6 de agosto de 2009

PREMIO RAREZAS

Foto: Marijo Grass


PREMIO RAREZAS

¿Qué haces?

Escribo algunas de mis rarezas

¿Rarezas? Sería más rápido si empezaras por la normalidad.

¿A qué te refieres exactamente?

Ay, cari, pues a todo en general; a la comida por ejemplo. A ti te gusta hacer cosas raras en la cocina, pero bueno, tú sabes que yo tengo buen saque… Es que le metes especias y haces mezclas con el sabor y los colores, y lo adornas como si fuera una fiesta…no sé: rarito, cari; pero no te preocupes que está bueno.

Pues si está bueno voy a seguir con ello, porque gracias a las rarezas culinarias me han dado un premio.

¡No fastidies!

Como lo oyes…

¿En serio?

Pues sí, se lo han dado a mi cocina literaria.



Foto: Marijo Grass

¿Quieres decir que vas a codearte en los saraos con el Ferrán Adriá y la Ruscalleda?

Me temo que no, aunque arroces se me ocurren unos cuantos…

Chica, eso es porque vienes del reino de la paella.

Pues el premio es un GIRASOL, con carita y todo; y gorra de marinero o algo así.

Qué monada y, ¿qué vas a hacer con él?

¿Con quién?

Con el girasol, ¡con quién va a ser!

Pues no sé, bautizarlo. No me gustan las mascotas sin nombre.

Pero, ¡¡¡si es un GIRASOL!!!

Pero tiene carita, así que necesita un nombre.

No me extraña que te hayan dado ese premio.

¿Y eso?

¿ A quién se le ocurre bautizar a un girasol con gorra?

A mí. Yo lo bautizo todo.

¿Ves como eres rarita?

Por eso LEYRE me ha dado un premio en su blog.

¿Qué blog?

El de Leyre: “Las pequeñas cosas cambian el mundo”.

Debe ser rarita también.

Me recuerda a mí cuando tenía su edad.

¿Te das cuenta?

¿De qué?

Dios los cría y ellos se juntan.

¿Quién?

Las raritas como vosotras.

Puede ser…




Foto: Marijo Grass

Pues, ala, no te cortes y continúa con lo tuyo.

Tengo que escribir siete cosas…

¿Qué cosas?

Siete rarezas mías.

Como, ¿ hacer el pino después de pasar una jornada maratoniana en el plató?

Eso es para que me baje la sangre a la cabeza.

¿Poner limón a la sopa de fideos?

Una costumbre de mi tierra.

¿Tener regalos escondidos en casa por si se presenta una ocasión inesperada y especial?

Nunca sabes cuando vendrá el ratoncito Pérez

¿Llevar en el bolso una linterna?

Me la regaló un director de fotografía y la uso para trabajar.

Me refiero a la que llevas junto al lápiz de labios.

A lo mejor estoy en el campo y necesito leer un capítulo de la novela que llevo en el bolso, y no hay luz y, además: he leído con una linterna bajo la sábana desde que era una niña, después de que mi madre, agotada, exclamara: “ A dormir”. Y yo no podía dormir sin saber qué pasaba con las mellizas O´Sullivan de Enid Blyton o el club del pino solitario de Malcom Saville.

No sé cómo puedes leer con una linterna…

Pues tiene su MAGIA…También me sirve para anotar las cosas que se me ocurren en una libreta.

¿Qué tipo de libreta?

Las que utilizo para escribir. Me gustan las de MUJi, que son blancas y tienen una fundita transparente en la tapa donde guardo recortes de prensa curiosos que me inspiran una historia.

Y, ¿No te sirven las de cuadritos de toda la vida?

No, me gustan blancas, bueno, en realidad son de color hueso; los dibujos quedan mejor; y escribir con rotuladores de punta fina de color lila o aguamarina. Me encanta el olor de la tinta, sobre todo el de los libros nuevos…

Si tú, de rarezas, tienes a capazos, y en el repaso que hemos hecho ya puedes contar más de siete.




Foto: Marijo Grass

1- Si entro en la cocina y no invento algo, reviento.

2- Me encanta bautizarlo todo, no solo las mascotas.

3- Hacer el pino al final de una jornada de pie me devuelve las ideas a la cabeza.

4- Me gusta poner limón a la sopa. En su defecto puedo utilizar soja.

5- Tener regalos o sorpresas escondidas me permiten improvisar un NO cumpleaños, como en la casa del sombrerero loco de Lewis Carroll.

6- Siempre me han fascinado las linternas; ralentizan el descubrimiento de las cosas y eso les concede una dosis extra de emoción.

7- Las libretas que funcionan como un lienzo en miniatura me permiten abocetar la fantasía, y el aroma de la tinta me invita a leer y escribir historias que me entretienen la vida.



Foto: Marijo Grass

Bueno, ahora sólo me queda pasar el testigo a siete blogs:


Noemí. Boquitas pintadas. http://boquitaspintadasnp.blogspot.com

Juan. La sala de cine. http://lasaladecine.blogspot.com

Simone. Ni Prada ni Manhattan. http://nipradanimanhattan.blogspot.com

El blog de Lady Marian. http://blogdeladymarian.blogspot.com

El blog de Welzen. http://welzen.wordpress.com

Ipod girl. As I Am. http://ipodgirl.wordpress.com

El espacio de Claire. http://elespaciodeclaire.blogspot.com





Foto: Marijo Grass

¡Ala!, aquí os dejo girasoles para todo el mundo. Ya podéis recopilar vuestras propias rarezas, que después de nombrar siete no he hecho más que empezar.

Mil gracias a Leirehttp://leyreworld.blogspot.com por el premio, y a todos los comensales de esta cocina por alimentar el fuego de la imaginación.

13 comentarios:

Claire dijo...

Muchas gracias por el premio..lo de hacer el pino sí que es raro, raro, raro ja,ja,ja... yo ni siquiera se hacerlo. Mira, ya estoy buscandome rarezas para poder contarlas, jeje, gracias otra vez.Besos.

Juan Rodríguez Millán dijo...

¡Vaya sorpresa que me has dado con el premio! Muchas gracias, claro... Lo que no sé es si voy a poder estar a la altura, porque mis rarezas, no sé, ¿son tan raras...? Lo voy a pensar, a ver qué saco... Y feliz NO cumpleaños, claro...

LadyMarian dijo...

Hola Jo!!

MUCHÍIIISIMAS GRACIAS!! Voy a tener que ponerme a pensar en rarezas... Me parece que no van a ser tan interesantes como las tuyas ;)

Muchas gracias! Me llevo el premio y dos girasoles.

Besos

Simone B. dijo...

Muchísimas gracias Jo, me ha hecho mucha ilusión que decidieras premiarme, de verdad, no hace mucho que nos hemos descubierto y es una alegria un premio por tu parte.

Lo de hacer el pino y el limón de la sopa me ha dejado alucinada, y me ha encantado lo de los regalos escondidos para un NO cumpleaños porque yo tengo NO cumpleaños jajaja...gracias a un trauma de infancia que no viene a cuento jeje.

Gracias y enhorabuena por tu premio ;)

Welzen dijo...

Muchas gracias por mi primer premio. Me ha encantado el relato de tus rarezas, ahora toca hacer recuento de las mías.

Leyre dijo...

jaja que originaaaal la entrada, me ha encantado.
Soy rarita jaja!!
Besiiiiitos
AHHH, limón a los fideos...uh no lo había escuchado en la vida ja,ja.

Adriana dijo...

Después de semanas leyéndote, ya me he dado cuenta de que un poco "pallá" si que estás, pero si esas rarezas te resultan inspiradoras pues "palante", que a mí me dibujan una sonrisa cada vez que te leo. Con respecto a las mías, si empiezo no acabo, tan sólo te cuento una: Tengo que saludar a mi coche cada vez que lo uso, con un simple: "Buenos días, cariño" me vale (para que se sienta querido y no me deje tirada), ahora pensando no se si es una rareza o una locura, pero que más da¡¡ Ah¡¡ que no se me olvide, Felicidades por tu girasol¡¡

Noemí Pastor dijo...

Gracias mil por el premio. Me lo guardo para septiembre. Voy a dedicar lo que queda de mes de agosto a descubrir siete rarezas en mí. Me costará, porque soy ejemplo de vulgaridad. Besos, prima.

Sherlock Tegularius dijo...

Coincido contigo en en la 3 aunque yo además le echo lechuga si hay ensalada; y por supuesto en la 6 por el gran chorro de intimidad que te proporciona a esas horas de la noche y porque parece que así focalizas mejor el paso de la lectura por tu cerebro. Respecto a la siete tengo algo parecido:m escribo mis notas en cualquier papel, últimamente utilizo las partes blancas de las notificaciones del banco. Otra rareza mía es que conservo todos los resguardos en papel que circulan cada día por mi vida, desde los tickets del hiper a los billetes de avión: mi intención es reconstruir en base a esos documentos mi vida real durante unos dias, meses o años; ya lo hice una vez y lo tengo guardado en una agenda con tapas negras. Otra: una vez me dediqué a escribir durante un dia cualquiera todo lo que veía y pasaba por mi cabeza, desde las 8 de la mañana a las 12 de la noche: acabé literalmente exhausto (fue el día -recuerdo- en el que Trillo, entonces presidente del Congreso, dijo aquello de "¡Manda huevos!") pues sí, ¡manda huevos!, con esas rarezas, que como ves, se relacionan casi todas con la escritura pero también con la gastronomía como esta otra: un bocadillo de jamón soy incapaz de pegarle bocados por los dos lados del pan, la parte de arriba la voy dejando completa y la de abajo la voy sacando poco a poco y ahí es donde muerdo, hasta que lo acabo todo mientras la parte de arriba queda impoluta, incólume, incorrupta, como Camps (ahora, por fortuna, que creo que ya he crecido sólo pido sandwiches o bocadillos con sólo una parte de pan. Y te podría seguir contando y contando hasta el cuento de nunca acabar. Se me olvidaba: yo también tengo una versión muy personal del no cumpleaños de Alicia: como me gusta mucho el cava, cada dos por tres, celebro ese día por cualquier chorrada positiva que me haya pasado pero lo celebro solo: ¡no veas lo bien que me lo paso! y normalmente acabo brindando con mi otro yo, también esta vez!, en forma de escritura. Otra, esta monetaria: el otro día me encontré en un libro un billete también impoluto, incólume, incorrupto, como Camps, dentro de un libro pues hubo una época que me dio por esconder todo tipo de billetes dentro de los libros y como tengo más de uno pues a lo mejor tengo una fortuna, pero eso sí, en pesetas y no pienso cambiarlo: a lo mejor valdrá más como colección que su valor real. Enfín, eso, que gracias a tí saco a relucir esas intimidades vulgares y cotidianas que son las que nos hacen seres únicos e intrasferibles e incluso atractivos y curiosos, odiosos o insoportables para los demás. Créeme que gracias a ese repaso por tu autobiografía, a esa terapia psicoanalítica amable que viertes con tus dedos y debido al grado de empatía que tenemos, me ayudas también a psicoanalizarme y sobre todo a salir de esa postración contemplativa, musarañera, en la que suelo caer todos los días mientras fumo mi pipa en sepulcral silencio mientras el bueno de Watson, el ser más anodino y de menos rarezas que conozco, lee su tabloide Herald haciendo el pino como tú, con la diferencia de que a éste, por mucho que le baje la sangre a la cabeza, jamás discurrirá mejor.
Ah! y congratulations por el premio: ¿no te has fijado que el girasol es como una paella?

acoolgirl dijo...

Felicidades por el premio guapa!!

Por aquí también le ponemos limón a la sopa de fideos (al menos en mi casa), debe ser que estamos cerquita :D

Un besoteee

Leinad23 dijo...

jajaja, muchísimas felicidades a tí y a los premiados.
Un beso

acoolgirl dijo...

Yo te dejé un comentario ayer!!

¿Por qué no sale?? Buaaa!!!

Anónimo dijo...

very nice post - simple but very informative

buy backlinks