dijo...

Me encanta la costumbre de San Jordi, hasta el punto que algún año la hemos celebrado entre los amigos sin ser catalanes.
A mi me encanta eso de ir a la biblioteca o a la librería (ya sea de libros o comics) y perderme entre las estanterías leyendo títulos y sinopsis hasta decidir que libro me llevo a casa o regalo... la verdad es que no se que haré cuando se pase completamente al libro electrónico ¡me encanta el olor a papel de las librerías viejas! Aunque supongo que me adaptaré.

Hace años vi una entrevista que le hicieron a Nuria Roca,cuando aun presentaba el "waku waku", en "lo + plus" y admitió que el libro sobre veterinaria que estaba promocionando no lo había escrito ella sino expertos veterinarios y que ella había permitido que se usará su nombre e imagen porque creía que así llegaría a más gente (y personalmente supongo que lo que le pagaran también influiría en su participación).

¿Hay autores que se quejan de la autopromoción de escritores más jóvenes? Pues deberían aprender, porque de ahí surgen exitazos como las nuevas sagas juveniles que vienen pisando fuerte desde países anglosajones. Y es que estos autores mantienen un contacto directo con sus futuros lectores a través de sus blogs y redes sociales. Incluso llegan a adelantar ideas que tienen para sus historias y ha pedir opiniones a sus seguidores, lo cual los hace más accesibles que otros autores ya consagrados.

Montse dijo...

Dentro de un rato , cuando salga a la calle para ir al trabajo, enconctraré paradas de libros y rosas . Hoy a los compradores, nos hacen un 10% de descuento y cada año compro algun libro, aunque como socia de Circulo el otro dia me trajeron dos que habia encargado, yo misma me hago los regalos , jejeje, eso sí me falta la Rosa, espero que alguien me la regale. La necesidad de leer creo que hace que no se pierda el tener un libro entre nuestras manos. Besitos.

Lola Mariné dijo...

Una editorial es un negocio, por lo que busca los medios (y los autores) que le permitan vender, lo que es muy licito, y no creo que sea malo que se hagan grandes campañas para conseguirlo; cierto que se vende cualquier porquería, pero tambien se da protagonismo al libro y el que empieza por leer un tebeo a lo mejor acaba leyendo a Cervantes. No me parece mal que los escritores se conviertan en estrellas mediaticas, eso atraerá gente a la lectura.
Vi el programa de los agentes y los escritores; me pareció tremendo ¡jugartela en tres minutos!
Feliz Sant Jordi, Jo, que recibas muchos libros y muchas rosas.

Jo Grass dijo...

LA VANE: pues es cierto! me encanta ese aspecto romántico de perderte en una librería y descubrir tesoros, y charlar con un librero que ama los libros!!, no con un tendero que usa la caja registradora, jajaja Incluso cuando viajo visito librerías emblemáticas en otros países. Supongo que me acostumbraré al libro digital como todo el mundo, especialmente cuando permita integrar imagen , sonido y sea interactivo, pero siempre me quedará la misma nostalgia que cuando tuve que empezar a trabajar en soporte digital y dejar las cámaras que usaban fotoquímico.

LADY MARIAN: Adoro esta fiesta, es la que más me gusta de todas las tradiciones de Cataluña. Esta mañana ya olía a rosa todo el centro de la ciudad. Al pasar por delante del Hospital Cínico me he topado con 5 puestos de venta de rosas de estudiantes que intentan recoger dinero para su viaje de fin de carrera, todos los kioscos que me he cruzado acababan de colocar sus mesas en la calle y se afanaban por ordenar sus novedades editoriales entre las que he visto mucho Federico Moccia, que estará firmando en un rato. En fin, ya te contaré la jornada, que acaba de empezar.
besitos

Jo Grass dijo...

SR NOCIVO: me alucinó leer en un par de sitios este tipo de declaraciones de algunos escritores ( con nombre) que criticaban a la gente joven que está utilizando sabiamente los medios que tenemos hoy a nuestro alcance para promocionarse, ¡inaudito! Si no se ponen la pila, no conseguirán manetenerse en el mercado, y esto es un mercado, como en el cine, si no tienes una buena promo te comes la peli con patatas, pues con los libros es lo mismo. Lo de los famosos que prestan su imagen pues, supongo que aprovechan lo que vale en el mercado para ganar dinero, igual que si anuncian espaguetis, jaja

MONTSE: ojalá que te regalen muchas rosas!! Espero que no se pierda nunca esta costumbre: flores y libros es la mejor combinación que se ha inventado jamás.

LOLA Mariné: a mí me parece fundamental que se hagan todas las campañas del mundo y que se promocione todo tipo de lectura, y ojalá que desaparecieran los prejuicios frente a muchos géneros que siempre se les cuelga el sambenito de obra menor, como la novela romántica o el cómic ilustrado. Lo del pitching que hacen los americanos a mí me parece fantástcio. Yo lo he hecho en el audiovisual, es muy duro pero todo el mundo tiene una oportunidad. Allí no se concibe que envíes un manuscrito a una editorial, necesitas un agente pero, si eres bueno y tu obra también tienes oportunidad de hablar con alguno. Aquí sí puedes enviar manuscritos a las editoriales que se acumulan en los despachos y no lee nadie , y que te de audiencia un agente es un imposible, por lo que yo me sumo a tener que vender mi idea en 3 minutos.
Besos, felíz Sant Jordi y espero que tú estés firmando ejemplares la próxima edición...y yo también...algún día...jajaja

Claire dijo...

De corazón te digo que espero no caer en las redes de los libros electrónicos... aunque sé que cuando nos invadán será difícil resistirse, pues ya dedico bastante tiempo a leer a través de la pantalla de mi ordenador y sinceramente una se acostumbra a todo. Supongo que lo importante es seguir leyendo, sea cual sea el soporte... aunque yo soy una romántica jejeje...
Lo que comentas de los personajes famosos que contratan a un negro literario para escribir sus libros me parece horrible. ¿Por qué la gente es tan avariciosa? ¿que mérito tiene decir que has escrito tal libro si es mentira? dinero, dinero y más dinero..
Hace tiempo me leí "Villadiamante" de Boris Izaguirre y me gustó muchísimo y me pregunté si de verdad lo habría escrito él, porque acostumbrada a verlo como a un showman... pagan justos por pecadores y la existencia de estos "negros" puede hacer dudar de escritores que sí lo son y es una pena...
En fín, que a disfrutar de la lectura jejeje
¡¡Feliz Sant Jordi!!
Besos.

Manuela dijo...

lo primero Feliz Sant Jordi! lo segundo espero que pronto tengamos libro tuyo que comprar! y lo tercero que sí, que hoy en día parece que los escritores tengan que ser también vendedores, cuanto mejor comuniquen en cámara y frente al público mejor, y no necesariamente es así, porque la escritura está llena de gente tímida con mucho mundo interior, y puede haber autores que comuniquen muy bien y escriban de pena, pero desde luego si hay un buen comunicador que sea buen escritor, ese tiene ya mucho ganado... y en cuanto a los denostados bestsellers... mucha envida es lo que hay, porque hala me pongo yo y veremos si me sale uno, no digo que sea literatura de alta costura, pero sí es literatura de masas, y eso es tan complicado, cómo se hace para escribir una obra que le guste a un millón, dos millones... de personas? porque los editores tampoco lo saben... sé por una de las editoras de Ruiz Zafón que La sombra del viento estuvo dando vueltas por Planeta y no la querían, hasta que la esposa de Lara dijo que esa novela era buenísima y tenían que publicarla, y todos los editores que pagaba Lara no habían dado con eso, qué hace los despide a todos por ineptos? pues eso, que nadie tiene la clave del éxito... en cuanto a escribir es una obsesión y la tienes o no la tienes, si la tienes escribes se publique o no pero sobretodo hay que ser muy tozudo muy pesado y muy insistente, como para casi todo lo demás en la vida, lo único que no puedes evitar es seguir escribiendo... todavía nadie me ha regalado una rosa y son las diez y media de la mañana!!! ya no quedan hombres en este país de catalanes!

Xobolina dijo...

Recuerdo que mi afición por la lectura empezó cuando iba a parbulitos. Desde entonces, libro que cae en mis manos, libro que me acabo en 2-3 (depende de las paginas que tenga el libro)

Siempre me ha gustado mucho San Jorge. Cuando era pequeña, mi abuela nos llevaba a mi hermano y a mi a la feria del libro de Mataró a comprarnos alguna novela. Y luego se la leíamos a ella por las noches (Le gustaba mucho escucharnos leer, y así aprendíamos a pronunciar)

Lo que mas tristeza me da es que, tal y como dices, la fiesta este perdiendo su romanticismo. Harry Potter y Crepúsculo están mas de moda que el caballero cuyo nombre bautiza este día.

Pero... ¿Sabias que en realidad San Jorge no era español, o de procedencia desconocida?

San Jorge, o mejor dicho, Saint George, era un caballero inglés al servicio del rey Arturo. ¿O nunca habéis oído a los caballeros del medievo decir "¡For the king and Saint George!"

Se le nombró Santo por haber enmendado todos sus pecados tras años de saquear pueblos y asesinar a gente inocente.

Buen articulo, cada día me gustas mas ;)

Jo Grass dijo...

CLAIRE: yo adoro oler los libros recién comprados, me gusta pasar las páginas y también soy una romántica en este caso pero tengo claro que a todo nos vamos a acostumbrar. El caso de Boris Izaguirre no tiene nada que ver con el de otros personajes mediáticos que sacan libro. ÉL era un buen escritor y guionista en Venezuela y aquí se hizo famoso haciendo de showman, lo que le ha dado tiempo y dinero para retomar la escritura, que es realmente su profesión.

MANUELA: felíz sant jordi guapa, y espero que al final de la jornada tengas una buena colección de rosas en tu mesa, jajaja mundo de hombres catalanes, jajaja Bueno, bromas aparte tienes razón en que hay muchos escritores tímidos, con una calidad indiscutible pero incapaces de resultar mediáticos y atrayentes frente a una cámara, y eso, hoy en día es un problema. Yo entro en el saco de entretenedores literarios, así que defiendo a capa y espada cualquier tipo de literatura. Lo de las obras que se pasean por editores hasta que un visionario se da cuenta de que pueden funcionar es bastante usual. En el cine y la TV ocurre lo mismo. La exitosa serie "Cuéntame" tuvo su guión paseándose entre productoras y TV durante 8 largos años hasta que consiguió ver la luz. El guión de El Orfanato estuvo circulando otro tanto hasta que mi querido J.A hizo la peli, en fin. No sólo hace falta tener talento y una buena obra bajo el brazo, también es imprescindible un poco de suerte o, como decía Cartier Bresson, a propósito de la instantánea: estar en el lugar y disparar en el momento adecuado.

Requetebesos

Jo Grass dijo...

XOBOLINA: nos hemos cruzado, jajaja Sí que he leido infinidad de historias diferentes sobre Saint George, jjaja Qué bueno que también tu abuela te iniciara en esta pasión de lectora. Por cierto, a propósito de lo que te comentaba en tu último post: mira el video de Sir Ken que he colgado en esta entrada, creo que te va a interesar, tarda 5 minutos en empezar a exponer el tema pero vale la pena que escuches a este hombre hasta el final, creo que te sentarán bien sus palabras. De hecho, lo colgué pensando en lo que te había dicho en tu post.
Besitos y Felíz sant Jordi para tí también,.

Sandra dijo...

Para mi donde se ponga un libro en papel, que se quiten las modernidades estas de los libros eléctronicos.

Fijate que a pesar una devora libros, este dia no es especial para mi, supongo que es en Cataluña donde se vive esto mas en profundidad.

Si que lo considero algo muy romántico que te regalen un libro hoy, si me regalan la rosa me llevaria un disgusto, jo!.

No se si es cierto eso que siempre dicen que se esta perdiendo el hábito de la lectura, puede ser, es un mundo poco " explotado" por decirlo de alguna manera. Pero gracias a Dios, creo que un somos muchos los que nos guntan los libros. Y creo, y espero, que nunca desapareceran, como se dice, se cuenta ys e rumorea.

Feliz finde guapa.

Juanjo dijo...

Me encantan las ferias de libros sobre todo las de segunda mano donde siempre salgo con un monton de bolsas llenas.
Para mi es un motivo de sana envidias la celebracion tan perticular que haceis en esta fecha en Cataluña.....lo de regalar un libro y una rosa me parece fantastico.
Desgraciadamente hay poca gente aficionada a la lectura pero afortunadamente esos pocos solemos ser bastante fieles.
El futuro? Supongo que el libro electronico acabara captando una cuota de mercado pero el libro de toda la vida no desaparecera.La razon es muy simple:los aficionados a la ultima tecnologia no suelen ser grandes lectores y los lectores obsesivos suelen amar sus libros de papel y carton
Un beso

DANYGIRL dijo...

En el cole de mi Mayor salen al patio a leer un libro, es algo que me emociona, ver a tantos niños leyendo en silencio, es realmente bonito!!

Pasa un buen fin de semana!

Jo Grass dijo...

SANDRA. yo adoro los libros de papel pero estoy convencida que seguiré leyendo en el formato que sea, aunque me tenga que conectar a un robot, jajaja No creo que la gente haya dejado de leer, es más, estoy convencida que el boom de la literatura juvenil está ganando un montón de lectores nuevos, y eso es , como dice el Sr. Nocivo, gracias a la posibilidad que tienen de enganchrase a través del boca a boca en las redes sociales y los blogs, y la posibilidad de conectar directamente con los autores, así que es en la red donde encuentran el estímulo para leer más.
besitos y buen finde

JUANJO: yo también soy fan de las librerías antiguas y los mercadillos de libros. Me encanta descubrir tesoros en estos sitios. La serigrafía y el grabado no murieron con la llegada de la imprenta pero sí se ubicaron en un contexto más artístico. Imagino que con el libro de papel ocurrirá lo mismo: las ediciones de libros-objeto-arte seguirán ahí pero, probablemente el pocket book, por ejemplo será remplazado por la edición digital.

Besos

DANYGIRL: qué bueno. Esta mañana he dejado a mi hija en el cole supernerviosa y emocionada: hoy daban el veredicto sobre el concurso de cuentos y poesía de su clase y ella figuraba entre los finalistas, además hace de Sant Jordi en la función tetral que nos ofrecen esta tarde. Me encanta que ellos lo celebren así. Lo de ver un montón de niños leyendo en silencio es una imagen que no tiene precio. Las fotos que he puesto de niños en este post son de la Feria del Libro infantil y juvenil que celebramos el pasado fin de semana. Me encanta ver cómo se sumergen en la lectura y se aíslan del entorno por un rato enganchados a la magia de la historia.
Besitos, buen fin de semana para tí también.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Lo de entretenernos lo consigues de sobra.... Y en cuanto a lo que dices... pues estoy plenamente de acuerdo. Es ridículo que haya quejas por el uso de las nuevas tecnologías, en lugar de aprovecharlas para una mayor difusión de la cultura.

Me encanta la tradición de Sant Jordi, pero te voy a confesar una cosa... Nunca me han regalado un libro en ese día ni he podido regalar una rosa... Como tú con tu libro (¡qué pena que no haya sido este año! Pero seguro que llega...), espero ese nuevo Sant Jordi...

Manuela dijo...

oye Juan, cómo que no has podido regalar una rosa? prueba este año, cualquier mujer estará encantada de recibirla... yo he tenido compañeros de trabajo que venían cargados de cuatro o cinco rosas para todas las chicas del departamento, es lo que tiene trabajar para italianos jajaja!

Xobolina dijo...

Jo Grass... ¿Sabes que eres una de las personas mas maravillosas que he conocido nunca? ¿Sabes lo bien que me ha echo sentir el video que me has recomendado? ¿Y sabes, ademas, que ahora mismo me faltan pañuelos para limpiarme las lágrimas?

Se que soy exagerada, pero... Muchas gracias. De verdad. Te has ganado una admiradora para toda la vida.

María dijo...

Feliz Sant Jordi y Día del Libro desde Madrid! Hoy es el primer Sant Jordi que recibo una rosa y un libro (es decir las dos cosas a la vez) y creo que merecería la pena hacerlo varias veces al año.
Besos!!

Sonix dijo...

No dudes que nos entretienes, y no sólo eso, sino que viendo como escribes, no tengo ninguna duda de que terminarás celebrando el Sant Jordi de ese otro modo que comentas.
A mí personalmente la tradición de Sant Jordi es de las que menos me ha costado "adoptar" al venirme a Cataluña... es precioso pasear estos días y ver a todo el mundo volcado con las rosas, y con los libros.
Muy buena entrada. Un saludito y buen finde!

Oliver dijo...

Yo de pequeño no cogía un libro ni a patadas. En el colegio me lo imponían y luego en casa no lo veía como una alternativa para mi propia distracción y goce. Deben cambiar la forma de enfocar la lectura en los alumnos. En cambio, andaba todo el día dibujando y mi abuela se enfermaba de verme dibujar porque decía que con eso no llegaría a nada. Mucha razón tuvo la mujer!!! Más me hubiese valido encariñarme antes con los libros... en fin, nunca es tarde. Muy bueno el post. Saluditos

La Queli dijo...

Pues si, supongo que como otras "modernidades electrónicas", el Ebook, se hará un sitio en nuestras casa y en nuestros hábitos, pero deseo de todo corazón que nunca hagan desaparecer a la lectura impresa, que nunca perdamos ese olor a libro nuevo, ese márcador de páginas que tanto nos gusta, ese marcar con bolígrafo aquello que nos ha gustado tanto, ese releer libros ya leídos.... claro que en contra tiene que los libros ocupan mucho sitio, sitio del que no disponen las nuevas casas, pequeñas como conejeras, y que llega un momento que, como yo, tienes bolsas llenas de libros, armarios llenos de libros... hasta debajo de la cama. Si, el poco espacio es una de las futuras causas de que el Ebook tenga éxito. Pero la vista se cansará más pronto, pues todos estos aparatejos, cansan los ojos... cosa que no hace el papel....

No sé, soy otra romántica... pero supongo que con el tiempo yo tambien me pasaré al progreso....

Y a ver si para el próximo San Jordi, ya podemos leerte, que ya va siendo hora...
Besucos.

LA YOLI dijo...

A mi tampoco me atraen nada los libros digitales. Me ocurre como a Vane, me encanta todo lo que tiene que ver con el mundo de la papelería y la escritura. Aunque supongo que algún día también caeré.

En cuanto a San Jordi, me gusta la idea, pero me gustaría más si a las chicas también se les regalase un libro

Jo Grass dijo...

JUAN: Ay, Juan, si algún día consigo tener libro en Sant Jordi, montaré un fiestón y te quiero de special guest, jajaja Y lo de la rosa vamos a arreglarlo, aunque llegue tarde, jajaja
besitos

MANUELA: espero que terminaras con una docena de rosas y unos cuantos libros. Yo no me puedo quejar, jaja Acabo de regresar de finde y creo que he alargado Sant Jordi hasta hace un rato, jaja
Requetebesos

XOBOLINA: no sabes cuánto me alegra que te gustara el video. Pnsé en tí todo el tiempo cuando lo volví a ver antes de colgarlo. Ya verás como consigues enderezar las cosas. Tus palabras me emocionan a mí también. Mil gracias y un abrazo inmenso.

Jo Grass dijo...

MARÍA: qué bueno que hayas recibido en Madrid una rosa y un libro. Aunque no lució un sol radiante como en años anteriores, las calles se abarrotaron de gente y la ciudad brilló por su entusiasmo. Se respiraban letras aromatizadas por todos los rincones. Me encanta esta fiesta.

SONIX: mil gracias por tus buenos deseos. Ojalá que algún día se cumplan mis sueños. A mí tampoco me costó nada adoptar esta fiesta!!
Espero que la disfrutaras como se merece.
besos

OLIVER: yo también me pasaba la vida dibujando de niña. pero también me fascinaban los libros. Nunca es tarde para descubrir la fascinación por la palabra escrita. Me alegra encontrarte por aquí.

Jo Grass dijo...

LA QUELI: pues tienes razón. Yo también creo que nos acostumbraremos a todo, y seguro que con el asunto del espacio lo vamos a notar, no solo con los libros; también los discos, las pelis...todo ocupa demasiado espacio. Llegará un momento que el soporte físico desaparecerá. A los discos no le queda nada, y todavía quedan nostálgicos con vinilos...Yo hace mucho que solo compro música en ITunes.

Ojalá consiga tener mi sAnt Jordi, con libro y todo para firmarte uno. Hace mucho que te prometí un ejemplar, jajaja Todo llegará. Tengo que hacer un mantra con esto, jajaja Visualizarme, como dice my sister.
Requetebesos. me encanta tenerte de vuelta en mi cocina. Mua

LA YOLI: a mí también me encanta y estoy convencida de que el libro impreso tendrá su espacio en nuestras vidas.
Ahora todo el mundo se regala rosas y libros. Parece que lo de chica regala libro y chico rosa caducó hace mucho. Es una fiesta fantástica, especialmente para la gente que ama los libros.
Besitos

Leo Mercado dijo...

He asistido, por profesión, a toda suma de manifestaciones populares o no, y he observado metamorfosis tanto a corto, como a largo plazo.
Muchas veces me pregunto por el destino de ciertas circunstancias que parecieran, a grandes rasgos, inmutables, pero que son en realidad, para el ojo perspicaz, siempre cambiantes.
Siempre llego a tu blog, Jo, de una forma, y me voy, siempre, de otra.
Sospecho que eso tiene sus méritos; tuyos, claro.
Besotes.
Leo.

Adriana dijo...

Si hacemos caso a las estadísticas, en nuestro país no lee casi nadie, menos mal que nos queda el dia de Sant Jordi, para al menos, fomentar, en la medida en que se pueda, la lectura sobretodo en los más jovenes. Con respecto al ebook no se si me adaptaré o no, pero cada día me resulta más familiar verlos en el metro o en el tren, supongo que es el futuro, renovarse o morir, pero espero que está adapatación sea lo más lenta posible. Besos, una semana más tu receta inolvidable¡¡

Doña María dijo...

Jo,
qué entrada más interesante. Por desgracia, a mí todo esto me pilla un poco lejos porque yo pertenezco a la generación, no de los libros impresos, sino de los juglares, trovadores y cuentacuentos.
Ánimo con esa novela, estoy segura de que tu momento llegará más tarde o más temprano, y gracias por seguir entreteniéndonos a través de tu blog.
Un abrazo

SK dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo en lo de los autores jóvenes. (no me ha funcioado el enlace:-()Trabajo en publicidad y cada día hay que adaptarse a nuevos medios, formatos y mensajes.
No creo que exista un componente romántico que debamos proteger en el modo de promocionar, más bien al contrario. Debemos buscar la forma más atractiva de presentar una obra. No deja de ser un producto que hay que vender.
Los que no se suban a al carro, se quedarán fuera.
Besos

acoolgirl dijo...

A mi me encantaría que Sant Jordi se celebrara por estas tierras también... aquí sí sabemos que es el día del libro... pero no es lo mismo.

Me parece una celebración preciosa y, de corazón, que espero que no se pierda con lo del libro electrónico... no hay nada más mágico que pasar las páginas y oler a libro nuevo.

Un besitooo

Amber lake dijo...

No puedo estar más de acuerdo con lo que dices, Jo.
Libros en papel, e-book, audilibros,… todo es válido siempre que permita al lector enriquecerse con esa maravillosa fuente de cultura que es la literatura.
Yo tampoco entiendo las críticas de escritores, muchos de ellos “ consagrados” hacia la utilización de internet , con sus facebook, youtube, blogs y páginas temáticas, la mayoría de ellas administradas por aficionados que ponen todo su empeño en hacer un trabajo digno, ya que éste es el único medio con el que cuentan los autores noveles, o los que publicamos en pequeñas editoriales, para promocionar nuestras obras, al no disponer de grandes editoriales que pongan todos sus medios a nuestro alcance o prodigiosos agentes que faciliten esos medios. Me parece una falta de solidaridad y de respeto enormes hacia un trabajo tan arduo y que nos quita tanto tiempo para escribir.
Te deseo de todo corazón que puedas disfrutar de tu San Jordi como autora, Jo; y que sea bien pronto.

Jo Grass dijo...

LEO MERCADO: me encanta eso de que llegues de una forma y te vayas de otra. Me parece un piropo muy grande.
Besos

ADRIANA: seguro que nos vamos a acostumbrar. De momento sólo me llama la atención el Ipad. Si el libro electrónico fuera interactivo y pudiera incluir música e imagen me parecería ¡lo más!

DOÑA MARÍA: lo de pertenecer a la generación de los juglares y poder contarlo me parece una maravillosa hazaña. Ojalá que me pueda leer algún día en formato largo.
Un abrazo

Jo Grass dijo...

SK: que pena que no hayas podido ver el enlace porque es muy ilustrativo y tiene su gracia. Yo estoy en ello. Me parece fundamental utilizar todos los medios a nuestro alcance para promocionarnos, conectar con el lector y hacerlo partícipe de la aventura. Quizás es por mi propia deformación profesional pero tambien tengo claro que si utilizas otros medios, como el audiovisual debes hacerlo con propiedad, utilizando el lenguaje audiovisual. Yo siempre les decía a mis alumnos en el plató que una cosa es iluminar y otra bien distinta poner luz. Pues eso mismo aplicado a la realización y el contenido de los videos en los que se presenta una novela o un autor.

A COOL GIRL: yo creo que ya se está exportando a otros lugares esta celebración. A mí también me gusta el olor de la tinta cuando abro un libro nuevo.

AMBER LAKE: yo creo que si la "vieja guardia" de los escritores se permite criticar estas cosas no es más que por desconocimiento, temor a lo nuevo...qué se yo. Siempre ocurren estas cosas pero, está claro que nosotras debemos aprovechar todos los recursos a nuestro alcance, y como señalas, si no tienes a una gran editorial detrás invirtiendo en promoción todavía más. Manuela decía que el megabestseller de Zafón deba vueltas hasta que la Sra de Lara se empeñó en que era bueno, pero soltaron una artillería de superproducción para lanzarlo. Esto ocurre tantas veces y no todas acaban como Zafón o Falcones así que otros canales debemos seguir.
Mucho éxito para tí también con "El escolta". Espero impaciente que me lo traigan.
Besitos

Juan Carlos dijo...

al fin y al cabo es otro dia comercial mas lo que con un fin mucho mejor que el de san valentin, el dia del padre o de la madre.. al menos es el dia del libro y eso la cultura lo agradece, no es mero consumismo porque si..

en Almoradi tenemos muchas sorpresas!! esta celebracion creo q lleva unos 5 años.. y surgió asi de espontanea xD

ElTiempoPerdido dijo...

Bonita, sigo sin acostumbrarme a tener que visitar tu blog por voluntad propia y me quedo siempre esperando a ver tus actualizaciones en la página inicial... en fin, que eso, que ya estoy aquí.

Excelente, me ha encantado. De hecho, me encanta Ken Robinson, suele aparecer mucho en Thinking Heads conjunto a otros muchos que tienen mucho que decir y lo dicen bien. Coincido contigo en tus opiniones y estoy absolutamente de acuerdo con que efectivamente muchos autores con talento se están quedando sin promoción por imperar más en el país la desculturización que la culturización.

Esto es un problema entre comillas, pues ningún problema ha estado más en nuestra mano nunca, en la mano del pueblo. Es el pueblo el consumidor de cultura y son los que lo integran la fuerza máxima sobre la oferta de este tipo de libros... Debemos reducir progresivamente la demanda para convencer a las editoriales que no queremos este tipo de libros sino otros. Esto es extrapolable como bien dices a muchos otros ámbitos culturales, no sólamente círculos literarios.

Me alegra verte dándolo todo Jo, es un placer, como siempre, acercarme a tí.

Un fuerte abrazo,
con cariño,
Dani.

Lola dijo...

Me encantan los libros Jo. Ahora me ha dado por "hurgar" en libros antiguos vendidos por internet y cuando veo uno que no sea muy caro me lo compro. Así llevo ya tres o cuatro, y... sabes por que? Porque tenerlos en los estantes de mi dormitorio, con ese olor tan peculiar a papel antiguo me apasiona. Nunca los cambiaré por un libro electrónico.
Cada dia te mejoras en lo que escribes y como lo escribes. No entiendo que no tengas a los editores corriendo detrás de ti, pero ya llegará. Te quiero Lola

Jo Grass dijo...

JUAN CARLOS: en realidad, en Cataluña es como si fuera el día de San Valentín pero, por lo menos, el asunto comercial es mucho más interesante porque inviertes en cultura.

EL TIEMPO PERDIDO: Dani, semana sí semana no se estropea el asunto de mis actualizaciones pero salvo que esté de viaje ya sabes que publico los jueves.
Me encanta Ken Robinson, su discurso siempre me ha parecido muy lúcido y, ahí tienes un ejemplo del sentido del espectáculo al que me refería en este post.
Yo sigo pensando que hay lectores para todo, y escritores también, y que lo verdaderamente importante es que sepamos transmitir a las nuevas generaciones el placer de leer, porque es el mejor mecanismo para desarrollar la imaginación.
Besitos

LOLA: a mi también me encanta el olor a libro viejo y nuevo, pero he de reconocer que mi familia se ocupó de transmitirme el amor a la cultura en general. Ojalá tengas razón y algún día encuentre mi sitio en el mundo literario. Mil besos. Yo también te quiero cibermami.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Fantástico Mari Jo, desde luego, Sant Jordi es una buena excusa para comprar menos y reflexionar más, yo cada añome agobio más con el rollo paradas, y me gustaría que se enfocara más ese día a otros actos relacionjados con la lectura, que no sea el simple hecho de lanzarse a a masa de gente y comprar.
Yo también adoro lo que hacen los niños en Sant Jordi, siempre recordaé un premio que ganó mi hermano en el cole, era al mejor dibujo de Sant Jordi, luego yo me pasé años tratando de copiarle...
El video de Sir Ken Robinson es espectacular, ¡este hombre es un crack!

¡Besos!
Marc.

Jo Grass dijo...

ROCK´ROLL OUTLAW: hola Marc, tienes razón en que deberían ser también importantes otras actividades alrededor de la literatura pero, el caso es que este año se han hecho muchas más; es el día de hacer negocio con el libro; un 7 u 8 % de la facturación anual no es moco de pavo. Qué bien que hayas disfrutado con el video de Sir K Robinson: qué discurso tan elocuente y revelador.
Besos

LadySuchard dijo...

No conocía la fiesta de Sant Jordi ojalá pueda estar ahí algún día.
El día del libro salí de casa como otro cualquiera ni siquiera recordaba que era el día del libro y me lleve una grata sorpresa al bajar a la plaza de abajo de mi casa y ver un montón de carpas con escritores y gente vendiendo sus libros, me pase horas curioseando ojalá fuera así todos los días del año. En cuanto a lo del libro electrónico no creo que me haga muy fan de esta manera de leer me encanta sentir el peso del libro cuando leo, el color amarillento que se le pone a las páginas con el paso del tiempo y poder conservarlos en una estantería como recuerdo de tantas aventuras.

Adriana dijo...

Adoro el dia de Sant Jordi, contiuo sense saber perquè no és festiu aquest dia, encara que dóna una mica el mateix, perquè tothom "s'escaqueixa" de la feina per fer un tomb per la Rambla i gaudir de la diada.
Sóc usuària habitual del llibre electrònic, i em satisfà enormement , és còmode, lleuger i amb més de mil llibres en la memòria. Estic d'acord amb els romàntics, que l'olor, llegir repetidament la contraportada, el punt de llibre, etc. són costums bonics que no es poden perdre, suposo o potser desitjo que conviuran junts, pels segles dels segles. Petons maca des de la costa brava.

el arte de sentir dijo...

Yo no soy de Sant Jordi como el dia del libro, si no como más un día de leyenda, romántico, etc...
Me gusta ver la calle repleta de libros y que la gente compre sea como sea pues da de comer a la Literatura que comemos a su vez gente como tu y yo; esa gente que entra en una libreria de esas que hay escondidas y siente placer con solo vislumbrarla, oler el olor a libro, tener una conversación interesante con el librero. Y en cuanto a lo del libro digital, etc... creo que a mi siempre me tirará el libro escrito